CALÇOTS AL HORNO CON SALSA ROMESCO

CALÇOTS AL HORNO CON SALSA ROMESCO

CALÇOTS AL HORNO CON SALSA ROMESCO

Hoy te voy a enseñar a preparar unos calçots al horno con salsa romesco. Generalmente se hacen al fuego de la barbacoa, pero para los que no tenemos no vamos a dejar de disfrutar de ellos ¿verdad?

ingredientes para los calçots:

  • 50 calçots
  • Aceite de oliva

ingredientes para la salsa romesco:

  • 2 tomates grandes maduros
  • 2 ñoras
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 75 g. de almendras peladas
  • 50 g. de avellanas
  • 50 g. de nueces
  • 2 rebanadas de pan
  • 75 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 20 ml. de vinagre de Jerez
  • Sal

elaboración de los calçots:

Para empezar prepara los calçots, para ello quítales la primera capa de la piel y la parte final donde se acumula toda la tierra. Corta la raíz y las puntas de cada calçot, retirando la parte verde de las hojas.

Precalienta el horno a 200º C.

Cubre una bandeja con papel de horno y coloca los calçots uno al lado del otro. Vierte sobre ellos un chorrito de aceite de oliva y hornea a 200º C con calor arriba y abajo durante 20 minutos. Mientras aprovecha para hacer la salsa que te explico más abajo.

Veras cómo los calçots irán soltando sus jugos y dorándose, a los diez minutos con ayuda de unas pinzas dales la vuelta.

Finalizado el tiempo de horno sácalos y ponlos en la bandeja para servirlos.

Acompáñalos de la salsa romesco.

elaboración de la salsa romesco:

Pon las ñoras durante treinta minutos en un cuenco con agua caliente para que se rehidraten.

Haz una cruz en la piel de los tomates, en la parte de abajo, así evitaremos que se revienten al hornearnos.

Pela la cebolla y coloca los tomates, la cebolla y los dientes de ajo en una fuente apta para horno. Hornea con el horno previamente caliente a 180º C, durante 30 minutos, hasta que las verduras estén asadas.

Retira las ñoras del agua y elimina las semillas del interior. Con una cucharita retira la carne de su interior.

Tuesta las avellanas en una sartén y retira la piel exterior. Tuesta las almendras y las nueces en una sartén durante unos minutos.

Una vez cocinadas las verduras, pela los tomates y los dientes de ajo.

En el vaso de la batidora pon la carne de las ñoras, las avellanas, las nueces, las almendras, el pan troceado, los tomates, la cebolla y los dientes de ajo. Además añade una pizca de sal, el vinagre de Jerez y parte del aceite. Tritura y ves emulsionando con más aceite hasta conseguir una crema ligada y lo más fina posible.

Presentar junto con los calçots en un cuenco marrón.

Si te ha gustado esta receta tradicional catalana y si te han sobrado calçots puedes hacer una tortilla de calçots y escalivada.

TORTILLA DE CALÇOTS Y ESCALIVADA

TORTILLA DE CALÇOTS Y ESCALIVADA

TORTILLA DE CALÇOTS Y ESCALIVADA

Esta tortilla de calçots y escalivada es fruto de una receta de aprovechamiento ya que había preparado calçots en casa y me habían sobrado unos cuantos.

Soy de las que en casa intento que no se tire nada ya que siempre hay recetas que te pueden ayudar a aprovechar esos restos y esta receta es una de ellas.

ingredientes:

  • 10 calçots
  • 1 pimiento rojo y otro verde
  • 1 berenjena
  • 6 huevos tamaño L
  • Aceite y sal

elaboración de los calçots:

Para empezar vamos a preparar los calçots para ello retira la primera capa exterior y así extraemos toda la tierra, también corta la parte de las raíces y la parte más verde.

Pon en una bandeja de horno con papel sulfurizado todos los calçots en línea sin amontonarlos, hornéalos a 200º durante 15 minutos. Después envuelve en papel de periódico y deja que se acaben de cocer dentro del paquete otros 10 minutos.

