SALMÓN CON SALSA DE YOGUR CÍTRICA

SALMÓN CON SALSA DE YOGUR CÍTRICA

SALMÓN CON SALSA DE YOGUR CÍTRICA

Este salmón con salsa de yogur cítrica es una receta que se realiza con la técnica del vapor, además aromatizamos las verduras con un toque de menta. Si no te gusta la técnica del vapor o no tienes medios para hacerlo también puedes hacerlo al horno o a la plancha.

Si te gustan las recetas con salmón no te pierdas el salmón con espinacas y hojaldre.

ingredientes:

  • 600 g de salmón fresco
  • 250 g yogur griego sin azúcar
  • 1 naranja
  • 1 limón
  • 1 lima
  • 1 zanahoria
  • ½ calabacín
  • 5 hojas de menta
  • Sal
  • Pimienta

elaboración:

Para empezar con la receta primero pelar la zanahoria, cortarla a daditos y reservar.

Lavar el calabacín, cortarlo a rodajas, después a daditos y reservar.

Hacer las verduras al vapor con ayuda de una vaporera poner en el agua las hojas de menta para aromatizar las verduras.

Si no tienes vaporera  pon una olla con agua al fuego junto con las hojas de menta y dentro de la olla introduce un colador con la precaución de que éste no toque el agua. Pon  las verduras en el colador y tapa la olla. Déjalo cocer hasta que veas que las verduras quedan al dente. Si lo haces con una vaporera en diez minutos lo tendrás listo.

Cortar mientras el salmón en dados, mirar que no quede ninguna espina, puedes dejarle la piel o retirarla, como más te guste. Hacer el salmón también al vapor durante 3 o 4 minutos dependiendo del grosor, o como os he dicho antes si no os gusta al vapor, puedes pasarlo por la plancha.

Para preparar la salsa de yogurt cítrica, primero lavar la naranja, el limón y la lima. Rallar la mitad de la naranja y todo el limón y la lima.

Exprimir el zumo de media naranja si es grande y si es pequeña el zumo entero, también exprimir el del limón.

Poner en un bol el yogur griego, los zumos y la piel de los cítricos, añadir una pizca de sal y de pimienta y mezclar bien hasta que todo esté integrado.

Finalmente emplatar poniendo los dados de salmón, encima las verduras y finalmente salsear con la salsa de yogurt. Añadir unas escamas de sal y una pizca de pimienta.

POLLO AL LIMÓN ESTILO CHINO

POLLO AL LIMÓN ESTILO CHINO

POLLO AL LIMÓN ESTILO CHINO

Siempre que íbamos a comer al asiático que hay cerca de casa me decía lo mismo, he de aprender a elaborar este pollo al limón estilo chino. Pero cuando salía del restaurante se me olvidaba, hasta la próxima vez que volvía, no sé si a vosotros os pasa con otro tipo de platos. Así que un día que en casa me pidieron ir a comer al asiático por antojo de su pollo, pensé esta vez lo hago y así fue. La verdad es que la salsa queda incluso más rica que la que te sirven ellos, así que desde entonces esta receta se repite en casa y siempre queda perfecta.

No se necesita ni mucho tiempo ni tampoco muchos ingredientes, por lo que no tienes excusa para no prepararla y decirme que te ha parecido.

Y si buscas más recetas asiáticas no puedes perderte este wok de verduras y langostinos con curry rojo  que te va a encantar.

ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 2 limones
  • 100 ml de caldo de pollo
  • 50 ml de salsa de soja
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • Aceite para freír el pollo

elaboración:

Para empezar pon a marinar las pechugas de pollo cortadas a filetes, en la salsa de soja, este paso hazlo media hora antes de hacer la salsa.

A continuación vamos a preparar la salsa, para ello corta los limones por la mitad, guarda alguna rodaja para decorar y exprímelos. En un cazo pon ese zumo de limón, junto con el azúcar, el caldo (reserva un vaso) y calienta a fuego lento. En ese vaso de caldo pon una cucharada de maicena y deja que se deshaga totalmente hasta que queden sin grumos.  Pon esta mezcla en el cazo y remueve hasta que espese.

Bate el huevo y añade la otra cucharada de maicena, mezcla hasta que quede integrada. Reboza las pechugas de pollo con este rebozado. En una sartén pon un buen chorro de aceite y fríe las pechugas hasta que queden doradas. Déjalas sobre un plato con papel absorbente para eliminar ese exceso tan desagradable a aceite.

Pon las pechugas sobre una tabla de corta y haz finas tiras con ellas. En un plazo pon las tiras de pechuga y una pequeña salsera con la salsa, decora con unas rodajas de limón o unas virutas de la corteza.

Sirve inmediatamente para que se conserve caliente y si quieres puedes acompañarlo de un buen arroz blanco o con curry.