CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

CORAZÓN DE TERCIOPELO PARA SAN VALENTÍN

Este corazón de terciopelo para San Valentín es ideal para prepararlo el día de los enamorados o en cualquier momento del año que quieras tener un detalle con alguien muy especial como tu pareja, una amistad, tus padres o tus hijos.

La receta es súper fácil de preparar y no te llevará mucho tiempo, pero has de tener en cuenta que necesitará un tiempo de reposo para que la gelatina haga su efecto.

Lo importante es que tengas un molde con forma de corazón para que sea más fácil de hacer.

Si buscas más ideas de postres de San Valentin no te pierdas los cupcakes de chocolate o la panna cotta de chocolate blanco con corazón

ingredientes para la base:

  • 2 huevos
  • 50 gr de harina de repostería
  • 50 gr de azúcar blanco

ingredientes para la tarta:

  • 400 ml de nata
  • 100 ml de leche
  • 30 gr de azúcar
  • 3 hojas de gelatina
  • 180 gr de chocolate con leche para repostería
  • Spray efecto terciopelo rojo

elaboración para la base:

Lo primero que has de hacer es el bizcocho, para ello toma la forma del molde por la parte más amplia para que sobresalga de la tarta y quede más llamativo, y dibújalo en el papel de horno.

Separa las claras de los huevos y bate las claras con ayuda de unas varillas, cuando empiecen a montar agrega 25 gr del azúcar para ayudar que monte el merengue, si ves que pasados unos minutos no te monta o le cuesta, te doy un truco, añade unas gotitas de limón o de vinagre de manzana, ya verás que bien te montarán ahora. Una vez tengas el merengue reserva.

Bate las yemas con los otros 25 gr de azúcar.

Mezcla en un bol con movimientos envolventes el merengue y las yemas batidas. Recuerda hacerlo con movimientos suaves para que las claras no se bajen.

Precalienta el horno a 180º C y mientras agrega la harina tamizada con movimientos envolventes en la mezcla anterior, hasta obtener una masa homogénea.

Sobre la bandeja del horno pon el papel de horno con nuestro dibujo en forma de corazón y encima pon otra hoja de horno, así evitarás que el color de la pintura manche nuestra masa.

Extiende la masa en el interior del dibujo con una espátula, hasta que quede un grosor de 1 cm aproximadamente, también puedes ponerlo en una manga pastelera si te es más fácil.

Hornea a 180ºC durante unos 12 minutos. Después deja enfriar completamente y reserva tapada.

elaboración de la tarta:

Primero pon a hidratar las hojas de gelatina en agua fría.

Pon en un cazo la nata, la leche y el chocolate con leche troceado, a fuego medio hasta que se derrita el chocolate.

Saca el cazo del fuego, escurre la gelatina ya hidratada y añádela a la mezcla anterior hasta que se disuelvan todas las hojas.

Rellena el molde con forma de corazón y reserva en la nevera por lo menos cinco horas hasta qué se solidifique, yo lo dejo hasta el día siguiente.

montaje y decoración:

Una vez que tenemos la tarta solidificada, vamos a hacer un pequeño truco, forra todos los bordes del bizcocho con papel film de la medida que llegue hasta el principio de la tarta de corazón, lo tendrás que hacer a trocitos para que después te sea más fácil sacarlos sin que se rompa la tarta.

Pon la base de bizcocho encima del molde y con cuidado le das la vuelta para que la tarta quede encima del bizcocho, procura que quede centrado.

Ahora has de ponerlo sobre la base o el plato donde vayas a servir la tarta, ya que así evitarás que la pintura que pondremos en el siguiente paso se te rompa.

Con un spray de terciopelo rojo (yo lo compré en Gadgets Cuina) pinta la tarta de forma homogénea, con cierta distancia para no saturarlo y deja secar.

Mientras puedes decorarlo con algunos sprinkles, yo use perlitas y corazones blancos. Finalmente retira el papel film con cuidado de no desmontar la tarta y ya tienes tu tarta lista para San Valentin.