BIZCOCHO DE SIFÓN

BIZCOCHO DE SIFÓN

BIZCOCHO DE SIFÓN

¿Has probado a preparar un bizcocho de sifón? Da rienda suelta a tu creatividad y haz un postre diferente y sorprendente. Es ideal para las Navidades, para celebrar un cumpleaños o para cuando tienes invitados y quieres sorprenderlos con algo diferente.

La técnica consiste en introducir aire, con carga de gas N2O, en un líquido.  nos permite elaborar bizcocho en forma de esponja en menos de 1 minuto mediante el sifón de espumas. El bizcocho es una masa líquida a la que debemos incorporar aire y dar calor  para convertirla en una estructura sólida y esponjosa.

A la hora de elaborar este postre tenéis que tener en cuenta que para darle calor al bizcocho se ha de utilizar el microondas, el horno no sirve, ya que necesitamos un golpe de calor rápido y potente para hacerlo crecer.

Para esta receta yo he usado pasta de pistacho concentrada, pero podéis hacerlo casero triturando con un robot potente unos pistachos o cualquier fruto seco, incluso también con fruta.

INGREDIENTES:

  • 125 gr de huevo (unos dos huevos enteros)
  • 30 gr de pasta de pistacho concentrada
  • 30 gr de harina de repostería
  • 30 gr de azúcar blanco

MATERIALES:

  • Sifón
  • 2 Cargas de sifón
  • Vasos de plástico

ELABORACIÓN:

Batir con una túrmix todos los ingredientes.

Colar la mezcla para evitar grumos que obstruyan el sifón.

Ponerla dentro del sifón de litro con las dos cargas y agitar enérgicamente. Dejar reposar durante 2 horas en la nevera.

Hacer tres pequeños cortes en la parte inferior de los vasos. Rellenar cada vaso con un tercio de la masa del sifón ya que después la masa crecerá. Cocer en el microondas a 800W durante 40 segundos.

Da la vuelta a los vasos, deja que se enfríen y deja la masa en los vasitos hasta que vayas a servirlos, para evitar que se sequen. Justo antes de servir, suelta el bizcocho del borde de los vasos con ayuda de un cuchillo y corta a trozos.

Decora a tu gusto, yo le he puesto chocolate blanco mezclado con concentrado de pistacho y frutos del bosque.

Si te ha gustado esta receta también puedes hacer un tiramisú deconstruido.

CORNUCOPIA ITALIANA

CORNUCOPIA ITALIANA

CORNUCOPIA ITALIANA

Esta receta de la famosa cornucopia italiana es un postre siciliano que Pino Cuttaia, chef de dos estrellas Michelin Pino Cuttaia del restaurante La Madia, nos ha enseñado a elaborar. Pude disfrutar de la Authentic Italian Table, organizado por la Cámara de Comercio Italiana de Barcelona dentro del proyecto True Italian Taste, promovido y financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores Italiano y de la Cooperación Internacional para la promoción de los productos italianos 100% auténticos.

La cocina de Cuttaia es, de hecho, una cocina que reinventa y transforma los recuerdos en platos perfectos para celebrar las estaciones y los símbolos de la historia gastronómica de Sicilia.

Para elaborar esta receta vas a necesitar unos conos de aluminio.

ingredientes para la masa:

  • 100 g de harina
  • 10 g de manteca de cerdo
  • 10 g de azúcar
  • canela en polvo
  • cáscara de naranja
  • 20 g de vinagre de vino tinto
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • una yema de huevo
  • azúcar en polvo
  • aceite para freír

ingredientes para el relleno:

  •  250 g de ricotta de leche de oveja
  • 60 g de azúcar

ingredientes para decorar:

  • Naranja confitada
  • Pistachos Raffadali picados
  • Flores y brotes

elaboración de la curnocopia italiana:

Para empezar has de preparar el relleno, para ello mezcla la ricotta con el azúcar. Tamízalo y déjalo enfriar unas horas en la nevera.

Para preparar la masa, primero tamiza la harina con una cucharada de cacao y la canela. Mézclalo y añade el vinagre, azúcar, un poco de cáscara de naranja rallada y manteca de cerdo. Amasa vigorosamente hasta obtener una masa suave y homogénea. Envuelve en papel film y deja reposar una hora a temperatura ambiente.

Cuando la masa ha descansado, extiéndela con un rodillo o con una máquina de estirar pasta hasta que consigas una hoja bastante delgada (1,5 mm aproximadamente) y cortar en forma de  óvalos. Engrasa los conos con aceite o mantequilla y envuelve con la masa que hemos cortado. Finalmente sella el borde con una pincelada de yema.

Pon aceite en una olla profunda y fríelos a  180°C hasta que queden dorados. Una vez dorados pasarlos a un plato con papel absorbente y dejar enfriar. Una vez fríos saca los conos de metal del interior.

Para la presentación rellena la masa con el relleno de ricotta. Decora con la ralladura de una naranja y los pistachos picados. También puedes añadir algún que otro brote o flor comestible.

Si te ha gustado esta receta no puedes perderte otra que elaboré para la cámara italiana de rigatoni con tomate, albahaca, olivas negras y bacalao confitado.