GALLETAS ENREJADAS DE FRESAS

GALLETAS ENREJADAS DE FRESAS

GALLETAS ENREJADAS DE FRESAS

Estas galletas enrejadas de fresas son deliciosas, originales y además quedan preciosas. Son ideales para regalar o para sorprender a tus invitados en una merienda.

La receta es fácil de hacer, solo que lleva un poco más de elaboración para hacer el enrejado, pero estoy segura que vais a pasar un rato muy divertido.

ingredientes:

  • 2 láminas de masa quebrada
  • 50 g de mantequilla fundida
  • Azúcar glass
  • Mermelada de fresa

elaboración:

Para empezar extiende dos de las láminas de masa quebrada y córtalas en tiras con un corta pizzas o un cuchillo afilado. A continuación haz el enrejado para ello levanta tiras tiras alternas y pon una en horizontal, como en la foto. Baja las tiras y sube las que están abajo, a continuación coloca otra tira y así sucesivamente hasta acabar con la masa.

Cuando ya tengas todas las tiras trenzadas, con un cortagalletas redondo, corta las galletas y reserva.

Extiende la otra lámina de masa quebrada y con el mismo cortagalletas corta la base de lo que serán las galletas.

Sobre esta base pon una cucharada de mermelada de fresa en el centro. Derrite la mantequilla en el microondas y humedece los bordes del círculo de la galleta con la mantequilla, por último pon el círculo enrejado encima y presiona los bordes para que se queden bien enganchados. Si es necesario ayúdate de la punta de un cuchillo para presionar un poco.

Pinta las galletas con un pincel y con la mantequilla derretida. Espolvorea por encima el azúcar glass y hornea las galletas durante 20 minutos a 180º o hasta que veas que están doradas.

Deja enfriar las galletas completamente y ya estarán listas para servir.

Si te han gustado estas galletas no te pierdas las galletas de chocolate y pepitas de fresa que sé que te van a encantar también.

PALMERAS CON FRUTOS ROJOS

PALMERAS CON FRUTOS ROJOS

PALMERAS CON FRUTOS ROJOS

Estas palmeras con frutos rojos fueron fruto de un momento de desesperación  y crisis en la cocina. Imagínate que te levantas un domingo por la mañana en el que el único plan que tienes es salir a pasear por la playa, comer fuera y por la tarde ir a una fiesta de cumpleaños. Menos mal que me levanto temprano siempre y al ir a la cocina para hacerme el desayuno me encuentro la puerta del congelador un poco abierta… Horror!!!

El sábado había ido a comprar al mercado y había visto un hermoso pollo que tenía pensado guardar para hacer un buena sopa, lo corté, lo puse en bolsas de congelar y al congelador. Parece ser que no había cerrado bien el congelador y tampoco me había saltado la alarma del mismo,  por lo que no puede detectarlo, así cuando me levanto el domingo me encuentro muchas cosas descongeladas.

Pues mis planes cambiaron radicalmente, tocaba cocinar todo lo que se podía echar a perder, pescado, carne y algunos dulces se ponían en acción. En casa no se tira nada, así que pensamos rápidamente que podíamos hacer con todo lo que se había descongelado. Menos mal que tenía a mi madre en casa que me ayudó con todo el trabajo y pudimos salvarlo todo.

Como tenía frutos rojos congelados se me ocurrió hacer una rica mermelada y con el hojaldre que tenía congelado tenía dos opciones rápidas o hacer croissants o hacer unas palmeras.

Y ahora os explico como las hice:

ingredientes:

  • 1 bolsa de frutos rojos congelada
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 1 lámina de hojaldre rectangular
  • 1 chorrito de licor de moras
  • Para el almibar: la misma cantidad de agua que de azúcar.

ELABORACIÓN:

Para empezar pon en un cazo los frutos rojos y el azúcar, ponlo en el fuego medio. Deja que se vaya reduciendo el agua que tiene la fruta y vaya caramelizando. Añade un chorrito de licor de moras, si no tienes de moras puedes ponerle algún licor dulce de cerezas, frambuesas y sino pues no ponerle.

Deja que reduzca todo bien y mientras extiende la lámina de hojaldre y con un cuchillo afilado corta tiras longitudinales del tamaño de dos dedos.

Una vez tengas la mermelada reducida, con un pincel pinta las tiras de hojaldre y enrolla sobre sí mismas desde cada extremo de la tira, hacia el centro. Se juntarán en el centro las dos espirales que se forman. Poner en un papel de horno todas las palmeritas y terminar de pintar por fuera con esa mermelada.

Hornear a 200º durante 25 minutos.

Mientras hacer el almíbar, para ello en un cazo pon la misma cantidad de agua que de azúcar, no necesitas mucha cantidad, prácticamente la base del cazo y dos cucharadas de azúcar. Dejar reducir hasta que veas que espesa totalmente.

Una vez horneadas, pinta con ayuda de un pincel las palmeras por encima y ya las tendrás listas para servir.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]