PASTAS DE TÉ

PASTAS DE TÉ
5 (3)

PASTAS DE TÉ

Estas pastas de té o galletas Danesas son ideales para preparar en cualquier merienda o para sorprender con un bonito regalo. Recordaba las típicas galletas que compraba mi madre y que venían en una caja azul y siempre he querido hacerlas, pero por una cosa o por otra nunca me he puesto a ello, hasta hoy.

Los ingredientes son muy comunes, solo tendrás que tener en cuenta que la mantequilla ha de estar blanda, así que dejándola fuera de la nevera unas horas será suficiente.

También necesita un tiempo de enfriado, para que al hornearlas mantengan su forma, tenlo en cuenta, incluso puedes hacerlas el día anterior y dejarlas toda la noche en la nevera.

La decoración ya es cosa tuya, solo has de tener un mínimo de habilidad con la manga pastelera con una boquilla rizada y hacer los dibujos que más te gusten.

Su elaboración es muy parecida a las galletas de mantequilla que ya hemos preparado anteriormente.

ingredientes para las galletas:

  • 200 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar glas
  • 1 huevo campero
  • 180 g de harina floja
  • 150 g de maicena
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta

ingredientes para decorar:

  • Chocolate negro fundido
  • Mermelada de fresa y melocotón
  • Coco rallado

elaboración:

Para empezar pon la mantequilla junto con el azúcar glas y bate hasta que quede totalmente integrado y una masa blanquecina.

Añade el huevo y la vainilla, verás como se vuelve mucho más húmeda, incluso parece que se corte, pero no te preocupes que se arregla con la harina.

Tamiza la maicena y la harina.

Mezcla todos los ingredientes hasta que queden totalmente integradas.

Pon la mezcla en una manga pastelera con una boquilla rizada, puedes dividir la masa en dos o tres mangas con diferentes boquillas para diferentes dibujos.

En una bandeja de horno, pon papel sulfurizado y empieza a dibujar las galletas, puedes hacer flores, palitos, herraduras…

Guarda en la nevera 1 hora y después hornea a 180ºC durante 10-15 minutos o hasta que veas que los bordes de las galletas están dorados.

Retira del horno y deja enfriar completamente sobre una rejilla.

Decora con las mermeladas, el chocolate fundido o el coco rallado, ayúdate de una manga pastelera para hacer las decoraciones o con una cuchara muy pequeña.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Published by

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.