ABAC RESTAURANTE

ABAC RESTAURANTE

ABAC RESTAURANTE

Abac restaurante es mundialmente conocido por su creador Jordi Cruz y que actualmente cuenta con tres estrellas Michelin.

Situado en la parte alta de Barcelona, en una preciosa casa, antigua residencia de la alta burguesía y entorno inigualable.

Su decoración es elegante y cuidada con materiales nobles. Suelos de tarima de roble con aires rústicos, mesas ovaladas proporcionan un agradable espacio para el comensal y cierta intimidad. Lámparas de luz cenital y perimetral que dan protagonismo al plato y calidez al entorno. Y las cortinas me encantaron en tonalidades grises, enmarcan los grandes ventanales con vistas al jardín.

la carta

El restaurante ofrece dos menús diferenciados, aparte bebidas. Uno de platos tradicionales que recorren los diez años que lleva Jordi Cruz en su carrera. Y otro menú de vanguardia que son los platos más innovadores y artísticos del chef.

El precio del menú tradicional es de 180€ por persona y el de vanguardia 210€. Si optas por el menú más maridaje incrementa el precio.

Optamos por el menú clásico, queríamos probar las famosas costillas de cordero que consiguieron la primera estrella Michelin del chef.

en la cocina:

Los primeros cinco platos te los ofrecen dentro de la cocina. Para mi no fue un momento muy agradable, ya que te sirven los platos en una barra pequeña, de pie y con una persona del restaurante esperando a que te comas el plato para explicarte el siguiente.

Tal vez me sentí un poco presionada, a mi que me gusta hacer fotos de los platos, casi que me sentía intimidada por perder el tiempo en sacar el móvil. La parte agradable de este rato, fue que pude ver la cocina por dentro. Experimentar el silencio, la pulcritud y rigurosidad del equipo de cocineros que trabajaban a conciencia en ese momento.

También tuve la suerte de poder coincidir con Victor, ex-concursante de Masterchef 6, que estaba en cocina y fue quien me preparó algunos de los platos del aperitivo.

en el salón:

Una vez finalizada la parte del aperitivo, es cuando pasas al salón y eliges el menú. Tardaron bastante en servirnos, aproximadamente unos treinta minutos sino más, pero nos dejamos llevar por la agradable estancia y esperamos pacientemente, aunque hubiera agradecido reducir esa espera.

Los platos como podéis ver en las fotos tienen un diseño muy cuidado, grandes elaboraciones donde se mezclan los sabores, las texturas y los colores. Platos de diez y de aquellos que te dan ganas de levantarte de la mesa, meterte en la cocina y ver como los hacen. Las famosas costillas creo que han sido las mejores que he probado nunca, así como la caja china.

los platos:

  • Cactus de lima, tequila y hojas verdes
  • Chip de cecina con mantequilla café de Paris
  • Gran macarrón de pan caramelizado con sofrito de tomate especiado y albahaca
  • Crujiente de alga nori, ventresca de atún, mantequilla de soja, botarga de yema curada y brotes picantes
  • Coca fina de hierbas mediterráneas con anchoas e infusión de cecina curada
  • Gilda de mar Bloody Mary on the Rocks
  • Conchas finas Mantequilla avellana montada con finas cortezas de pan y caviar
  • La caja China: Pan chino, brioche frito, anguila asada, wasabi Sopa de cebollas con esferas de Parmesano, nueces y Kumquat
  • Mero negro suquet & picada con romesco avellana y hojas anisadas
  • Arroz de atún, guisote de tomate mediterráneo, ventrisca y aire de Pecorino romano
  • Costillas de cordero lechal, asadas, curadas y desecadas con albaricoque confitado, brotes de pino, cuajada de pistilos, infusión de cordero y jugo caramelizado
  • Almohada de Camomila, leche y barquillo con toques cítricos y suavemente especiados
  • Caja frágil de chocolate Bajo una escarcha de flores frescas y desecadas, texturas de yogur, crujiente de galletas y helado de violetas
  • Dulces en calabaza

en el jardín:

Un jardín agradable que rodea al restaurante es el que te ofrece la oportunidad de finalizar la comida y tomar el café, al aire libre. Aprovechando la buena temperatura, así lo hicimos y nos deleitamos en las exquisiteces de dulces en calabaza que nos sirvieron.

Finalizada la comida, fuimos hacia cocinas para despedirnos de Victor y en ese momento vimos a Jordi Cruz, vestía de manera informal, por lo que entendí que no estaba durante el servicio ya que cuando entramos en cocina no estaba. Nos saludó y charlo un minuto con nosotros y con la misma rapidez que lo vimos aparecer, desapareció sin ni siquiera tener tiempo de hacerme una foto con él.

Tal vez, bajo mi punto de vista, no habría estado de más, que ya que estaba en el restaurante, pasara por las mesas a saludar a los comensales, porque no olvidemos que muchos de los que vamos allí, también es por verlo a él. Si no llegamos a ir hacia cocina de nuevo, desde luego no lo habríamos visto.

Volvería SI, pero creo que deberían de reducir el número de aperitivos que se sirven en cocina y servirlos en mesa, reducir la espera entre los aperitivos y el menú y por último creo que el chef debería pasar a saludar a sus comensales.

datos de contacto:

HOTEL ABAC

Avenida Tibidabo, 1

08022 Bacelona

Telf: 93.319.66.00

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *