ENSALADA DE GARBANZOS

ENSALADA DE GARBANZOS

ENSALADA DE GARBANZOS

Hoy os enseño a preparar una receta muy sencilla y fácil, una deliciosa ensalada de garbanzos. Según los expertos deberíamos comer legumbres de dos a tres veces a la semana, porque que nos aportan proteínas de alta calidad y además son ideales si estamos haciendo dieta, ya que podemos sustituirlos por la proteína de la carne, por eso son tan usadas en dietas veganas o vegetarianas.

En verano es más difícil tomar un buen plato de lentejas o un estofado de garbanzos, así que incorporarlos en platos fríos como esta ensalada de garbanzos es una manera ideal de consumirlos.

En mi receta compro los garbanzos secos y los cuezo yo, pero si no tenéis tiempo siempre podéis comprar un bote de garbanzos cocidos.

ingredientes:

  • 400 gr de garbanzos
  • 100 gr de cebolla tierna
  • 200 gr de olivas negras sin hueso
  • 100 gr de pimiento rojo
  • 100 gr de pimiento verde
  • 60 gr de aceite virgen extra
  • 30 gr de vinagre de Módena
  • Pimienta y sal

ELABORACIÓN de la ensalada de garbanzos:

Para empezar la noche anterior poner los garbanzos en remojo con agua. El hecho de ponerlos en agua lo que hace es que tengamos que usar menos tiempo de cocción para nuestra receta y permites iniciar su actividad enzimática que las hace más digestivas.

Al día siguiente poner en una olla los garbanzos, el agua y una pizca de sal. Si es una olla normal el tiempo de cocción será 90 minutos, si es una olla express con 20-25 minutos tendrás bastante.

Finalizado el tiempo colar los garbanzos y reservar en un bol hondo.

Picar en dados pequeños la cebolla, los pimientos y las olivas negras, y añadir todo a los garbanzos.

Salpimentar y añadir el aceite y el vinagre a los garbanzos y mezclar todos los ingredientes con ayuda de la espátula

Finalmente dejar enfriar en la nevera durante mínimo 30 minutos.

Si te ha gustado esta receta y te sobran garbanzos, que lo dudo, puedes hacer un hummus, te traigo muchas ideas para realizarlo aquí

 

PALITOS DE OLIVAS NEGRAS Y ACEITE

PALITOS DE OLIVAS NEGRAS Y ACEITE

PALITOS DE OLIVAS NEGRAS Y ACEITE

Estos palitos de olivas negras y aceite son ideales para preparar como parte de un aperitivo. Aunque también puedes acompañarlos de embutidos, hummus, guacamole o simplemente como snack.

Es una receta muy sencilla que no te robará mucho tiempo y siempre es mejor hacerlo tú que comprar esos palitos ya elaborados que venden en los supermercados. Además teniendo como base esta receta puedes cambiar los ingredientes y hacer estos palitos de miles de sabores.

Otras ideas de pan y olivas son estas otras recetas: pan venezolano y pan fougasse

ingredientes:

  • 7 gr de levadura fresca
  • 80 gr de agua
  • 200 gr de harina de fuerza
  • 10 gr de sal
  • 10 gr de azúcar
  • 40 gr de aceite de oliva virgen extra Aubocassa
  • 30 gr de olivas negras deshuesadas
  • Romero en rama

elaboración:

Para empezar pon el agua a calentar en el microondas un minuto, después añade la levadura fresca y mezcla bien para que la levadura se deshaga.

En un bol pon la harina de fuerza, el azúcar, la sal y mezcla todos los ingredientes . Corta con unas tijeras las hojas del romero para que queden en trocitos muy pequeños, añádelo al bol y mezcla de nuevo. Añade el agua con la levadura y el aceite. Amasa todo hasta que no quede harina suelta y una masa lisa.

Cubre con un trapo de cocina y deja que la masa repose, yo la dejé tres horas para que fermentara bien.

Una vez que la masa ha fermentado, corta las olivas en trocitos muy pequeños, puedes hacerlo con una picadora, pero ojo que no se te haga una masa. Mezcla con la masa y amasa de nuevo para que se integre todo.

En la mesa de trabajo, añade un chorrito de aceite de oliva y estira la masa con ayuda de un rodillo. Corta las tiras de los palitos, no han de ser muy gruesos porque todavía nos queda que otra fermentación y volverán a crecer.

Pon en una bandeja de horno, una hoja de papel sulfurizado y a medida que vas cortando la mas en tiras, ves poniéndolas en la bandeja. Pincela las tiras con aceite de oliva y con ayuda de un pincel de silicona. Deja reposar los palitos dentro del horno sin encender, durante una hora.

Finalmente precalienta el horno a 200º y hornea los palitos durante 20 minutos o hasta que te queden dorados.

Déjalos enfriar y finalmente sírvelos acompañando un plato de jamón y unos quesos.