VIAJE A THAILANDIA

VIAJE A THAILANDIA

VIAJE A THAILANDIA

Viaje a Thailandia es un paseo por este bello país, donde recorreremos diferentes ciudades, su historia, gastronomía y sitios a visitar.

Thailandia es uno de los diez países más visitados del mundo y es el mejor país para tener tu primer contacto con el mundo asiático.

recomendaciones para tu viaje a thailandia:

  • Clima:

Los mejores meses para viajar sin lluvias son de noviembre a enero, sobretodo si vas a Bangkok o Chiang Mai. Los meses más calurosos son de marzo a mayo y los meses de lluvias son de mayo a octubre. Tenlo en cuenta a la hora de organizar tu viaje a Thailandia.

  • Vacunas:

Es mejor que te informes en tu centro de Salud, te derivarán a tu centro de vacunación internacional más cercano a tu domicilio. Las vacunas se han de pagar y te pondrán la Hepatitis A y la Hepatitis B, el tétanos, la fiebre amarilla no te la ponen si no vas a visitar zonas rurales y mi consejo es que además te pongas la vacuna de la rabia, luego te explico el porqué, ya que nosotros no nos la pusimos y tuvimos un percance con un animal, así que mejor asegurarte.

  • Botiquín:

Recuerda que para tu viaje a Thailandia te has de llevar gasas, esparadrapos, tiritas, povidona iodada, paracetamol y loperamida por si tienes descomposición leve, suero oral, loratadina como antihistamínico, algún antibiótico, repetente de mosquito con DEET, crema de protección solar, lactulosa por si tienes estreñimiento y tus medicamentos habituales.

  • Ingesta de alimentos:

Evitar comer frutas sin pelar, verduras crudas, carne o pescado poco cocidos, marisco, leche o derivados sin hervir, helados. Beber siempre agua envasada y tomar cubitos de hielo, aunque yo bebí refrescos con cubitos y no me sentaron mal.

  • Dinero: 

Para el viaje a Thailandia lo mejor es hacer uso de las casas de cambio en el país, evita cambiar en los aeropuertos, que el cambio es peor y siempre compara los precios porque suelen variar de un sitio a otro. Deberás llevar el pasaporte para poder hacer el cambio, aunque a veces con una fotocopia basta.

  • Idioma: 

Puedes hablar en inglés con ellos, alguna vez puede que te cueste entenderlos o ellos a ti, pero finalmente con una sonrisa se arregla todo. Aprende a decir unas palabras básicas como MAI PHET que es sin picante, ya que el nivel de tolerancia al picante que tienen no es el mismo que el tuyo y puedes dejarte el paladar en uno de sus platos. También has de aprender a decir KOP-KHUN-KHA (gracias, si eres chica), KOP-KHUN-KAP (gracias, si eres chico), SAWADI KAA (hola, si eres chica), SAWADI KAP (hola, si eres chico).

  • Regateo: 

Forma parte de su cultura, se ha de regatear siempre pero sin llegar al ridículo si no quieres oír una frase despectiva por parte del vendedor. Y eso sí, si al vendedor le parece que tu precio le ha ofendido, te aseguro que has perdido la compra, son bastante tozudos en ese sentido.

  • Seguro de viaje: 

No se me ocurre ir de viaje a Thailandia ni a un país extranjero sin el seguro correspondiente, pero sé que hay gente que para abaratar el precio del viaje, prefieren descartarlo. Yo no te lo recomiendo, piensa que los hospitales son privados y caros, precisamente nosotros tuvimos que hacer uso del seguro por un contratiempo en nuestro viaje.

  • Ropa:

Para tu viaje a Thailandia intenta llevar ropa cómoda, que no pese demasiado y que puedas cambiarte dos veces al día. Mejor usar ropa blanca o con colores claros para que no atraiga a los mosquitos. El calzado también es súper importante, lleva bambas, chanclas cómodas porque vas a caminar bastante. Para entrar a los templos las mujeres se han de cubrir las piernas y los hombros, tenlo en cuenta a la hora de vestirte por las mañanas. Si se te olvidase llevarlo, en la entrada de los templos suelen dejarte ropa para que te la pongas, pero claro pasa por muchas manos, mejor lleva tu propia ropa.

  • visados:

Para el viaje a Thailandia necesitas tener un pasaporte con mínimo 6 de meses de validez. Con pasaporte español puedes estar 30 días en el país, pero puedes ampliarlo en la embajada española de Thailandia.

