VASITOS DE YOGUR Y MARACUYÁ

VASITOS DE YOGUR Y MARACUYÁ

VASITOS DE YOGUR Y MARACUYÁ

Si buscas un postre fácil has de hacer estos vasitos de yogur y maracuyá. Es una receta en la que no necesitas muchos ingredientes, aprovecha lo que tengas en casa y haz esta receta tuya. Esta receta ha surgido en estos días de confinamiento en casa debido al virus del Coronavirus, así que he decidido aprovechar los productos que tengo en casa y darles diferentes servicios.

Hace unos días hice la tarta de queso con maracuyá y me sobraron cuatro frutas que tenía en la nevera y que no quería que se echaran a perder, la verdad es que duran bastante, pero no está la cosa como para ir tirando.

También encontré en casa una bolsa con carquiñolis que son unas galletas típicas de Cataluña, yo a veces las hago casero, pero estas me las regalaron para navidad y las tenía sin abrir. Como no tenía galletas, decidí usarlos.

Por último, algo que nunca falta en casa son los yogures y en este caso tenía yogur griego, así que era ideal para hacer mi postre en vasito.

ingredientes:

  • 4 frutas de la pasión o maracuyá
  • 3 yogures griegos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Galletas o en mi caso carquiñolis
  • Decora con unas hojas de menta

elaboraciÓn:

Para empezar pica las galletas o los carquiñolis hasta obtener una tierra gruesa, no es necesario que lo mezcles con mantequilla, pero si te gusta que la parte de la galleta sea más densa, solo has de derretir un poco de mantequilla y mezclar con esta tierra. Yo no lo hice, así que una vez triturada lo que hice fue ponerlo en la base de los vasitos.

Abre la fruta del maracuyá por la mitad y extrae todo su interior, ponlo en un cazo junto con el azúcar. Ponlo a fuego bajo hasta que se deshaga el azúcar y reserva.

Rellena los vasos con el yogur griego, yo lo compré azucarado, pero si lo compras sin azúcar lo puedes añadir antes de ponerlo en el vaso.

Finalmente pon por encima la mermelada que se ha formado con la fruta del maracuyá y deja reposar en la nevera.

Antes de servir, puedes adornar con unas hojas de menta y ya tendrás tu postre listo.

TARTA DE QUESO Y FRUTA DE LA PASIÓN

TARTA DE QUESO Y FRUTA DE LA PASIÓN

TARTA DE QUESO Y FRUTA DE LA PASIÓN

Que os voy a contar de esta tarta de queso y fruta de la pasión que no sepáis, pues que una vez más la tarta queda espectacular. Tenía ganas de incluirle alguna versión cítrica a la tarta y la opción de añadirle la fruta de la pasión, ha sido de lo más acertada.

La tarta en sí es la que suelo hacer siempre, solo que esta vez en hacer la mermelada he preferido hacerle una capa de gelatina de fruta de la pasión que queda espectacular.

Vamos con la receta y si te gusta este tipo de tartas no te pierdas la tarta de queso de cabra.

INGREDIENTES para la tarta:

  • 1 kg de queso Philadelphia
  • 500 ml de nata con un 35% de materia grasa
  • 5 huevos tamaño L
  • 350 gr de azúcar
  • 50 gr de harina de repostería

ingredientes para la fruta de la pasión:

  • 400 gr del fruto de la pasión (la parte de dentro sin cáscara)
  • 40 gr de azúcar
  • 1 hoja de gelatina

ELABORACIÓN de la tarta de queso:

Para empezar precalienta el horno a 200º.

Si no utilizas un molde de silicona, has de engrasarlo primero con mantequilla o con un spray desmoldante.

Tamiza la harina y mezcla todos los ingredientes de la receta en la batidora hasta que queden totalmente integrados.

Vierte dentro del molde la mezcla anterior y hornea durante 60 minutos a 180º, si ves que finalizado el tiempo no se ha dorado por encima, sube un poco la temperatura, no más de 200º y dórala un par de minutos más.

Cuando saques la tarta de queso del horno, verás que la tarta se mueve, como si estuviera cruda pero no te preocupes que te quedará perfecta. Deja enfriar completamente sin desmoldar, sobre una encimera y finaliza su enfriamiento en la nevera.

elaboración de la gelatina:

Pon la hoja de gelatina a hidratar en agua fría, durante 10 minutos. Mientras abre la fruta de la pasión y extrae todo el interior. Ponlo en un cazo al fuego y añade el azúcar, cuando empiece a hervir, retíralo del fuego. Añade la hoja de gelatina escurrida y añádela al cazo. Remueve todo el conjunto para que se integre todo bien.

Añade la mezcla encima de la tarta de queso y deja enfriar hasta que la gelatina se solidifique.

Ya la tienes lista para consumir y disfrutar de ella, os aseguro que os va a encantar.