BUTIFARRAS AL HORNO CON PATATAS

BUTIFARRAS AL HORNO CON PATATAS

Preparar estas butifarras al horno con patatas es súper sencillo y el sabor de las butifarras se potencia más que sí las haces a la plancha. Lo bueno de hacerlo en el horno es que una vez dentro, te puedes despreocupar de ellas.

Yo he buscado una bonita presentación, enrollándolas sobre sí mismas y pinchándolas con un palillo para que no se desenrollen, pero puedes ponerlas de manera alargada también.

Acompaña estas butifarras de una ensalada, un pico de gallo, patatas al horno y acompáñalas de la salsa que más te guste. Yo he preparado una salsa pesto, pero una salsa chimichurri también le viene genial.

INGREDIENTES:

  • 5 butifarras
  • 5 patatas
  • Manteca de cerdo
  • 5 cebollas pequeñas
  • 6 dientes de ajos
  • 2 hojas de laurel
  • 1 rama de tomillo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimentón
  • 150 ml de vino blanco
  • 1 taza de caldo

ELABORACIÓN:

Para empezar lava bien la piel de las patatas y córtalas por la mitad, hazles un cortes en cruz y ponlas en una fuente de horno. Añade encima de cada patata una cucharadita de manteca de cerdo, sal y pimentón.

Pela las cebollas y reserva.

Enciende el horno a 180ºC

Coge una bandeja grande de horno y pinta la bandeja con aceite. Pon las butifarras en ella, enrollándolas como ves en las foto para que sea una presentación más original

Añade los ajos, las cebollas y riega con el aceite y la sal.

Introduce la bandeja en el horno caliente, junto con la de las patatas. Deja cocer unos 40 minutos, a media cocción riega con el vino blanco y con la taza de caldo.

Procura no pinchar las butifarras para evitar que salga el líquido de dentro y se nos queden demasiado secas.

Si quieres que las butifarras te queden más doradas, puedes darle en los últimos minutos un toque de grill del horno.

Finalizado el tiempo comprueba que las patatas están bien hechas pinchándolas con un cuchillo, todo dependerá de su tamaño. Si ves que se te doran en exceso puedes taparlas con un papel de aluminio.

 

RAVIOLIS DE BUTIFARRA Y TROMPETAS DE LA MUERTE

RAVIOLIS DE BUTIFARRA Y TROMPETAS DE LA MUERTE

RAVIOLIS DE BUTIFARRA Y TROMPETAS DE LA MUERTE

Estos raviolis de butifarra y trompetas de la muerte son deliciosos, estáis advertidos. Además una vez que pruebas la pasta casera, difícilmente vuelves a comprarla en el supermercado. Si te decides a preparar pasta rellena, puedes dejar correr tu imaginación y hacer múltiples elaboraciones.

Las herramientas que he utilizado han sido la máquina para pasta Imperia y el cortador de pasta Marcato para raviolis. Además en este caso he utilizado una harina especial para masas de De Cecco.

He calculado 100 gr de harina por comensal, y por cada 100 gr de harina le has de poner un huevo.

Ingredientes para la masa:

  • 300 gr de harina de grano duro De Cecco en Gadgets Cuina
  • 3 huevos
  • 5 cl de aceite de oliva
  • Sal

Ingredientes para el relleno:

  • 200 gr de setas trompeta de la muerte
  • 1 cebolla pequeña
  • 100 gr de butifarra

Elaboración de la masa con robot:

Para empezar pon la cuchilla de amasar en el robot. Introduce los ingredientes de la masa en el robot y programa manualmente velocidad 5 durante 3 minutos.

Retira la masa, envuélvela en papel film y deja reposar la masa 1 hora.

Elaboración de la masa sin robot:

Para empezar haz un volcán con la harina, rompe los huevos y los introduces en el centro del volcán. A continuación añade el aceite y la sal. Mezcla la harina hacia el interior del volcán hasta conseguir una masa homogénea, has de trabajar la masa unos 10 minutos.

Envuelve la masa en papel film  y deja que repose 1 hora.

Elaboración del relleno:

Tanto con robot como sin robot el proceso es el mismo. En esta receta lo hice con el robot pero lo que se ha de hacer es picar los ingredientes y sofreír. Con el robot pones la cuchilla ultrablade y picas la cebolla a velocidad 12 durante 10 segundos. Con ayuda de una espátula baja los restos de la cebolla y añade aceite. Programa de  cocción P1, 5 minutos y sin tapón.

Añade la carne de la butifarra, sin piel y las setas cortadas a dados, salpimenta y programa de cocción P1, 5 minutos.  Reserva.

Estirar la masa:

Para ello yo he utilizado la máquina Imperia. Primero saco la masa del film y con ayuda de un rodillo la estiro lo suficiente como para que quepa entre los rodillos de la máquina. La máquina tiene un mecanismo que permite diferentes grosores desde el número 6 al número 1. Se ha de ir haciendo progresivamente de manera descendiente. Así que primero pon la masa con la rueda en el número 6 y con ayuda de la manivela, ves pasando la masa por los rodillos. Luego vuelve a hacer este proceso con el número 5. Luego por el número 4 y así hasta el número 2, que será el máximo que estiraremos  para esta receta. Volvemos a pasar de nuevo la masa por el número 2.

Rellena los raviolis:

Después de  probar diferentes cortadores, por fin he encontrado uno que funciona de mil maravillas y es el de la marca Marcato. Enharina la placa para hacer  raviolis, pon la primera plancha de pasta fresca encima y con los dedos dibuja las cavidades donde has de poner el relleno. Rellena los raviolis con la mezcla preparada y marca los bordes con un poco de huevo batido para que se queden pegadas las placas. Pon la otra placa de masa encima y pasa el rodillo para que se corten los raviolis.

Repite el proceso hasta acabar la masa o el relleno.

Pon a hervir una cacerola con agua y sal, cuando comience la ebullición ir introduciendo los raviolis de manera separada, yo lo hago en varias veces para evitar que se peguen unos a otros. Dejar hervir cada grupo de raviolis unos 4 minutos.

Poner los raviolis dentro de otra cacerola donde tendrás la salsa preparada de raviolis y dejar cocer en la salsa 1 minuto más, yo le añado un pequeño vaso de agua del agua de cocción. En este caso la salsa que preparé era de setas, pero puedes ponerle la salsa que más te guste.

Si te ha gustado esta receta de raviolis no te pierdas la receta de raviolis de berenjena.