PATATAS DUQUESA CON PARMESANO

PATATAS DUQUESA CON PARMESANO

PATATAS DUQUESA CON PARMESANO

Estas patatas duquesa con parmesano son el acompañamiento perfecto a cualquiera de tus platos de carne o de pescado. Además de bonitas quedan deliciosas y aunque la receta original no lleva parmesano, yo se lo he querido añadir para darle mi propio toque personal.

Me ha costado dar con la receta perfecta, después de cuatro intentonas por fin puedo compartirla con vosotros, y no es que quedaran mal antes, es que igual soy demasiado perfeccionista y quiero compartir con vosotros lo mejor.

La receta es una especialidad francesa y no deja de ser un puré de patatas, al cual se le agrega el huevo y se le da esta forma tan característica.

ingredientes:

  • 500 g de patatas variedad Kennebec
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo L + 2 yemas de huevo
  • Romero
  • Pimienta y sal
  • 80 gr de queso parmesano rallado

elaboraciÓn:

Para empezar pon las patatas lavadas a cocer con piel. Cubre totalmente con agua y añade un puñadito de sal. Cuece las patatas hasta que al pincharlas con la punta de un cuchillo ves que la patata está tierna y entra perfectamente el cuchillo, el tiempo dependerá del tamaño de las patatas por eso no os lo pongo.

Escurre las patatas, deja enfriar un poco y pélalas. Ponlas en un bol grande y comienza a chafarlas con un tenedor o un prensa patatas. Ha de quedar muy bien chafada, ya que sino cuando la pongas en la manga pastelera se te va a bloquear la masa y será un desastre. Añade una pizca de sal y pimienta y el romero. A continuación añade el queso parmesano y mezcla el conjunto.

En una sartén con el fuego bajo, pon la masa y ves removiendo para que las patatas vayan perdiendo el exceso de agua. En ese momento incorpora la mantequilla, deja que se integre poco a poco, verás que la masa se vuelve más cremosita y más compacta.

Bate el huevo entero y las dos yemas juntas. Incorpora los huevos al puré y mezcla bien con ayuda de una cuchara de madera, hasta que el huevo quede totalmente integrado en la masa. A continuación pon el puré en una manga pastelera con una boquilla rizada.

Enciende el horno a 200º y en la bandeja de horno pon papel sulfurizado. Ahora ya solo has de ir haciendo la forma de las patata duquesa, puedes darle la forma que le he dado yo como flores o puedes ir girando la boquilla dándole la forma de caracol.

Una vez que acabes la masa, pon la bandeja en el horno y deja que cuezan unos 10 minutos, hasta que veas qué quedan doraditas por encima.

Ya tienes tu acompañamiento perfecto para tus platos, si te ha gustado esta receta a base de patatas no puedes perderte la receta de patatas rellenas de carrilleras.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Published by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *