PAN DE CALABAZA

PAN DE CALABAZA

PAN DE CALABAZA

Este pan de calabaza lo he visto en muchas ocasiones por las redes sociales y tenía muchas ganas de elaborarlo, la verdad es que la receta es más fácil de lo que me pensaba, así que os animo a que vosotros también la preparéis.

En esta ocasión yo he elaborado este pan de calabaza en una versión más dulce pero también puedes hacer la versión salada. Para ello sólo has de sustituir el rabito de la calabaza por un palito salado de pan y su interior lo puedes rellenar de queso.

ingredientes para el pan de calabaza:

  • 450 g de harina de fuerza
  • 250 g de calabaza asada
  • 16 g de levadura fresca
  • 140 ml de agua
  • 5 g de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel (opcional)
  • chocolate negro para el relleno.

como asar la calabaza:

Lo primero que has de hacer es asar la calabaza, tienes la opción de hacerlo en el horno o en el microondas. Si haces la opción del horno, corta la calabaza por la mitad, la pones en la bandeja de horno con papel de horno y la horneas a 180º durante 40 minutos (dependiendo de su tamaño), sabrás que la calabaza está en su punto si al pincharla con la punta de un cuchillo se clava facilmente.

Si la quieres asar en el microondas, primero tendrás que quitarle la piel con un cuchillo afilado, después cortarla a dados, ponerla en un plato y taparla con papel film que harás unos pequeños agujeros con la punta de un cuchillo. Dejar que se ase durante 15 minutos.

Y ya tendremos la calabaza asada, así que vamos con la receta.

elaboración de la masa:

Lo primero que has de hacer es calentar el agua en el microondas, no ha de llegar a hervir, solo calentarla. Después disuelve en el agua templada la levadura fresca, hasta que quede totalmente disuelta.
Tritura la calabaza asada con ayuda de un robot, o con un tenedor hasta conseguir un puré.
En el robot de cocina o a mano, mezcla el puré de calabaza, con el agua de levadura y la miel.
Deja que se integren todos los ingredientes y ves añadiendo a cucharadas la harina. Seguidamente añade la sal y el aceite. Sigue amasando hasta que quede una masa homogénea y lisa. A continuación deja la masa reposar diez minutos tapada con un paño, finalizado el tiempo vuelve a amasar otra vez y vuelve a dejar reposar otros diez minutos. Este proceso lo has de hacer tres veces. Después dejarás la masa tapada con un paño hasta que doble su volumen. Puedes ayudarte dejándola dentro del horno con una temperatura de 30º.
Una vez se ve que ha doblado su volumen , pesar la masa y divídela en tantas porciones como quieras hacer, yo la dividí en papes de 65 gr. Estira la masa de cada bola y pon en su interior una pastilla de chocolate del sabor que te guste o puedes ir variándolos. Cierra la bola y con hilo de cocina haz 8 porciones para formar la calabaza.

cómo darle la forma de calabaza:

Para hacer las porciones: estira el hilo, unta de aceite un poco el hilo, pon la masa encima y junta los dos extremos, cruza como si fueras a hacer el lazo de un regalo, ahora haz la vertical haciendo lo mismo, si te es muy complicado, cada vez que cruces los hilos, haz un nudo en el centro.
Luego repites la operación en una diagonal y después en otra diagonal en sentido contrario. Finalmente harás un nudo en el centro. Procura no apretar demasiado porque la masa ha de levar todavía.
Deja reposar los panes otra hora, esta vez puedes hacerlo dentro del horno, con el horno apagado o a 30º como te he explicado antes. Hornea durante 25 minutos a 180º, finalizado el tiempo derrite un poco de mantequilla y con ayuda de un pincel, pinta los panes.
Para hacer el rabito de la calabaza yo he usado fondant, pero puedes ponerle una almendra o un palito de chocolate.

 

CALABAZAS DE CHOCOLATE PARA HALLOWEEN

CALABAZAS DE CHOCOLATE PARA HALLOWEEN

CALABAZAS DE CHOCOLATE PARA HALLOWEEN

Si buscas una receta original y deliciosa para el día de los muertos no te puedes perder estas calabazas de chocolate para Halloween. No dan mucho miedo, así que son ideales para los más pequeños y además les darás una alegría a sus paladares.

Lo bueno que tienen estas calabazas de chocolate es que las tendrás preparadas en un momento y sin necesitar demasiados ingredientes. Para ello vamos a usar retales de bizcochos o magdalenas y así la parte de la masa ya la tenemos elaborada.

INGREDIENTES:

  • 300 gr de restos de bizcocho o magdalenas
  • 150 g de queso crema
  • 180 gr de chocolate blanco
  • colorante alimentario naranja
  • Fondant verde
  • Cápsulas para cupcakes

elaboración:

Para empezar con la receta, coge el bizcocho y lo desmigas todo o lo trituras con ayuda de un robot, a continuación lo mezclas con el queso crema hasta formar una masa compacta, húmeda y homogénea.

Forma bolitas con la masa, puedes hacer de unos 25 gr aproximadamente y vas reservándolas en un plato tapado.

Derrite el chocolate blanco, cuidado que lo has de hacer poco a poco para que no se te queme, si lo haces en el microondas. Cada 30 segundos para el micro y remueve el chocolate, así hasta que quede líquido. También puedes derretirlo al baño maría.

Mezcla el colorante naranja con el chocolate blanco hasta obtener el color deseado. Con ayuda de unas cucharas reboza con ese chocolate naranja las bolitas y déjalas sobre una rejilla para que caiga el exceso de chocolate. Intenta no tocarlas mucho para que no se queden llenas de huelals.

Una vez que las tengas todas rebozadas en el chocolate,  pon el resto del chocolate en una manga pastelera con una boquilla pequeña y si no tienes hazle un corte pequeño a la manga pastelera, te ha de quedar del tamaño de un fideo.

Ahora hazle unas líneas como si fueran las rayas de las calabazas y deja secar completamente.

Mientras trabaja el fondant, y haz varios tirabuzones y algunas hojas de decoración. Si no eres muy hábil con el fondant, también puedes comprar las hojas de azúcar que venden en los apartados de repostería, junto con las flores de azúcar. Yo use el fondant y lo trabajé un poco, estirándolo y dándole las formas adecuadas.

Después ayúdate de un poco de chocolate para pegar las hojas y los tirabuzones en las calabazas. Cuando estén totalmente secas ponlas en los moldes de cupcakes y ya estarán listos para servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas otras ideas para esa noche como las momias de chocolate  o la tarta de halloween