  • internet:

La red de internet funciona bastante bien y además tienes wifi gratuita en muchos establecimientos. Si quieres puedes comprar una tarjeta SIM, para ello recuerda llevar el pasaporte.

  • electricidad:

La electricidad en Thailandia es la misma que la de España, así que no vas a tener problema para poder cargar tus aparatos eléctricos.

en ruta:

Y después de tantas recomendaciones vamos a ponernos ya en marcha por nuestro viaje a Thailandia ya que hay mucho por explicar, ¿viajas conmigo?

bangkok:

Bangkok es la capital política, económica, cultural, gastronómica y espiritual del país. La ciudad de los ángeles como ellos la llaman es única y es un buen punto para empezar tu viaje a Thailandia. Si quieres saber todo sobre esta ciudad has de leerte mi viaje a Bangkok, allí encontrarás toda la información que necesitas para visitar esta ciudad.

río kwai:

Dejamos atrás el caos de Bangkok para dirigirnos a la provincia de Kanchanaburi, a 130km al oeste, conocida entre otros lugares por el famoso puente sobre el río Kwai y por ser éste, escenario de algunos acontecimientos vividos durante el periodo de la Segunda Guerra Mundial.

Puedes llegar de varias maneras: en tren, con salida de dos trenes diarios que cubren la ruta completa desde Bangkok hasta Nam Tok, parando en las dos estaciones de Kanchanaburi. O en autobús, tardarás de 2 a 3 horas en llegar. También puedes ir en minibús que puedes coger en  Victory Monument (Bangkok), más rápidas que en bus pero tendrás que esperar a que se llenen para salir.

un poco de historia sobre el puente kwai:

El «Puente 277» es conocido por el libro de Pierre Boulle «El Puente sobre el río Kwai» pero sobretodo por la película ganadora de 7 Oscar. El escritor había sido un ingeniero del ejército francés capturado en Singapur durante la II Guerra Mundial. Su experiencia de 2 años de trabajos forzosos y los testimonios de oficiales franceses a los que conoció sirvieron como base para su novela, aunque los personajes y el argumento principal son ficticios. En realidad existieron dos puentes en la zona: uno de madera y otro de acero, pero los dos fueron destruidos en bombardeos durante la guerra. Al poco tiempo reconstruyeron el punte de metal, pero el de madera se perdió.

El Puente sobre el Río Kwai, reconstruido en la década de los años 50, está situado en la ciudad de Kanchanaburi, a unos a 3km del centro.

qué hacer en Kanchanaburi:

Una vez en el puente puedes coger una barca y hacer un agradable recorrido por el Rio Kwai. También puedes ir a visitar el museo y el cementerio de la guerra dónde se encuentran los prisioneros que perdieron la vida durante la construcción del puente.

El Ferrocarril de la Muerte, una triste historia:

Japón invadió Myanmar (Birmania) en 1942. Para poder abastecer a su ejército por tierra decidieron construir el Ferrocarril de Birmania, conocido como el Ferrocarril de la Muerte. Para su construcción entre Bangkok y Thanbyazuyat (unos 435 kms) se emplearon 330.000 obreros, que en poco más de un año consiguieron finalizarlo. La gran mayoría de aquellos obreros eran civiles asiáticos (250.000) y prisioneros aliados (61.000) forzados a trabajar en penosas condiciones. Se calcula que unos 90.000 fallecieron víctimas del esfuerzo, el hambre, los castigos o diversas enfermedades.

¿nos subimos al tren?

El recorrido completo del Tren de la Muerte sale desde Bangkok (estación Thon Buri), hasta Nam Tok. Desde Kanchanaburi ciudad, puedes subir al tren y bajarte en la parada Tham Krasae Bridge Railway Station, donde se baja la mayoría de gente y que tiene una duración de 1 hora y 45 minutos. Pero también puedes seguir hasta Nam Tok, a donde se tarda 2 horas en llegar. Siéntate en el lado izquierdo cuando vayas dirección Nam Tok. El recorrido del tren siempre va al lado del río Kwai, por lo que podrás disfrutar de las vistas del río, de las zonas más verdes, campos de arroz y de unos barrancos de vértigo. Si te sientas a la derecha te perderás todo el paisaje.

Uno de los mejores momentos del recorrido es cuando atraviesa el viaducto Wampo, una estructura de madera por la que ha de pasar el tren y que le obliga a reducir la velocidad. Una verdadera estampa para hacer fotos.

