PATATAS RELLENAS DE CARRILLERAS

PATATAS RELLENAS DE CARRILLERAS

PATATAS RELLENAS DE CARRILLERAS

Estas patatas rellenas de carrilleras es una receta que se hace con mucho cariño, con un intenso sabor y con un resultado de diez.

Te aseguro que tus invitados te van a felicitar y va a ser recordado por mucho tiempo ¿te animas a prepararla?

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas pequeñas
  • 1 carrillera por persona ya deshuesada
  • 2 cebollas
  • 1 litro de caldo de ave
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • Boletus
  • 1 botella de vino tinto
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Harina

Elaboración de la carne y la salsa:

Para empezar corta las verduras menos las patatas en juliana. Limpia bien las carrilleras, quítale los nervios y la piel y con ayuda de un papel de cocina las secas bien. Espolvorea con harina y pásalas a una sartén donde a fuego fuerte las doras. Salpimenta y reserva.

Pon aceite en una olla y dora la verdura. Añade las carrilleras y deja que se dore junto con las verduras. Añade el vino y deja que hierva durante una media hora.

Agrega ½ litro del caldo y deja cocer durante 2 horas más a fuego lento.

Deshaz las carrilleras, cuela la salsa y la verdura se la agregas a la carne. Finalmente guarda la salsa para luego.

rellenamos las patatas:

Para empezar pela las patatas y las vacías por dentro lo máximo posible. En la parte de arriba has de dejar una apertura de una bola para poder ir rellenándolas y si no puedes hacerlo de este tamaño, corta una pequeña tapa para luego poder rellenarla.

Las rellenas de la carne con la verdura y las cierras con una de las bolas de patata. Espolvorea harina por la parte donde hemos cerrado la patata y la metes en huevo esa parte. Las pasas por la sartén con aceite primero por la parte de la apertura y luego le vas dando la vuelta dorando un poco las patatas.

Las pones en una olla con el cierre hacia arriba y que queden encajadas para que no se muevan. Vierte la salsa colada de la carne por encima de las patatas y las cubres con el resto del caldo hasta que queden totalmente cubiertas.

Lo cueces a fuego lento hasta que la patata quede bien hecha y para comprobarlo ves pinchando la patata.

Limpia los boletus con una brocha y los troceas. Finalmente saltea en una sartén con aceite de oliva.

Para la presentación pon una capa de las setas y tres patatas por comensal, acompáñalas de la salsa. Finaliza con algunos brotes.