ASADILLO MANCHEGO CON HUEVO

ASADILLO MANCHEGO CON HUEVO

ASADILLO MANCHEGO CON HUEVO

Este plato de asadillo manchego con huevo es un plato tradicional de la gastronomía de Castilla La Mancha que se puede servir frío o caliente dependiendo de la época del año. En la zona también lo puedes encontrar como tapa.

Su elaboración es bien sencilla y podrás prepararlo con antelación.

ingredientes:

  • 1 kg de pimientos rojos
  • 4 tomates medianos o 500 gr de tomate triturado
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharada de azúcar
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • 2 huevos (opcional)
  • Cebollino picado

elaboración:

Para empezar lava y limpia bien los pimientos, retira el rabito y límpialos por dentro retirando las pepitas y las zonas blancas. Pincela con un poco de aceite de oliva y sala. Lava los tomates y retira el pédicelo y los sépalos (la parte superior verde). Si quieres puedes usar tomate triturado y así te saltas el paso de asar los tomates.

Pon una lámina de papel sulfurizado en la bandeja de horno, pon los pimientos y los tomates  y hornea a 180º de temperatura durante 30 minutos. Puedes ir dándoles la vuelta con ayuda de unas pinzas, una vez asados, déjalos enfriar.

Una vez fríos pela los pimientos y corta en tiras. Retira la piel de los tomates, abre por la mitad y tritúralo con ayuda de una túrmix.

En una cacerola pon un poquito de aceite, añade los ajos pelados y cortados a rodajas, saltea y sin que lleguen a dorarse añade el tomate triturado, el azúcar y el comino en polvo, deja que reduzca el conjunto como si hicieras un sofrito.

Mientras pon a hervir agua y añade los dos huevos, deja cocer diez minutos.

En una fuente pon las tiras de los pimientos y el sofrito de tomate, mezcla bien. Pela los huevos y córtalos a cuartos, decora el plato con ellos y finalmente corta un poco de cebollino y pon por encima con un chorrito de aceite de oliva.

Ya tienes tu asadillo manchego con huevo listo y puedes servir frío o caliente como te guste.

Si te ha gustado esta receta manchega no puedes perderte la sopa castellana