MAGDALENAS DE MANZANA CON SÉSAMO Y AMAPOLA

MAGDALENAS DE MANZANA CON SÉSAMO Y AMAPOLA

MAGDALENAS DE MANZANA CON SÉSAMO Y AMAPOLA

Estas magdalenas de manzana con sésamo y amapola me tienen robado el corazón y es que desde que las hice la primera vez no hay semana que no las prepare. La idea original salió de otras magdalenas que preparé con manzana y crema pastelera pero esta vez no tenía tanto tiempo para hacer la crema pastelera y pensé en darles ese toque de sésamo y amapola en el exterior y darle jugosidad con la manzana en su interior.

Ya os he avisado en otras ocasiones que es importante que la masa esté fría y el horno muy caliente para conseguir que las magdalenas hagan algo de copete. Tener en cuenta que al tener el relleno de manzana que hace que la masa pese más le cuesta un poquito, así que toda ayuda será buena para conseguir unas magdalenas perfectas.

ingredientes:

  • 3 huevos tamaño L
  • 180 gr de azúcar blanco
  • 70 ml de nata
  • 190 ml de aceite de oliva suave
  • 260 gr de harina de repostería
  • 10 gr de levadura seca
  • 1 cucharadita de canela
  • una pizca de sal
  • 2 manzanas rojas
  • Sésamo
  • Semillas de amapola

elaboración:

Para empezar bate los huevos con el azúcar hasta que los huevos blanqueen, eso quiere decir que crezcan y se vuelvan de color más claro.

A continuación añade la nata sin parar de batir el robot, una vez integrada la nata, añade el aceite y bate también hasta que quede integrado.

Tamiza la harina, la levadura seca y la canela. Añade estos ingredientes a la mezcla del huevo con movimientos envolventes y por tandas, así evitarás que la masa se baje.

Pela las manzanas y rállalas, añádelas a la masa anterior.

Pon la masa en un par de mangas pasteleras y déjala reposar en la nevera, yo lo hago toda la noche pero con dos horas tienes suficiente.

Precalienta el horno a 230º.  Llena las cápsulas de las magdalenas hasta tres tercios de éstas y finalmente decora con las semillas de sésamo y amapola.

Introduce en el horno, las has de poner a la altura de la mitad hacia abajo (así evitarás que se te quemen por arriba y no te crezcan), baja el horno a 210º y hornea durante 15 minutos, si ves que tu horno es más potente y se te doran en exceso por arriba, puedes cubrir con papel de plata.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *