VASITOS TROPICALES

VASITOS TROPICALES

VASITOS TROPICALES

Llega la calor y estos vasitos tropicales con coco, plátano y kiwi te van a venir geniales. Es una receta muy fácil de preparar y refrescante que puedes tomar después de la comida, como desayuno o como merienda.

Puedes prepararla con antelación y dejarla enfriar, incluso te aguanta unos cuantos días.

ingredientes:

  • 2 kiwis
  • 2 plátanos
  • restos de bizcochos o galletas
  • 250 ml de leche de coco
  • 200 ml de nata para montar
  • 150 gr de queso mascarpone
  • 1 yogur griego
  • 3 cucharadas de azúcar blanco
  • 50 gr coco rallado y láminas de coco
  • Frutas deshidratadas de Pinalimon

elaboración de los vasitos tropicales:

Para empezar monta la nata, para ello has de tenerla muy fría, puedes meterla en el congelador durante unos minutos. Ponla en un robot de cocina a velocidad baja y cuando lleve un rato batiendo, sube la intensidad un poco ves añadiendo el azúcar blanco poco a poco.

Cuando veas que empieza a montar ya es suficiente, no es necesario montarla muy dura. Sigue batiendo y añade el queso mascarpone, seguidamente añade el yogur y la leche de coco. Agrega unos 30 gr de coco rallado a la mezcla, puedes hacerlo manualmente o con el robot a temperatura baja.

Ahora ya puedes empezar a montar los vasitos tropicales. Para ello desmenuza los restos del bizcocho o las galletas. Pela los plátanos y los kiwis.  Corta el primero a rebanadas y el segundo a dados.

En la base de los vasitos pon dos dedos de crema de coco, por encima reparte el bizcocho o las galletas desmigadas. Añade encima las rodajas de kiwi y después las de plátano. Vuelve a ponerle otra capa por encima de la crema de coco.

Finalmente decora con un poco de coco rallado, algunas láminas de coco, frutas deshidratadas de Pinalimon. Si tienes alguna flor o hojas de menta también te sirven para decorar.

Guarda en la nevera y sirve bien frío.

Si te ha gustado esta receta tropical, no puedes perderte la tarta de queso con pitahaya

vasitos tropicales
vasitos tropicales
CHEESECAKE DE PAPAYA Y CHOCOLATE BLANCO

CHEESECAKE DE PAPAYA Y CHOCOLATE BLANCO

CHEESECAKE DE PAPAYA Y CHOCOLATE BLANCO

Si te gustan las tartas de queso no puedes perderte esta cheesecake de papaya y chocolate blanco que te va a alucinar, de sabor suave y con ese toque tropical que tanto me gusta. Es ideal para hacerla en cumpleaños y en celebraciones. Además puedes dejarla preparada con antelación y dejarla en la nevera o congelarla.

También es ideal para servir después de una comida copiosa, ya que te aporta frescura y ligereza.

La papaya es originaria de México, pero aquí en España la cultivan en las Islas Canarias. Es un buen diurético por su gran aporte de agua, tiene un gran aporte de vitamina C, mejora la salud de la piel mediante la vitamina A, tiene un efecto antioxidante, previene de enfermedades cardiovasculares, es rica en fibra y es rica en minerales como el potasio, magnesio y calcio.

¿Te he convencido ya para que prepares esta cheesecake de papaya y chocolate blanco este fin de semana?

ingredientes para la tarta:

  • 350 gr de queso Philadelphia
  • 200 gr de chocolate blanco
  • Puré de papaya
  • 200 gr de nata con 35% de m.g.
  • 3 hojas de gelatina

ingredientes para la base de la tarta:

  • 100 gr de galletas Lotus
  • 45 gr de mantequilla sin sal

ingredientes para el puré de papaya:

  • 200 gr de papaya
  • 50 gr de azúcar blanco
  • 50 gr de agua
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 50 gr de ron
  • 1 cucharadita de cardamomo en polvo

elaboración:

Para empezar has de a preparar el puré de papaya, para ello pon todos los ingredientes del puré en un cazo y lo dejas a fuego medio durante 5 minutos. Ves girando la papaya para que se cueza por todos los lados igual. Lo dejas enfriar completamente, lo trituras todo y lo reservas. Si quieres este paso lo puedes preparar con antelación.

Por otro lado, tritura las galletas hasta que queden polvo y también derrite la mantequilla en el microondas. Mezcla las galletas con la mantequilla derretida y con la masa obtenida, ponla en la base del molde de la tarta hasta cubrir toda su superficie. Reserva en la nevera y mientras pon las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.

En el microondas derrite el chocolate blanco, deja enfriar y mientras en un robot de cocina o con unas varillas mezcla el queso con 100 gr de nata. Añade casi todo el puré de papaya obtenido excepto lo que usaremos para la decoración, aproximadamente medio vasito. Mezcla todo bien hasta integrarlo.

Por otro lado calienta los otros 100 gr de nata en un cazo y cuando este caliente añade las hojas de gelatinas bien escurridas. Mezcla hasta que la gelatina se disuelva íntegramente.

Añade esta mezcla a la mezcla anterior de queso y bate todo hasta que quede integrado. Pon esta mezcla en el molde de la tarta y ahora toca dibujar. Pon unos circulitos de puré de papaya en la parte superior de la tarta y con un aplillo ves haciendo remolinos.

Deja reposar la tarta en el frigorífico hasta el día siguiente. Finaliza decorando con unas rodajas de lima y unos dados de papaya.

Si buscas otras tartas frías no te pierdas mis recomendaciones: tarta de queso con cerezas y tarta de limón