ALUBIAS CON MARISCO

ALUBIAS CON MARISCO

ALUBIAS CON MARISCO

Hoy vamos a preparar un plato lleno de sabor con estas alubias con marisco. Es un plato sencillo de preparar, el cual vamos a hacer más fácil al ponerle unas alubias ya cocidas, pero al que vamos a potenciar con un buen sabor a marisco.

Has de tener en cuenta que cuando compres las almejas, las has de dejar en agua y sal durante unas horas para que suelten la tierra que puedan tener. Yo suelo dejarlas un día en agua y le cambio el agua dos veces.

Ingredientes:

  • 400 gramos de alubias blancas cocidas
  • 8 gambas
  • 250 gramos de almejas
  • 1 sepia
  • 1 pimiento rojo
  • 1/2 cebolla grande
  • 1 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 copita de vino blanco
  • ½ vaso de agua
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

elaboración:

En una cazuela, pon un chorrito de aceite y saltea las gambas, después reservalas.

Prepara el sofrito, picando la cebolla, la zanahoria, el pimiento y el diente de ajo en daditos pequeños. En la cazuela anterior, añade la cebolla y deja que se poche y se caramelice a fuego lento, añádele sal para que sude la cebolla y si ves que se te queda un poco pegada, puedes ayudarla añadiéndole un poco de agua.

Cuando la cebolla tenga un color un poco dorado, añade el ajo, la zanahoria y el pimiento, deja que se vaya haciendo poco a poco el sofrito. A los cinco minutos añade una copita de vino blanco y el laurel, deja que se evapore el alcohol. Si te queda demasiado reducido puedes añadirle un poco más de agua o si tienes caldo de verduras o pescado también le va muy bien.

Mientras pela las gambas y saca el jugo de las cabezas de las gambas, incorpora ese jugo al sofrito.

Lava y corta la sepia a daditos pequeños e incorpórala al sofrito. Ves dejando que se cueza poco a poco todo el conjunto.

Pon las almejas en un colador y después añádelas a la cazuela. Pon la tapa y deja que se abran. Mientras lava y pica el perejil.

Pon en un colador las alubias y lávalas con un poco de agua, así retiraremos el líquido que viene en el bote de conserva.

Añade a la cazuela las alubias y el perejil picado. Remueve bien todo el conjunto y deja que se cueza un par de minutos.

Añade las gambas, salpimenta y deja otros dos minutos más.

¡Ya tienes listas tus alubias con marisco! Te aconsejo que las sirvas calientes o puedes reservarlas para el día siguiente que con las horas de reposo mejora el sabor.

SUQUET DE RAPE CON GAMBAS

SUQUET DE RAPE CON GAMBAS

SUQUET DE RAPE CON GAMBAS

Esta receta de suquet de rape con gambas es una interpretación de la clásica receta de suquet de pescado, típico plato catalán, que los marineros elaboraban en el mar. Es una receta fácil de seguir y que siempre tiene éxito, eso sí para hacerla sin prisas para ganar en sabor y en intensidad.

Como todo buen guiso, el chup-chup y dejar que se hagan las cosas a su ritmo, va a tu favor en el resultado final.

Desde luego que va a ser un plato que se va a quedar en casa para repetir algunos domingos, como el de hoy, que para ser el día de la madre ha sido una receta que me puesto en el primer puesto del podium. En casa me pedían que hiciera hoy el arroz de rape  pero como no tenía algunos ingredientes, me he decantado por preparar el suquet de rape con gambas que tenía guardadas.

Y ahora ¿vamos con la receta? Si la haces y te gusta, me encantaría saberlo con un comentario o puntuando esta entrada al final.

ingredientes:

  • 3 colas de rape pequeñas limpias
  • 800 gr de caldo de pescado
  • 12 gambas rojas
  • 3 patatas grandes
  • 500 grs de tomates maduros
  • 1 pizca de Azúcar
  • 4 dientes de Ajo
  • 80 ml de vino blanco
  • 1 picada
  • 1 cucharadita Pimentón dulce
  • Perejil picado
  • Sal y Pimienta negra

elaboración:

Para empezar prepara los ingredientes, pela y trocea los dientes de ajo, reserva. Ralla los tomates y reserva.

En una sartén pequeña pon un poco de aceite de oliva y añade dos dientes de ajo (los otros dos los reservas) . Añade la picada, deja tostar, cuando veas que algo se ha tostado ve retirando, sino se te quemará, no se tuesta a la vez el pan, la almendra y la avellana, así que a medida que veas que se dora, retira y ponlo en el vaso de la túrmix o en un mortero si tienes. Una vez todo tostado, añade perejil picado y machaca o tritura el conjunto hasta que queden como granitos de arena. Reserva para luego.

Trocea las patatas, para ello has de chasquearlas para que así suelten el almidón y espese la salsa. Para ello has de clavar el cuchillo en el tubérculo y apretando hacia arriba desgarraras la patata, resérvalas también.

En una cazuela grande pon un chorrito de aceite de oliva virgen suave, saltea los otros dos dientes de ajos picados que teníamos reservados, deja que doren y añade el tomate rallado. Has de dejar que reduzca unos ocho minutos, ves removiendo de tanto en tanto. Mientras pon el caldo de pescado a calentar.

Agrega a la cazuela el pimentón y remueve rápidamente para evitar que se queme, a continuación añade el vino blanco y deja que se evapore el alcohol.

Añade las patatas y ves moviendo para se mezcle todo bien, pon el fumet de pescado en la cazuela también. Añade sal y pimienta y deja cocer el conjunto unos 15 minutos. Puedes añadir un poco de perejil picado.

Finalizado ese tiempo añade la picada a la cazuela y mezcla bien, deja que cueza un par de minutos.

Sazona el rape y añade a la cazuela junto con las gambas. Mueve la cazuela cogiéndola de las dos asas de un lado para el otro.

Prueba cómo está de sal, y si es necesario rectifica de sal y de pimienta. Vuelve a cortar un poco de perejil y añade por encima. Deja que reduzca el caldo aproximadamente 15 minutos y comprueba que la patata pinchándola con un tenedor, si está blanda, ya lo tienes listo. Si no, déjalo un poco más de tiempo.

Antes de servir deja reposar unos diez minutos y ¡ ya la tendrás lista!