SALCHICHAS AL HORNO CON TOMATES

SALCHICHAS AL HORNO CON TOMATES

SALCHICHAS AL HORNO CON TOMATES

Ya empieza a llegar el frío y se han antojado hacer estas salchichas al horno con tomates cherries, que son facilísimas y quedan deliciosas. La idea de la receta es de Jamie Oliver, un cocinero que me encanta por el tipo de recetas fáciles que siempre nos enseña. A partir de esta receta, puedes jugar también con las verduras, añadiendo cebolletas, calabacín o calabaza.

Sobre las hierbas aromáticas que vamos a necesitar para la receta, puedes elegir entre poner un poco de cada o poner las que tengas en casa. Siempre si es posible ponlas frescas, porque contienen más aroma, pero si no tienes, puedes usar de las secas.

Puedes acompañar este plato con unas patatas al horno que puedes hacerlas al mismo tiempo que horneas las salchichas.

También quiero aprovechar para compartiros otra receta de butifarras al horno con patatas, que aún siendo algo similar tiene una presentación totalmente distinta.

INGREDIENTES:

  • Una bandeja de tomates cherry surtidos 
  • 10 salchichas frescas pueden ser de pollo o de cerdo
  • 2 Guindillas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Hierbas aromáticas variadas : romero, orégano, tomillo, perejil…
  • Sal
  • Pimienta al gusto

elaboración:

Para empezar lava bien los tomates y quítales el rabito verde si lo tienen. Puedes ponerlos enteros o alguno cortado por la mitad.

En una fuente apta para el horno, pon los tomates y añade la sal, la pimienta, las guindillas cortadas en rodajitas y las hierbas aromáticas frescas. Añade un chorrito de aceite de oliva y mezcla todo bien.

Precalienta el horno a 190ºC.

A continuación, corta cada salchicha en tres trozos y añádelos a la fuente. Remueve todo de nuevo.

Introduce la bandeja en el horno y deja cocinar durante 30 minutos, pero a los 15 minutos abre la puerta del horno y con cuidado saca la bandeja, remueve todo el conjunto y continua horneando hasta agotar el tiempo.

Si finalizado el tiempo ves que las salchichas no están doraditas, puedes añadirle un poco más de tiempo de horno.

Puedes acompañar este plato con unas patatas al horno que puedes hacerlas al mismo tiempo que horneas.

¡Sirve caliente y a disfrutar!

TOSTADAS DE RICOTTA Y TOMATES CONFITADOS

TOSTADAS DE RICOTTA Y TOMATES CONFITADOS

TOSTADAS DE RICOTTA Y TOMATES CONFITADOS

Estas tostadas de ricotta y tomates confitados me han encantado, he tenido un desayuno delicioso y saludable, con un sabor a tomate espectacular. Y es que ahora que los tomates están en su pleno sabor, hay que aprovechar para hacer este tipo de recetas, porque de verdad que vale la pena.

Para hacer los tomates, has de tener en cuenta que necesitas algo de tiempo (unos 45 minutos), por lo que te recomiendo que lo hagas cuando estes preparando otra receta y después puedes guardarlos en el propio aceite, para cuando los necesites.

ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan
  • Queso ricotta
  • Tomates cherry
  • Aceite de oliva
  • Romero
  • Orégano
  • Albahaca
  • Pimienta negra en grano
  • 2 dientes de ajos
  • Sal
  • Frutos secos

elaboración:

Para empezar como te he dicho antes, vamos a preparar los tomates. Para ello lávalos, sécalos y ponlos en una olla pequeñita, la más pequeña que tengas. Añade los dientes de ajos, unos 5 0 6 granos de pimienta negra en grano, un poco de romero, orégano y unas hojas de albahaca (si no tienes estas hierbas frescas, puedes usar de las secas).

Cubre los tomates totalmente con el aceite y ponlo en el fuego (yo lo he puesto en el número 2 de la vitrocerámica) durante 45 minutos.

Tuesta las rebanadas de pan y deja enfriar ya que le hemos de poner el queso encima y si el pan está caliente se nos puede estropear el queso.

Una vez que la tostada está más fría, cubre generosamente con el queso ricotta.

Cuando los tomates estén listos, rescátalos con una cuchara y guarda el aceite para otras elaboraciones (no lo tires que puedes reutilizarlo).

Pon los tomates encima de las tostadas, espolvorea por encima una pizca de sal, unos frutos secos picados (nueces, avellanas, pistachos, almendras..) y finalmente decora con unas hojitas de albahaca.

Ya tienes tu desayuno listo ¿fácil verdad? Pues si te ha gustado no te pierdas las tostadas de hummus con champiñones 

GALETTE DE VERDURAS

GALETTE DE VERDURAS

GALETTE DE VERDURAS

Esta galette de verduras es un plato súper fácil de preparar y que te permite aprovechar aquellas verduras que ya empiezan a estar un poco pochas y quieres darles salida.

Yo he usado lo que tenía por casa, pero tú puedes variarlo con lo que tengas en la despensa o con las verduras que a ti te gusten.

ingredientes:

  • 1 masa brisa
  • Tomates cherrys
  • 1 calabacín
  • Cebolla
  • Azúcar moreno
  • Piñones
  • Aceite, sal y sésamo dorado
  • 1 huevo

elaboración:

Para empezara con ayuda de una mandolina corta la cebolla, ponla en la sartén con un poco de aceite y sofríela. Cuando empiece a cambiar de color añade una cucharada de azúcar moreno y deja que a fuego lento vaya caramelizando, para ello ves moviendo de vez en cuando para evitar que se te queme.

Por otro lado corta el calabacín con la mandolina en finas rodajas y reserva. Corta los tomates cherrys por la mitad y reserva.

Precalienta el horno a 180ºC y pon los piñones en un vaso con agua.

Saca la masa brisa de la nevera y ponla en una bandeja de horno, ahora pon una capa de calabacín tal y como ves en la foto, dejando espacio por los bordes para luego poder cerrarlo.

A continuación pon encima la cebolla caramelizada y distribuye. Encima de la cebolla pon los tomates cortados. Añade por encima sal y pimienta recién molida.

Saca los piñones del agua y distribuye por encima de la galette. Cierra la galette hacia dentro y que cubra los extremos de la verduras.

Bate un huevo y con ayuda de un pincel pinta la masa. Añade por encima de la masa un poco de sésamo dorado y ya la tienes lista para meter en el horno.

Hornea durante 25 minutos o hasta que veas que la masa ha quedado dorada.

Ya tienes tu galette de verduras lista para servir.

Si te ha gustado la galette, no te pierdas la versión dulce con esta galette de higos y queso de cabra.