TORTILLA CAPRESE

TORTILLA CAPRESE

No conozco a nadie que no le guste esta tortilla caprese con mozzarella, tomates secos y ese toque de albahaca que gusta tanto. Lo mejor de esta receta es lo fácil que es prepararla y con que poquitos ingredientes tienes una cena ideal.

Yo he combinado la tortilla con tomates secos hidratados en aceite (los puedes comprar en el supermercado) pero si no te gustan puedes rellenarla con pimientos del piquillo o escalivada, aunque ya no la llamaría tortilla caprese.

La cantidad de los ingredientes son para hacer dos tortillas individuales.

Si te gustan las tortillas no te pierdas la tortilla de berenjena con tomate confitado

ingredientes:

  • 6 huevos
  • 1 mozzarella
  • 6 tomates secos en aceite
  • Albahaca fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal

elaboración:

Para empezar escurre la mozzarella de su suero y córtala a daditos pequeños. Déjala en un colador mientras preparas el resto de ingredientes.

Escurre los tomates de su aceite de conservación y córtalos en tiras con ayuda de unas tijeras. También pica la albahaca fresca, la cantidad de albahaca es a tu gusto.

En un bol mezcla la mozzarella, el tomate y la albahaca y reserva.

Bate tres huevos con la sal. Calienta una cucharada de aceite en una sartén antiadherente. Cuando el aceite este caliente, añade los huevos batidos y deja que se cuaje ligeramente por un lado.

Dale la vuelta a la tortilla y deja que cuaje ligeramente por el otro lado, no necesitas que quede muy tostada ya que la acabaremos en el horno. Reserva la tortilla y vuelve a hacer el mismo proceso con los otros tres huevos que te quedan.

Distribuye en la mitad de cada tortilla los dados de mozzarella, el tomate y la albahaca y dóblala por la mitad.

Pon las tortillas en una fuente refractaria y gratínalas en el horno un par de minutos o hasta que veas que te quedan un poco doradas por encima y que el queso se derrite.

Sácalas del horno y sirve calientes.

PATIO - LA TERRAZA DEL RESTAURANTE SOLOMILLO

PATIO – LA TERRAZA DEL RESTAURANTE SOLOMILLO

PATIO – LA TERRAZA DEL RESTAURANTE SOLOMILLO

Patio – La terraza del restaurante Solomillo es un espacio exterior ubicado en el hotel Alexandra, situado en el centro de Barcelona, entre las emblemáticas calles comerciales de Paseo de Gracia y Rambla Cataluña.

Su chef y restaurador Enrique Valentí está al cargo de este restaurante, cuyo renovado patio de manzana esconde un verdadero tesoro. Una tranquila y bonita terraza adaptada para todas las épocas del año y para degustar los mejores platos o cócteles.

El contraste de las maderas, la vegetación, la obra vista, los cojines en tonos terrosos hacen que se respire armonía. Además si le añadimos la música de fondo y la piscina hace que PATIO sea un lugar encantador.

la carta

La carta te ofrece unas selectas tablas de quesos, embutidos ibéricos, ensaladas y verduras ecológicas o de proximidad.

Para los amantes de la carne, ¡¡ojo al dato!! porque podéis degustar de varios tipos de solomillo de diversas razas, como la salers, la cherolesa, la frisian, la rubia gallega y el buey. Y por si fuera poco, además puedes ajustar el peso del plato de carne en función del hambre que tengáis. De acompañamiento también puedes elegir entre una variedad de platos, como las verduras o las patatas gratin dauphinoise que son altamente recomendables. Si lo prefieres también pueden prepararte en mesa un Steak tartar con la carne picada a mano de Frisian, una carne mantequillosa y muy melosa .

Finalmente recuerda dejar espacio para los postres, donde su carta tiene desde una tabla de quesos afinados, como postres propios de su obrador o pastelería tradicional de especialistas pasteleros.

mis recomendaciones:

Te recomendaría todo lo que hay pero como es imposible que te comas todo, te hablaré de lo que  he probado y que no te has de dejar .

  • Tomate de temporada con burratina y albahaca
  • Ensalada ecológica de la huerta
  • Tabla de embutidos catalanes artesanos
  • Plato de cecina y coca de cristal con tomate
  • Los solomillos con las distintas razas de carnes. Yo te recomiendo que pidas cantidades pequeñas y pruebes varias de ellas, mi favorita la Frisian.
  • El steak tartar cortado a mano
  • Batido de mojito
  • Pain Killer : naranja, piña, coco y ron

datos de contacto:

RESTAURANTE SOLOMILLO

Calle Mallorca, 251
Tel.   93 467 77 55 
reservas@restaurantesolomillo.com

 

BERENJENAS A LA PARMIGIANA

BERENJENAS A LA PARMIGIANA

BERENJENAS A LA PARMIGIANA

Estas berenjenas a la parmigiana están espectaculares y además es un plato ideal para hacer en cualquier momento del año.

La primera vez que probé estas berenjenas a la parmigiana fue en Nueva York, sí, realmente parece increíble que haya tenido que viajar hasta tan lejos para probarla. Pero gracias a mi amiga Olga que la pidió y yo me apunté al carro, pude probarla.

Ya podéis imaginar lo que me gustó y que mientras la comía, yo pensaba “esta receta la he de hacer”. Es curioso que aunque he viajado a Italia mil y una veces, jamás la había pedido.

Tardé un año más en hacerla, porque tenía tantas recetas por probar que pasó a mis pendientes, hasta que la cociné en casa y triunfó.

Ingredientes:

  • 2 berenjenas grandes
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 60 gr de queso parmesano rallado
  • 1 cucharada sopera de orégano seco
  • 500 gr tomate triturado
  • Sal y aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Vinagre de vino tinto
  • 200 gr de mozzarella fresca
  • Albahaca fresca
  • Aceite de albahaca

Elaboración:

Para empezar calienta el horno a 200 º

Elimina los tallos de las berenjenas y córtalas a rodajas de 1 centímetro de grosor. Pon papel de aluminio sobre la bandeja de horno y pon las rodajas de las berenjenas, las salpimentas y le pones un chorrito de aceite de albahaca (yo he comprado uno que venden en spray y es muy cómodo).

Seguidamente hornea las berenjenas hasta que veas que quedan tiernas, para ello ayúdate de un tenedor y las vas pinchando.

Mientras pela la cebolla y el ajo. Pica la cebolla en trocitos pequeños y el ajo en láminas.

En una cazuela pon un buen chorro de aceite de oliva a fuego medio y añade la cebolla, el ajo y el orégano seco. Saltea durante 10 minutos hasta que la cebolla quede tierna, pero ojo de no quemar el ajo porque sino te amargará.

Añade el tomate triturado y rehógalo bien. Tapa la cazuela y sofríe durante 15 minutos.

Pasado ese tiempo sazona con sal, pimienta, unas gotas de vinagre y añade las hojas de la albahaca al gusto, mezcla bien y deja a fuego lento durante 5 minutos más.

montaje de la bandeja:

Coge una cazuela de barro, de cristal o de metal para hornear y añade una fina capa de tomate. Cúbrela con un poco de parmesano rallado y encima pon las rodajas de mozzarella fresca hasta cubrir toda la superficie de la bandeja. Distribuye las rodajas de las berenjenas encima de la mozzarella.

Vuelve a poner una fina capa de tomate encima de la capa de las berenjenas, luego el parmesano y por último la mozzarella. Realiza este paso hasta agotar los ingredientes, pero acabando siempre con una capa de salsa de tomate, una buena dosis de parmesano y unos trozos de mozzarella que podemos cortar con un cortapastas para darle una bonita forma.

Finalmente hornea a 190º durante 40 minutos hasta que quede dorada y a disfrutarla!!!