En 1947 el Ferrocarril de la Muerte dejó de operar, pero en 1957 se reabrió un tramo en Tailandia entre Nong Pla Duk y Nam Tok. Muy cerca de esta última localidad se encuentra el llamado Hellfire Pass un histórico desfiladero llamado así por las duras condiciones en las que trabajaban los obreros, con turnos nocturnos donde se usaban antorchas que recordaban al infierno, por eso su nombre. Para abrir paso entre las rocas los prisioneros sólo contaban con herramientas rudimentarias y sus propias fuerzas. En la actualidad el tren no llega allí, pero se puede visitar el «Hellfire Pass Museum» y un memorial en el propio desfiladero que recuerda a las víctimas.

hotel river kwai resotel:

Una vez allí nos vinieron a buscar y nos alojamos en un precioso hotel en medio de la selva el River Kwai Resotel. Lo recalco en este artículo porque fue el hotel que más me gustó de todo el viaje. Un complejo de estilo villa, ubicado a orillas del río Kwai Noi, en Kanchanabur. Se puede acceder a él en un trayecto de 9 minutos en barco desde el muelle de Phutakian (muelle del Resotel) en Kanchanaburi.

ayutthaya:

Histórica capital del Reino de Siam, hoy Ayutthaya es famosa por albergar uno de los complejos arqueológicos más importantes del sudeste asiático. El Parque Histórico de Ayutthaya es un conjunto de antiguos templos y palacios situado a unos 80km al norte de Bangkok, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Wat Maha That:

El Wat Maha That fue uno de los templos del Reino de Ayutthaya por su proximidad al Gran Palacio y por albergar reliquias sagradas de Buda. La fecha de su construcción es incierta, pero suele situarse hacia el año 1374. El Wat Maha That es el templo más visitado de Ayutthaya porque alberga una curiosa cabeza de Buda entre las ramas de un árbol. Dicen algunos, que las raíces rodearon la cabeza de Buda en los años de abandono. Otros comentan que un ladrón la pudo esconder allí para volver algún día a por ella y que nunca pudo recuperarla.

Wat Yai Chai Mongkhon:

Este templo fue fundado en 1357, siendo uno de los primeros que se construyeron y de los más importantes.  Uthong, fundador del Reino de Ayutthaya, ordenó su construcción para los monjes budistas regresados de su adoctrinamiento en Ceylan.

Este antiguo monasterio destaca por su enorme estupa, a la que se puede subir para obtener buenas vistas del entorno y por su enorme figura de Buda reclinado.

wat phra prang sam yot:

Situado en Lopburi a unos 150 kilómetros de Bangkok, es una pequeña ciudad donde conviven a diario con miles de monos que campan a sus anchas por toda la ciudad.

Wat Phra Prang Sam Yod es un pequeño templo de la dinastía Kher constituido por tres torres casi en ruinas  al más puro estilo “Angkor Wat” donde la atracción turística son los monos.

A pesar de que te lo venden como una atracción turística hay que tener mucha precaución. Los monos intentarán quitarte pendientes, gafas, cámaras de fotos… lo que sea que les llame la atención, pero lo peor que te puede pasar y que nos sucedió a nosotros, es que te muerdan. Son agresivos y más si hay comida de por medio, así que si decides ir, controla las distancias, evita darles de comer, porque sino vas a seguir haciendo ruta y parando en unos cuantos hospitales, para que te pongan la vacuna de la rabia, con todas las molestias que eso conlleva.

WAT MAHATHAT DE SUKHOTHAI O EL TEMPLO DE LA GRAN RELIQUIA:

Sukhothai durante los siglos XIII – XIV fue capital de un reino del mismo nombre que se considera el origen de la actual Thailandia. Estos años de prosperidad son considerados como una edad de oro por el desarrollo de las artes, las letras y el establecimiento del budismo como religión oficial. Los templos y monumentos de esta ciudad se han restaurado y el parque histórico de Sukhothai, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991, es una visita obligada para todos los viajeros, sobre todo durante la noche, cuando las imágenes de Buda son iluminadas. El parque arqueológico contiene las ruinas de decenas de templos y otras edificaciones. Para llegar a él puedes ir en autobús desde Ayutthaya.

LAGO PAYAO:

Continuamos nuestro viaje hacia Chian Rai vía Lampang. Aprovechamos para hacer una parada en el Lago Payao, un momento relajante para descansar de las horas de autobús y tomar un buen café, realmente fue el mejor que me tomé en Thailandia.

chiang rai:

Chiang Rai es una ciudad del norte de Tailandia ubicada en la montañosa provincia homónima que linda con Laos y Myanmar. Para ir de Chiang Mai a Chiang Rai la mejor opción es coger un autobús de la compañía Green Bus, tardarás unas 3 horas en llegar.

Chinag Rai es uno de los destinos más bonitos del viaje junto a Chiang Mai. Su riqueza natural, cultural y etnográfica la hacen única. Es una de las zonas más rurales del país, cubierta de fértiles llanos y enmarcada por altas montañas donde las adormideras florecen, plantas de las que se extrae una resina que sirve para fabricar el opio. Hasta hace poco, esta provincia era el centro de la industria de esta sustancia y la ciudad ha sido considerada como la puerta de entrada al Triángulo de Oro.

Blue Temple:

En el lugar donde se encuentra actualmente el Templo Azul había otro viejo templo que, por allá 2005, la población decidió transformar. Así es como se empezó a gestar el actual Templo Azul de la mano de Phutha Kabkaew, un arquitecto local que había trabajado en el Templo Blanco .

Blue Temple abrió sus puertas a los visitantes en 2016, dentro encontraremos una gran imagen de Buda de 6,5 metros de altura totalmente blanca, rodeada de murales azules muy distintos a los que acostumbran a decorar los interiores de los templos tailandeses.

La entrada es gratuita y para llegar a él, como se encuentra dentro de la ciudad, cerca de uno de los puentes que cruzan el río Kok, podéis llegar a él en bicicleta, moto o taxi. Nosotros llegamos casi de noche, así que después nos pudimos ir a cenar al Food Court de Chiang Rai, uno de los lugares donde comeréis más barato de vuestro viaje, con música tailandesa en directo.

mercado nocturno:

Una de las cosas que no puedes perderte en Thailandia es ir a visitar sus mercados nocturnos, realmente la comida es muy buena y sobretodo muy económica. Nosotros caímos en la tentación durante nuestro viaje de ir a algún restaurante, pero si tuviéramos que volver lo tengo claro, volvería a estos mercados, donde prima el buen ambiente y te permiten conocer la comida local.

triángulo de oro:

El triángulo de oro es una parada típica en los viajes organizados, es un punto donde se unen las fronteras de Thailandia, Laos y Myanmar. La zona es famosa por el tráfico de opio, si has de pasar por allí está bien hacer un breve descanso en tu viaje, pero no es para ir a propósito a visitarlo.

templo blanco:

Este templo es de los más bonitos que visité y es visita obligada en Chiang Rai. El color blanco significa la pureza y el cristal significa la sabiduría de Buda como la “luz que brilla en el mundo y el universo”.

Su diseño es muy diferente al resto de los templos, hay extrañas figuran que lo decoran y su color blanco lo embellece y da luz a todo su entorno. Se empezó a construir en el año 1997 y todavía no está acabado, pero se puede visitar. Para llegar a la sala principal has de cruzar el puente de la reencarnación rodeado de extrañas figuras, gente sufriendo, pidiendo ayuda y limosna. Su creador dijo que para llegar al cielo primero hay que pasar por el sufrimiento y de esta manera ha querido reflejarlo en su obra.

Este templo Budista e Hinduista de estilo tradicional te sorprenderá. Verás de repente mosaicos con cómics o hechos actuales, dibujos de Superman, Sailor Moon, Doraimon, Kung Fu Panda, Michael Jackson, las torres gemelas y Goku.

pavillion night bazar:

El Night Bazar de Chiang Mai se puede encontrar en Chang Klan Road, y es el mercado más grande de Chiang Mai.  Abren sobre las seis y los tailandeses montan su mercado con artesanías, ropa, calzado y otros souvenires que puedes comprar a buen precio. No pierdas la oportunidad de cenar allí, de las mejores comidas que hicimos.

maetaman elephant camp:

Otra de las atracciones que ofrece Chiang Mai es la exhibición de animales en diversos hábitats. La cultura de Thailandia es muy diferente a la nuestra y la cultura que nosotros tenemos hacia los animales no es la misma. Eso has de tenerlo en cuenta a la hora de visitar un parque como éste. Nosotros lo teníamos incluido en la ruta y también he de decir que no vimos ningún maltrato animal. Eso sí, te sacan dinero de todo, por darles de comer, por tener uno de sus dibujos… Te ofrecen una exhibición donde comienza en un pequeño safari a lomos del elefante siguiendo el cauce del río y cruzando la espesa vegetación de la jungla.

mujeres JIRAFa:

Las mujeres Padaung pertenecen a una etnia procedente del desierto de Gobi (Mongolia) que se desplazó a las montañas de Myanmar, la antigua Birmania. Forman parte de la tribu Karenni, una de las minorías tibeto-birmanas perteneciente al estado Shan. Viven en la zona fronteriza cercana al río Pai, allí acabaron tras la opresión que los sucesivos regímenes birmanos ejercieron durante décadas.