Una vez finalizado el tiempo, sácalos del periódico, retira la primera capa del calçot y trocéalos.

elaboración de la escalivada:

Lava las verduras debajo del grifo y disponlas sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado.

Pincha las berenjenas con un cuchillo para que no revienten y salpimenta todas la verduras por encima.

Introduce la bandeja en el horno y hornea durante 50 minutos. Ves dándole la vuelta a los ingredientes.

Cuando las verduras estén cocidas, sácalas del horno y deja enfriar. Pela todas las verduras y córtalas en tiras.

elaboración de la tortilla:

Bate los huevos en un bol grande y añade una pizca de sal. Añade los calçots troceados y la escalivada, mezcla todo bien.

Pon a calentar un chorrito de aceite en una sartén, es importante que lo hagas en una sartén antiadherente para que no se enganche la tortilla. Cuando el aceite esté caliente añade toda la mezcla y deja que se cuaje durante dos minutos.

Con ayuda de un plato o la tapa de una cacerola, dale la vuelta a la tortilla, con cuidado de que no se te caiga, ten en cuenta que ha de ser una superficie más grande que la sartén para que no se caiga por los lados. La vuelta la has de dar de manera rápida, firme y decidida si no quieres perder la tortilla, para ello simplemente pon el plato sobre la sartén y lo sujetas con fuerza con una mano mientras que usas la otra para darle la vuelta agarrando por el mango.

Una vez dada la vuelta vuelve a ponerla en la sartén y cuaja el otro lado otro par de minutos. Ya tienes la tortilla perfecta para la cena.

Si buscas más recetas con tortilla no te pierdas los rollitos de tortilla de espinacas con salmón.

TARTA DE CALÇOTS Y ROMESCO

TARTA DE CALÇOTS Y ROMESCO

TARTA DE CALÇOTS Y ROMESCO

Si te gustan los calçots ya no puedes perderte esta tarta de calçots y romesco. Si te preguntas el porqué, te diré que la vas a hacer más de una vez, pero la has de probar.

Los calçots son una cebolla tierna poco bulbosa que se cultiva en la zona de Cataluña. Es un plato muy típico de la cocina catalana y se suele consumir en la época de invierno. Se suele poner acompañado de carne a la brasa y judías blancas.

Generalmente los calçots se suelen hacer en las brasas, pero ya los podemos encontrar en muchas otras versiones como en tempura, croquetas y como esta tarta.

Para asarlos en casa también los podéis hacer en el horno, aunque realmente como mejor quedan es a la brasa. Eso sí, las manos te quedan negras a más no poder, pero es una comida que además de rica, es divertida.

Ingredientes:

  • 1 manojo de calçots
  • ½ kg de patatas
  • 4 huevos
  • 75 ml de leche evaporada
  • 50 grs de queso emmental rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Salsa romesco (puedes ver como se hace la salsa aquí)

Elaboración:

Pelar y limpiar los calçots quedándonos con la parte blanca y los cortamos en rodajas. Si tienes robot de cocina añadir en el vaso los calçots y con un chorrito de aceite y la sal.  Programa de cocción P2, y durante 20 minutos. Si no tienes robot de cocina, puedes hacerlo en una sartén.

Se pelan y se cortan las patatas muy finas en rodajas, yo he usado una mandolina. Engrasamos un molde horno con aceite y se va forrando con las patatas, primero la base y luego los laterales.

Se introduce el molde tapado con papel de aluminio en el horno precalentado a 170º, calor arriba y abajo durante 30 minutos.

Batimos los huevos y añadimos la leche evaporada en un bol. Añadimos seguidamente el queso rallado y salpimentar.

Sacamos el molde del horno y añadimos la mezcla anterior.

En una manga pastelera introducir la salsa romesco y hacer círculos sobre la tarta o el dibujo deseado.

Introducir en el horno durante 35 minutos y lista para servir caliente.