CROQUETAS DE GALTAS AL VINO TINTO

CROQUETAS DE GALTAS AL VINO TINTO

CROQUETAS DE GALTAS AL VINO TINTO

Estas croquetas de galtas al vino tinto están espectaculares, la combinación de los dos ingredientes hace que estas croquetas sean muy especiales y deliciosas.

Ingredientes:

  • 2 carrilleras ya deshuesadas
  • 2 cebollas + 1 para las croquetas
  • 1 litro de caldo de ave
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • Boletus
  • 1 botella de vino tinto
  • Aceite de oliva, sal y pimienta
  • 6 o 7 cucharadas de harina
  • Leche entera
  • Pan rallado

Elaboración de la carne:

Para empezar corta las verduras en juliana. Limpia bien las carrilleras, quítale los nervios y la piel y con ayuda de un papel de cocina las secas bien. Espolvorea con harina y pásalas a una sartén donde a fuego fuerte las doras. Salpimenta y reserva.

Pon aceite en una olla y dora la verdura. Añade las carrilleras y deja que se dore junto con las verduras. Añade el vino y deja que hierva durante una media hora.

Agrega ½ litro del caldo y deja cocer durante 2 horas más a fuego lento.

Deshaz las carrilleras, cuela la salsa y resérvala, la verdura se la agregas a la carne.

elaboración de las croquetas:

Para empezar pela y ralla la cebolla. En una sartén pon la cebolla y sofríe.

Añade la harina y tuesta junto a la cebolla, no dejes de moverla, evitaras que se queme.

Cuando ya tenga un color doradito, añade también la leche hasta que la pasta este cremosa.

Ahora añade la carne, las verduras y el caldo de las carrilleras. Mezcla todo bien y deja que coja sabor la masa.

Guarda la masa en un plato hondo o un bol y tápalo con film de tal manera que el film toque la masa para evitar que se ponga dura. Has de dejar enfriar la masa, porque así podrás manejarla mejor. Puedes continuar al cabo de unas horas cuando la masa este bien fría y manejable.

Una vez fría la masa, pon en un plato el pan rallado y en otro plato hondo bate el huevo.

Con ayuda de dos cucharas coge una cucharada de la masa y boléala hasta que tenga la forma deseada, alargada o redonda. También puedes hacerlo con las manos.

Pasa la croqueta por el huevo batido y después por el pan rallado. Ves poniendo todas las croquetas rebozadas en otro plato hasta finalizar la masa.

En una sartén con abundante aceite pon a freír las croquetas, ves dándoles la vuelta y cuando ya estén doradas por todos los lados.

Finalmente pon en un plato cubierto con papel absorbente las croquetas ya dorada, de esta manera irán expulsando el aceite sobrante.

Déjalas reposar un rato para que se asiente la masa y finalmente ya estarán listas para servir.

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *