ROLLO DE TORTILLA CON CALABACÍN Y QUESO FETA

ROLLO DE TORTILLA CON CALABACÍN Y QUESO FETA

ROLLO DE TORTILLA CON CALABACÍN Y QUESO FETA

Este rollo de tortilla con calabacín y queso feta es una elaboración que tendrás preparada en un momento ya que es muy fácil de preparar.

El queso feta lo encontrarás en muchos supermercados ya que hace años que este queso Griego entró en nuestro país para quedarse. Es una especie de cuajada de queso que lo curan en salmuera. Es un queso con mucha historia ya que se habla de él desde la antigüedad clásica. Lo elaboran generalmente con leche de oveja, aunque puedes encontrar otras variedades. Es un queso blando y sin corteza que se presenta en cuñas o en cuadrados, pero nosotros lo desmigaremos para la receta.

Si no encuentras este queso puedes sustituirlo por un queso de cabra también.

ingredientes:

  • 6 huevos
  • 2 calabacines
  • Cebolla
  • 80 gr de queso feta
  • Aceite de oliva
  • Sal

elaboración:

Para empezar pela la cebolla y córtala muy fina. Ponla en una sartén antiadherente con un aceite  y cocínala durante unos 5 minutos.

Mientras lava y corta los calabacines también muy finos, yo he usado una mandolina para hacer las láminas lo más finas posibles. Salpiméntalos y cocina durante unos 10 minutos más, removiendo de vez en cuando.

Bate los huevos en un bol con un poco de sal y con una espumadera quita de la sartén el calabacín y la cebolla. Remueve bien todo el conjunto y quita un poco de aceite de la sartén, lo justo para cuajar la tortilla.

Pon la mezcla en la sartén y cuájala por un lado durante 3 o 4 minutos a fuego bajo. Dale la vuelta con ayuda de un plato llano y cuájala por el otro lado durante 3 minutos.

Una vez cuajada, pon sobre la encimera un trozo largo de film transparente. Pon la tortilla encima y distribuye sobre ella el queso feta desmigado. Ayúdate del papel film para enrollarla de tal manera que el queso quede dentro y se funda con la calor. Si ves que te quemas, ayúdate de un trapo de cocina.

Deja reposar la tortilla enrollada unos 5 minutos, después ponla sobre una tabla de cortar, desenrolla con cuidado y córtala a rodajas.

¡Sirve caliente y a disfrutar!

Si te ha gustado esta receta no te pierdas la tortilla caprese

DOOWAPS CASEROS

DOOWAPS CASEROS

doowaps caseros

Hace unos años que descubrí este tipo de bollería, pero la compraba y tenía unas ganas tremendas de hacer unos Doowaps caseros como Dios manda. Es curioso como al llegar al supermercado tendemos a comprar cosas ya elaboradas y cuando después lo haces te sorprendes a ti mismo diciendo uoooohh pues que fácil.

Así que solo puedo animaros a prepararlos porque sé que os van a entusiasmar.

ingredientes:

  • 120 gr de leche
  • 250 gr de harina de fuerza
  • 12 gr de levadura fresca
  • 30 gr de aceite de oliva
  • Una yema de huevo + un huevo para pintar los doowaps
  • 40 gr de azúcar y una cucharadita de sal
  • Extracto de vainilla
  • Pepitas de chocolate
  • 50 g de gotas de chocolate

elaboracióN:

Para empezar mezcla la leche junto con la yema de huevo, la levadura, una cucharadita de extracto de vainilla, la harina, el ázucar y la sal.

Amasa todo el conjunto a mano o con un robot de cocina hasta que te quede una masa homogénea y entonces deja reposar diez minutos.

Vuelve a amasar y deja reposar, este proceso lo has de hacer como tres o cuatro veces. Añade el aceite de oliva y vuelve a amasar dos veces más. La masa te ha de quedar elástica y fina.

En ese punto deja que la masa fermente hasta que doble su volumen, tápala con un trapo y en un lugar que no le de el aire.

Una vez fermentada la masa, estírala bien con ayuda de un rodillo en la mesa de trabajo previamente untada en aceite.

Añade por encima las gotas de chocolate y guarda algunas para decorar. Enrolla la masa y divídela en porciones de unos 50 gr cada una.

En la bandeja de horno con papel sulfurizado ves poniendo las bolitas y finalmente tápalas con un trapo, deja que fermenten dentro del horno pero sin encenderlo, han de doblar su volumen.

Una vez doblado el volumen, saca la bandeja del horno y precalienta el horno a 180º.

Pinta la superficie con huevo batido y adorna con las gotas de chocolate que habíamos reservado.

Mete la bandeja de nuevo en el horno y deja que cuezan durante 10 minutos o hasta que veas que cogen el color dorado.

Saca la bandeja y deja que enfríen encima de una rejilla.

Si te ha gustado este tipo de receta no puedes perderte los hot cross buns o panecillo en cruz .