HOTEL PORT SALINS EMPURIABRAVA

HOTEL PORT SALINS EMPURIABRAVA

Acabo de llegar de pasar un fin de semana en el Hotel Port Salins Empuriabrava y ya estoy escribiendo el artículo de mi experiencia, señal de que me ha gustado tanto que os lo quiero recomendar.

el hotel:

El Hotel Port Salins tiene 4 estrellas y está ubicado en la localidad de Empuriabrava, en plena Costa Brava. Es un hotel perfecto para pasar las vacaciones o una escapada de fin de semana. Se encuentra situado en el centro de la ciudad portuaria, a menos de 100 metros de la playa y ofrece vistas al canal de Salins.

servicios:

Dispone de piscina exterior donde puedes relajarte junto al canal Salins y disfrutar del sol mientras te tomas un aperitivo.
Además en la 4ª planta disponen de un jacuzzi  con solarium, con unas vistas panorámicas que te permiten admirar el mejor “skyline” de la Bahía de Rosas, una de las más bellas del mundo según la UNESCO . También tienen barbacoa, ideal para pasar un buen rato, tomar un aperitivo antes de cenar o un cocktail.
También dispone de una zona relax de uso gratuito y exclusivo para los clientes del hotel. Dicha zona ofrece: sauna finlandesa, camas de agua con cromoterapia, piletas de cambio térmico, duchas, servicio de toalla y agua.

habitaciones:

Dispone de 42 habitaciones y están decoradas en tonos azules evocando el mar que rodea a la localidad. Hay desde habitaciones individuales, doble con o sin terraza, junior suite o la junior suite triple, que es en la que me alojé.

restaurante noray:

El chef Aaron Carberry nos ofrece una cocina cuidada y moderna. Sus platos son de temporada, con productos frescos y de calidad.

LA CARTA:

Nosotros pudimos degustar un menú exclusivo elaborado por el Chef pero en su carta encontrarás platos exclusivos y deliciosos.

  • Bombón líquido de Campari con Naranja, croqueta de bacalao, mantequilla con pistacho y albaricoque y cestita de parmesano con esferz de mozzrella
  • Galleta de foie con cítricos
  • Tartar de atún rojo
  • Huevo a baja temperatura con espárragos y jamón
  • Lenguado con crema de bogavante y mousse de espárragos
  • Pichón con foie y esfera de remolacha
  • Sorbete de mojito
  • Queso con boletus
  • Souflé de frutos rojos sorbete de fresa
  • Petit fours

contacto:

HOTEL PORT SALINS EMPURIABRAVA
Av. Fages de Climent, 10-15
Empuriabrava
T: +34 972 456640
E: info@hotelportsalins.com
W: www.hotelportsalins.com

 

VENDIMIA EN CHÂTEAU L’HOSPITALET

VENDIMIA EN CHÂTEAU L’HOSPITALET

VENDIMIA EN CHÂTEAU L’HOSPITALET

Qué maravillosa experiencia ha sido vivir la vendimia en Château l’Hospitalet, un hotel del que ya te hablé en otro artículo (puedes leerlo aquí) y que me tiene enamorada. Cuando viajo a Narbonne me gusta pasar allí alguna noche, ya que es un hotel con mucho encanto. Levantarte con el sonido de los pájaros, en plena naturaleza, puestas de sol espectaculares, campos para pasear… es que lo tiene todo.

A nuestra llegada nos esperaba Katia Daguet, Directora de relaciones exteriores y el gerente Alexandre Agop para darnos la bienvenida. Fuimos a la cima de la montaña que hay detrás del hotel donde hay unas vistas magníficas a los viñedos y al mar Mediterráneo. Allí nos habían preparado una botella de Ballerine un Brut Étoile Rosé y el delicioso vino de Cote des Roses en hielo con unas copas. Nos enseñaron un rinconcito escondido detrás de la montaña “el de los enamorados” y bien se merece ese nombre ya que las vistas son magníficas desde allí.

Ver anochecer desde este punto o desde las viñas es todo un espectáculo que no podéis perderos. Paseamos por sus viñedos, el huerto, la zona de la piscina y la tranquilidad que se respira es ideal para hacer boca antes de la cena.

la habitación:

La habitación donde nos alojamos tiene mucho encanto, una estancia amplia de 30 m2, muy luminosa y con vistas al jardín. Una decoración exquisita, con maderas nobles, colores relajantes que invitan al descanso.

Al día siguiente el único sonido que te llega del exterior es el de los pájaros que saludan al nuevo día.

Bajamos a desayunar temprano ya que nos esperaba un gran día, el desayuno buffet es muy completo y con unos productos de primera. A pesar de que me gusta mucho desayunar salado, cuando voy a este hotel me decanto por desayunar sus croissants, ¡son exquisitos! Y tampoco puedes perderte la miel que producen ellos mismos, un producto de alta calidad.

VENDIMIA EN CHÂTEAU L’HOSPITALET:

Después del desayuno nos vinieron a buscar para acompañarnos a ver como se hacía la vendimia. Llegamos justo a la hora del bocadillo de los trabajadores, unos minutos después vemos como llega una furgoneta llena de cajas grises y todo el mundo se pone en marcha. Los vendimiadores se despliegan en la parcela para empezar a recoger los frutos de las vides.

Los trabajadores se ponen a vendimiar, realizan la vendimia de forma manual, de esta manera la fruta se mantiene más intacta y llega en mejores condiciones.  Cortan el racimo con tijeras , de esta forma van despojando a las cepas de sus racimos y los depositan en los cubos. Éstos se descargan en capazos que llevan a cuestas otros mozos.

Cuando los capazos están llenos se vuelcan dentro de unos pequeños contenedores, ladeándose el trabajador que tiene el capazo sobre él mismo y depositando toda la uva en ellos. Estos contenedores se cargan en la furgoneta.

Del camión se lleva a la bodega, donde se descarga la uva en una cinta que rodeada de trabajadores, se encargan de limpiar de ramas y hojas las uvas. De allí caen en un depósito de acero inoxidable y comienza el proceso del vino.

Fuimos a ver las bodegas donde guardan y preparan el vino, nos enseñaron un bidón con el que están experimentando para elaborar nuevos vinos.

Y después de ver todo el proceso llega el momento de acercarnos a la tienda y hacer una cata de algunos de sus mejores caldos.

la cata:

Lo difícil cuando entras en la tienda es decidir que vinos quieres probar para la cata. Esta vez nos decantamos por los vinos rosados.

  • GRIS BLANC:

    Un vino con un original perfil, de color rosa muy pálido con matices grises y blancos (ese color se debe a su variedad de garnacha gris que tiene una piel muy clara y fina). En nariz se mezclan aromas muy dulces de frutas rojas. En boca, un ligero perlado otorga al vino toda su frescura y exalta el sabor de la fruta. El final, elegante, se desarrolla con una nota fresca y mineral. Este vino es un rosado a base de garnacha, variedad rey del Roussillon utilizada en los vinos dulces naturales (Banyus, Riversaltes)

  • DIVING INTO HAMPTON WATER: 

    Fruto de la colaboración de Jon Bon Jovi y Gérard Bertrand, Hampton Water captura el arte de vivir y la convivencia común de los Hamptons y el sur de Francia.

    Este vino rosado, fresco y vivo de color rosa salmón tiene un aspecto floral medio. Con aromas frutales y minerales, ofrece una textura esbelta.  Se utilizan la garnacha, cinsault y monastrell para sacar este maravilloso caldo. Como característica su vibrante mineralidad y un final acentuado debido a la crianza en barrica de roble francés.