En el poblado Ban Huay Pan Rai, conviven unas cuantas familias de esta tribu. Lo característico es ver en algunas mujeres anillos de latón en espiral cubriendo el cuello, a veces incluso piernas o brazos. El proceso de “entronización” de la niña comienza a los cinco años, cuando se le empiezan a colocar en su pequeño cuello las anillas de latón o bronce, originariamente de oro, que poco a poco van presionando la clavícula hacia la caja torácica. El hecho de llevarlas y quitando todos los mitos que hay, es que se trata de un signo de belleza para ellas, se sienten más estilizadas.

El poblado está en medio de la nada y viven en chozas con las puertas abiertas que te permiten ver su interior. Viven del turismo por lo que intentarán venderte algún objeto aunque siempre con amabilidad y educación.

tiger kingdom

Otro de las ofertas que hay en Chiang Mai es visitar este parque de tigres. Igual que el parque de elefantes que te he explicado antes, los animalistas ponen el grito en el cielo por ver a los tigres en jaulas. Y tienen razón los animales tendrían que estar en su hábitat natural, pero en Thailandia como en muchos otros países el concepto es muy diferente. Puedes fotografiarte con ellos, con los bebés y con los adultos, algo que da bastante respeto y apto para personas con nervios de acero.

phuket

El final de nuestro viaje está llegando y no queríamos perdernos ver las playas del sur, cogimos un avión destino a Phuket.

Phuket es la isla más grande del país y está unida a la península a través de un puente: el de Sarasin.

Una de las mayores atracciones turísticas de la isla son sus playas y su vida nocturna. Sinceramente si volviera a Thailandia no volvería a Phuket, creo que hay islas más bonitas que visitar como las Phi Phi Island.

Playa de Kata

Esta playa en Phuket se divide en dos: la playa de Kata Yai (la grande) y la playa de Kata Noi (más pequeña). Estas playas se encuentran cerca de la playa de Patong, el oleaje suele ser más fuerte, así que es una de las preferidas por los surferos.

phi phi island

Las islas Phi Phi se componen de 4 islas principales: Phi Phi Don, Tonsari Per, Phi Phi Leh, Isla Bamboo y Mosquito.

Phi Phi es un pequeño archipiélago que se encuentra en el mar de Andamán, al sur de Tailandia.

Koh Phi Phi Don: 

Es la mayor de las islas y la única habitada. Posee un pequeño pueblo Ton Sai, donde se encuentra el puerto principal para la llegada de los transbordadores procedentes de la península y otras islas. La oferta hotelera es bastante amplia, pero a pesar de las denuncias por la masiva construcción de hoteles, la demanda turística ha podido más.  Posee una gran oferta gastronómica y locales de entretenimiento.

Koh Phi Phi Leh:

Está compuesta por acantilados de roca caliza que emergen hasta cientos de metros sobre el nivel del mar. Posee dos playas, la más conocida, bella y extensa es la bahía de Maya. Su nombre se debe a una leyenda que hay sobre una mujer que murió en aquel lugar de manera injusta.

Esta bahía tuvo una amplia barrera de corales,  pero ha sido prácticamente arrasada por el tránsito de embarcaciones de gran tamaño que atracan en la orilla.

Se han filmado varias películas en ella “La isla de las cabezas cortadas” o “La playa”. Por cierto si te acercan a la parte del acantilado, verás que está lleno de monos, ¡¡cuidado que muerden!!.

Koh Yung o isla Mosquito:  

Es una isla formada por acantilados de roca caliza, tiene una pequeña playa en uno de los laterales, es totalmente virgen y no está habitada.

Koh Pai o Bamboo Island:

Es una pequeña isla circular siendo la única que no tiene formaciones rocosas. En ella hay un pequeño restaurante y un baño con duchas.

fin del viaje a thailandia:

Y hasta aquí llega nuestro viaje a Thailandia, un destino al que pienso volver, un país y una cultura que me ha robado el corazón. Me llevo un montón de recuerdos, de buenos momentos con amigos, de deliciosa gastronomía y de bellos paisajes o atardeceres como el de la foto.

Fin del viaje a Thailandia

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *