SÁNDWICH GOURMET DE CECINA

SÁNDWICH GOURMET DE CECINA

SÁNDWICH GOURMET DE CECINA

Si te has cansado del típico sándwich has de probar este sándwich gourmet de cecina que te va a encantar.

Al sándwich se le llama de muchas maneras dependiendo de la comunidad, unos le llaman mixto y otros bikinis, estamos hablando del mismo bocadillo de pan de molde. La explicación de cada nombre es histórica, el nombre de bikini viene de una sala de baile de Barcelona llamada Bikini, donde se servían estos bocadillos y que se pusieron de moda en los años cincuenta.

El nombre de mixto viene que nada más y nada menos que de Cuba, llegó con los estadounidenses que visitaban la isla en la primera década del siglo XX y, frío o caliente, se conocía como un mixto o un cubano. Dicen que fue el primer bocadillo que servían en los campos de béisbol de Nueva York en el año 1894, quince años antes de que se impusiera la moda los perritos calientes. Después en la década de los cincuenta saltaría a España.

A Francia llegó en 1910, aparecía en la carta de un café del Boulevard des Capucines, aunque renovado con un toque gourmet y bautizado como croque-monsieur (señor crujiente). Lo recubren con bechamel antes de dorarlo al horno. Y en la variante croque-madame se le pone un huevo al plato encima.

Y por último en Portugal aparece la francesinha, ya os hablé de ella en mi viaje a Oporto. Un sandwich mucho más calórico desde luego, ya que además del jamón y el queso fundido, añaden otros embutidos propios y también rosbif de ternera o de cerdo. Y por si fuera poco, lo sirven con una salsa de tomate, cerveza y pimienta y acompañado de patatas fritas.

Y ahora que ya sabéis su historia vamos con la elaboración.

ingredientes:

  • 6 rebanadas de pan de molde
  • 3 lonchas de cecina
  • 3 lonchas de queso Havarti
  • 40 gr de foie mi cuit
  • 20 gr de nata de cocinar
  • Mantequilla
  • Cebollino

elaboración:

Para empezar unta las rebanadas de pan de molde con la mantequilla en la parte interior de cada rebanada.

Añade una loncha de cecina y otra de queso. Pon una plancha a calentar o sandwichera y mientras prepara la salsa de foie.

En un cazo pon a calentar la nata y una vez caliente añade el foie, mezcla bien fuera del fuego para que no se queme hasta que te quede totalmente líquido. Pon el resultado en un biberón de cocina o una manga pastelera.

Pon los sandwiches en la plancha hasta que se doren por ambos lados. Mientras corta el cebollino.

Una vez dorados, córtalos por la mitad, emplátalos y añade unos hilos de crema de foie, dale un toque final con el cebollino cortado.

Sírvelos calientes, si no son para consumir al momento, puedes dejarte la salsa de foie preparada y en la nevera y los sandwiches montados y envueltos en papel de aluminio hasta que vayas a ponerlos en la plancha.

consejos:

  • Puedes cambiar la cecina por un jamón de cebo o de bodega que sea un poco bueno, hablamos que sea gourment.
  • Pon el queso que más te guste, hay muchas lonchas de diferentes quesos que se funden muy bien.
  • Si no te gusta el foie puedes cambiarlo por una salsa barbacoa o crema agria.
PAN DE MOLDE CASERO

PAN DE MOLDE CASERO

PAN DE MOLDE CASERO

Si os gusta haceros sandwiches o tostadas no podéis perderos este pan de molde casero, porque la receta es súper fácil de preparar y no necesitas muchos ingredientes. Creo que poder hacer tu propio pan es uno de los placeres mayores en la cocina y con este pan lo vas a comprobar, fijaros si me gustó que hice el primero y cuando lo probé me puse a preparar otro para poder cenar un mixto o bikini como les llaman algunos.

ingredientes para el pan de molde casero:

  • 450 gr de harina
  • 120 ml de agua
  • 140 ml de leche
  • 10 gr de levadura fresca
  • 25 gr de azúcar
  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 10 gr de sal

elaboración de la masa:

Pesa el agua y pon 30 ml en un vaso, añade el resto del agua (90 ml) en el robot o en un bol junto con la harina, la leche, el azúcar y la sal.

Calienta un poco el vaso con el agua en el microondas y después deshaz la levadura fresca dentro de ese agua, cuido no te excedas con la temperatura del agua sino la levadura no hará el efecto que ha de hacer.

Pon ese agua con levadura también en el robot o en el bol con el resto de ingredientes y mezcla todo muy bien.

Añade la mantequilla cortada a tacos y ves integrándola poco a poco a la masa, verás que se vuelve más pegajosa, si lo estás mezclando a mano y te cuesta puedes engrasarte las manos con aceite.

levado y horneado de la masa:

Deja reposar la masa 15 minutos tapada con un trapo de cocina.

Pasado ese tiempo, vuelve a amasarla fuera del bol enharinando la superficie de trabajo. Este proceso de amasado ha de durar 10 minutos.

Vuelve a dejarla fermentar durante 1 hora tapada con un trapo de cocina, yo la suelo dejar dentro del horno a temperatura de 50º o cerca de un radiador ahora que es invierno.

Una vez pasado ese tiempo estira la masa en forma de rectángulo, el lado más corto te ha de medir el tamaño del molde que tengas en casa. Ayúdate de un rodillo para darle la forma. Enrolla la masa sobre sí misma para darle la forma al pan, las dos puntas mételas hacia abajo.

Engrasa el molde que vayas a usar con spray antidesmoldante o con una pizca de mantequilla. Mete la masa dentro y deja que fermente durante 4 horas o hasta que veas que el pan rebosa un poco el molde.

Precalienta el horno a 220º e introduce en la parte baja un molde apto para hornos con agua para que al calentarse haga el efecto vapor.

Derrite un poco de mantequilla y pinta la superficie del pan con ella para que se forme la corteza.

Introduce el pan en el horno y programa 30 minutos pero a los 15 minutos mira tu pan, si está dorado tápalo con papel de plata (no pasa nada si abres el horno).

Sácalo del horno, retíralo del molde y deja enfriar encima de una rejilla hasta enfriar totalmente.

Si te ha gustado este pan no te pierdas el pan rústico