  • COTÉ DES ROSES: Es el vino que más me sorprendió, no solo por la estética de su botella que imita en su base la forma de una rosa, diseñada por una joven de la Escuela Bulle, sino que creo que es un vino que apetece tomar a cualquier hora.  Se trata de un rosado suave, pálido y brillante con reflejos azulados que con el tiempo evolucionan hacia matices más anaranjados. Ofrece aromas de fruta roja y grosella. Completan esta paleta las notas florales de rosa y las notas cítricas de pomelo. Final fresco con notas de caramelo inglés. En boca es un vino fresco, goloso, dotado de una gran persistencia aromática y un armonioso equilibrio.

COMO LLEGAR al hotel:

Gracias a Renfe -SNCF y su tren de alta velocidad, pudimos llegar a la ciudad de Narbonne en apenas dos horas. Este tren te ofrece la posibilidad de viajar cómodamente, sin esperas y haciendo el trayecto del centro de la ciudad de origen, al centro de la ciudad de destino.

En sus vagones hay acogedores asientos, algunos con mesas para trabajar cómodamente, también cuenta con un vagón restaurante y movilidad entre los coches.

Una vez que llegas a Narbonne has de coger un taxi en la misma estación, para recorrer los 11 kms entre campos, pinares y viñedos hasta llegar al hotel. En la ciudad no hay taxis por lo que te recomiendo que si en ese momento no encuentras uno, te esperes o llames por teléfono a uno.

DATOS DE CONTACTO:

CHÂTEAU L`HOSPITALET

Route de Narbonne Plage
11100 NARBONNE
http://www.chateau-hospitalet.com/en/

Telf.: +33 (0) 4 68 45 28 50

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

LA HABANA VIEJA

LA HABANA VIEJA

LA HABANA VIEJA

Cuando pienso en la Habana Vieja me vienen recuerdos de una ciudad parada en el tiempo, calles repletas de historias, de gente, de color, de música. La Habana Vieja es la zona más antigua de la capital de Cuba y en el año 1982 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En la ciudad se mezclan una serie de estilos arquitectónicos que no deja indiferente a nadie y se debe a que ha sido una ciudad ocupada en diferentes épocas y por diferentes países, dejando huella cada uno de ellos. La corona española, la británica, la francesa y por último la estadounidense mostraron su esplendor en plazas, mansiones, patios coloniales, callejuelas… un verdadero tesoro que se fue deteriorando por el paso de los años ya que el gobierno no hacía mantenimientos de la ciudad.

Durante los años 90 se intenta rescatar el ambiente histórico de la Habana Vieja pero solo lo consiguen en las calles y plazas más transitadas por los turistas. Si sales de esta ruta verás la evidencia de una ciudad que se cae a trozos y está abandonada hasta tal punto que te preguntarás como pueden vivir en esas condiciones.

donde dormir:

Puedes buscar un hotel en el centro o buscar una casa particular que te será más económica. Tener en cuenta que las estrellas que tiene un hotel aquí no es equivalente a las estrellas de un hotel de Cuba, por lo que igual te sorprendes por el estado del mobiliario, del baño o de la habitación. Nosotros nos alojamos en el Hotel Sevilla, con una decoración inspirada en la Alhambra, muy céntrico y con una gran historia detrás.

Otro detalle de Cuba es que no hay prácticamente internet, sólo en sitios muy específicos dentro del hotel como por ejemplo el vestíbulo, olvídate de tener internet en habitaciones o en los bares o restaurantes del hotel. Además has de comprar unas tarjetas de internet que conseguirás en el mismo hotel, no son caras y te duraran en función de lo que compartas, si son mensajes no hay problema, si son fotos o vídeos no te durará nada.

como pagar:

Es una de las rarezas del país y es que allí existen dos tipos de monedas. Los CUC que es la moneda que utiliza el turista y los cubanos para artículos que ellos denominan de lujo como una lavadora, una camiseta o unas bambas y la otra moneda que es la que usan ellos para la compra de comida y el transporte que es el peso Cubano.

No quieren dólares y en muy pocos sitios te aceptan euros (las excursiones con las agencias si que te aceptan euros) por lo que cuando llegues al país lo primero que has de hacer es cambiar la moneda, en el mismo hotel, en los bancos o en las casas de cambio. Recuerda llevar el pasaporte o una fotocopia del pasaporte para cambiar el dinero.

