CREMA DE CACAO Y AVELLANAS CASERA

CREMA DE CACAO Y AVELLANAS CASERA

CREMA DE CACAO Y AVELLANAS CASERA

Esta crema de cacao y avellanas casera queda espectacularmente rica y además es muy sencilla de preparar. Lo más importante en esta receta es que tengas un bun procesador o trituradora porque la avellana ha de quedar muy picada, como si fuera harina.

Nunca me había planteado hacerla en casa, la verdad, es un producto barato y que sueles encontrar en el supermercado. Pero desde que estamos en la situación de confinamiento por el COVID-19, he visto que en los supermercados faltan algunos productos y me he tenido que poner las pilas con algunas recetas.

Esta crema de cacao la preparé para hacer la corona de Mona de Pasqua, pensando en que podíais no encontrar la clásica crema de cacao que solemos ir a buscar al super. La verdad es que me ha dejado sorprendida lo fácil que es elaborarla y desde luego mucho más saludable que la procesada.

Así que me ha convencido tanto que pienso hacer mucha crema de cacao y avellanas casera para mis recetas.

ingredientes:

  • 100 gr de avellanas tostadas sin piel
  • 50 gr de aceite de coco (si no tienes puedes usar un aceite de oliva suave)
  • 30 gr de cacao en polvo
  • 40 gr de azúcar moreno (si no tienes puedes usar azúcar blanco)
  • 100 ml de leche (la que suelas usar, también puedes ponerle leche vegetal)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (es opcional)

elaboración:

Para empezar lo que has de hacer es quitarle la piel a las avellanas que no le aportan nada. Después pon las avellanas en un robot de cocina potente con cuchilla de picar. Pícalas hasta que te quede una especie de harina de avellanas, cuanto más picadas mejor textura te quedará después.

A continuación añade el resto de ingredientes a la avellana picada, el aceite de coco lo puedes calentar un poco en el microondas si está muy sólido y mezcla hasta que todos los ingredientes quedan integrados.

Pon la crema de cacao en unos tarros de cristal con tapa y deja refrigerar en la nevera durante dos horas mínimo.

Ya tienes tu crema de cacao y avellanas lista para cualquier merienda, desayuno o tarta.