También has de tener en cuenta que no aceptan tarjetas de crédito y si te las aceptan te hacen pagar una comisión.

como moverse por la ciudad:

Es muy fácil moverse por Cuba y te recomiendo que lo hagas a pie, será la mejor manera de conocer la ciudad y su gente. Pero hay puntos alejados del centro y además la calor no ayuda a tener ganas de caminar hasta los lugares más alejados, así que tienes la opción de coger el autobús turístico, por 5 CUCs te llevan a los lugares emblemáticos. También puedes coger un taxi, pero ojo siempre pacta el precio antes de subirte o te puedes llevar una sorpresa.

Seguramente lo que te llamará la atención son los coches clásicos que circulan por la ciudad, la mayoría de los años 40 y de estilo americano. Puedes contratarlo con chofer, pero regatea el precio antes de subirte, en principio te pedirán por una hora 35€, pero puedes bajar el precio y decidir también el recorrido. Nosotros cogimos uno para ver el anochecer desde el Castillo de los tres reyes del Morro y después el Malecón.

consejos sobre tu seguridad:

No tuve ningún incidente destacado por la ciudad, verás presencia policial por muchos puntos pero aún así has de ir con ojo, por eso quiero darte algunos consejos.

No es necesario ni recomendable que lleves el pasaporte encima, si quieres lleva una fotocopia para que te puedan identificar. También lleva una fotocopia de las tarjetas de crédito porque en caso de hurto o pérdida es más fácil que puedas denunciarlas.

Los jineteros son famosos en la ciudad, te intentarán timar o robar, no se ocurra comprar objetos  (sobretodo no compres tabaco en la calle) o cambiar dinero en la calle, seguramente te timarán. Existe una serie de acoso hacia el turista que jamás he visto en ningún otro lugar de los que he viajado hasta ahora, nada más pisar el suelo fuera del hotel se te acercan un montón de cubanos intentando venderte algo, queriendo llevarte en taxi, recomendándote un paladar…. no te fíes y haz uso de tu sentido común.

Además el acoso verbal a las mujeres es algo muy común, sobretodo en el centro de la ciudad, oirás todo tipo de comentarios sobre tu físico, queriéndote halagar pero algunos resultan bastante lascivos y lo hacen con cualquier mujer, adolescente o niña que les llame la atención. No percibí peligro en ningún caso, estaba en sitios públicos y acompañada, pero creo que es bueno que lo sepáis y tengáis precaución en ese sentido.

qué comer en la ciudad:

Durante la ruta te recomendaré varios restaurantes como el Paladar de Doña Eutimia que lo encontrarás en el callejón del Chorro o el restaurante O’Reilly 304 que lo encontrarás en esa misma dirección de la calle o’reilly. Si quieres más información sigue leyendo. 

qué ver en la habana vieja:

Es fácil moverse por la Habana, existen cuatro plazas principales:  la Plaza de la Catedral, la Plaza de San Francisco de Asís, la Plaza Vieja y la Plaza de Armas. Te recomiendo que pasees de día por las cuatro plazas, las cuales están conectadas entre sí por encantadoras calles.

Como estábamos alojados en el Hotel Sevilla lo primero fuimos a ver fue el Capitolio Nacional de Cuba, una réplica del Capitolio de Washington D.C, actualmente lo están restaurando por lo que no llegamos a entrar. Y justo al lado tienes el Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso, el edificio es una preciosidad y es sede del Ballet Nacional de Cuba.

Cruzamos el Parque Central desde donde puedes coger el bus turístico o un coche de caballos (aunque yo no soy amante de este tipo de negocios) prefiero caminar y descubrir la ciudad a pie.

el floridita:

Haz una parada en el Bar Floridita, está muy cerca del Parque Central, escucha la música en directo y pide un Daiquiri, es su producto estrella, un cóctel a base de ron blanco, limón, azúcar y hielo frappé.

Ernest Hemingway frecuentaba casi a diario este local durante sus largas estancias en Cuba a lo largo de unos 20 años y por ello encontrarás su figura en bronce en la barra del establecimiento.

También puedes comer en su salón, donde tendrás comida internacional, aunque yo no comí allí ya que esperaba poder comer en un paladar.

calle obispo:

Desde el mismo Floridita puedes acceder a la calle del Obispo está llena de tiendas, bares, galerías de arte y siempre verás muy buen ambiente tanto de día como de noche.  Es una calle estrecha, te resguardará del sol, es peatonal y verás transitar mucha gente de diferentes países. Desde museos, bibliotecas o colegios, hasta fachadas de colores y bares donde bailan al ritmo de la música en directo, puedes encontrarte a lo largo de esta calle. La calle te llevará hasta la Plaza de Armas.

plaza de armas:

Es la plaza más antigua de las cuatro plazas coloniales de La Habana Vieja, ya que fue trazada en torno a 1520. En ella encontrarás algunos de los museos y edificaciones monumentales más interesantes de la ciudad, como el precioso Museo de la Ciudad (ubicado en el Palacio de los Capitanes Generales), el Palacio del Segundo Cabo, el Castillo de la Real Fuerza, el Museo y monumento El Templete, el Museo Nacional de Historia Natural, el Museo de Navegación y el Museo del Automóvil.

Justo al lado tienes el Castillo de la Real Fuerza, puedes pasar a visitarlo.

castillo de la real fuerza:

Este castillo es la fortaleza más antigua en pie de toda América y está rodeado por un impresionante foso donde se encuentra el Museo de Navegación. Se usó durante mucho tiempo para la residencia del Gobernador, pero hoy en día es un museo.

El Castillo es un ejemplo de la arquitectura militar en tiempos del dominio español en el Caribe y fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Después de la visita dirígete a la calle Empredado para ver la Plaza de la Catedral.

plaza de la catedral:

La Catedral de San Cristóbal de La Habana es de estilo barroco, construida en 1748 y dedicada a la virgen que se encuentra en el altar mayor.  La custodian dos torres campanarios desiguales, puedes subir a ellas por muy poco dinero y disfrutar de sus bonitas vistas.

Está rodeada por la plaza que alberga las mansiones de la nobleza habanera colonial. Desde allí puedes hacer una parada a La Bodeguita del Medio y tomarte un mojito, no te recomiendo que te quedes a comer, a mi la comida no me gustó o me paso lo típico que esperas mucho de un sitio y luego ves que no es para tanto. Si quieres comer te recomiendo el Paladar Doña Eutimia que lo tienes al lado o en el Paladar O’Reilly 304 que está en la calle O’Reilly justo debajo.

comer en el paladar doña eutimia:

El Paladar de Doña Eutimia se encuentra en el callejón del Chorro. El nombre del restaurante es un homenaje a Eutimia, una señora que vivía al otro lado de la plaza y que cocinaba a los artistas del Taller Experimental de Gráfica. Su cocina cubana es sencilla y muy casera, para mi de los mejores sitios que comí durante las vacaciones. Te recomiendo la ropa vieja o los camarones, es la mejor que he comida en la Habana.

comer en el paladar o’reilly:

Este restaurante es muy pequeñito, tiene dos plantas, pero es realmente tranquilo y tiene un aire acondicionado que te sabrá a gloria. Tienen variedad de platos, pero yo no pude dejar de escapar la recomendación de otra turista que me dijo que probara la langosta grillé. He de confesar que fue la mejor que me comí en el país, igualmente por los platos que vi, te pidas lo que te pidas seguro que acertarás.

Comer en la Habana no es barato, si tienes la idea de otros países del caribe donde comes por poco dinero, aquí comer te puede salir entre 15-20€ por persona, todo dependerá del número de platos que pidas, si lo acompañas de vino o de algún otro tipo de alcohol.

Después de la comida dirígete hasta la calle Mercaderes y camina hasta la Plaza de San Francisco de Asís.

plaza san francisco de asís:

La Plaza de San Francisco de Asís se construyó en el siglo XVI, mirando hacia el puerto de La Habana, cuando los galeones españoles atracaban en el muelle en su paso por las Indias hasta España.

Muy cerca de la plaza está el Museo del Ron Havana Club, contiene un circuito cerrado donde te explican el proceso de la fabricación del ron.

Catedral Ortodoxa Nuestra Señora de Kazán

Muy cerquita de allí encontrarás la Iglesia Ortodoxa Rusa, una construcción llamativa y que nada tiene que ver con la arquitectura cubana. A fines de los años 90, la comunidad rusa que habita en Cuba solicitaron la construcción de una iglesia donde celebrar sus liturgias. En el año 2001 se acordó su edificación, y tres años después construyeron un edificio de arquitectura bizantina, con cúpulas doradas y cruces que las coronan.

Finalizada la visita puedes acercarte al puerto o retroceder a la calle Mercaderes de nuevo para ir a la Plaza Vieja.

plaza vieja:

La Plaza Vieja es una de las más fotografiadas de la ciudad, diseñada en el año 1559 se mezclan los estilos arquitectónicos del barroco cubano y el Art Nouveau de inspiración gaudiniana. Es un buen sitio para hacer fotos, disfrutar de sus bares, restaurantes, tiendas y galerías de arte. Nosotros paramos a tomar un mojito de café en el Café el Escorial, allí tuestan su propio café y he de decir que está realmente bueno.

donde ver el anocher en la habana vieja:

Te recomiendo unos imprescindibles para ver un bonito y romántico anochecer:

  • Desde el Malecon con el sonido del mar, gente pescando y el ambiente de las personas que se acercan a este punto para vivir este momento mágico.
  • Desde el Mirador del castillo del Morro es un icono de la ciudad, lleno de historias y tiene unas vistas espectaculares.
  • Visita la Terraza del Hotel Nacional con las vistas al Malecón mientras puedes consumir una bebida, no es necesario ser cliente del hotel
  • Desde La Fortaleza de San Carlos de la Cabaña donde podrás ver en directo el cañonazo de las 9 un IMPRESCINDIBLE momento que has de vivir en tus vacaciones. La tradición de este momento se remonta a finales del siglo XVII cuando la ciudad para protegerse de los piratas y corsarios cerraban las puertas de su muralla. Para anunciarlo disparaban un cañón desde un buque amarrado en el puerto. Cuando en 1774 se construye La Cabaña se comienza a efectuar los cañonazos desde esta fortificación.  Te recomiendo que llegues con tiempo ya que así podrás ver ponerse el sol y además coger un buen sitio para ver la ceremonia del cañonazo. Al finalizar la ceremonia puedes darte un paseo por la fortaleza o disfrutar de las tiendecitas que hay en la entrada.

plaza de la revolución:

La plaza de la revolución está un poco retirada del centro por lo que te recomiendo que la visites el día que cojas el bus turístico. Allí encontrarás el monumento al héroe nacional y revolucionario  José Martí, al otro lado de la plaza encontrarás las imágenes de Ché Guevara que dice “Hasta la victoria siempre” y de Camino Cienfuegos, artífices de la revolución cubana, junto con Fidel Castro y su hermano Raúl.

el cristo de la habana:

Es una enorme estatua que se encuentra a la entrada del puerto de La Habana, a la izquierda, entre la vetusta fortaleza de San Carlos de la Cabaña y el pueblo de Casablanca. Es un icono en la ciudad y para llegar a él nosotros lo hicimos en coche pero también puedes ir en ferry.

Hay muchas cosas más por ver y te enseñaría otros muchos edificios, pero siempre se ha de dejar algo de misterio para el que viaja. Si quieres saber más sobre este país en breve escribiré otro artículo sobre Varadero, Trinidad, Cienfuegos y otros sitios a visitar.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]