CREMA DE LANGOSTINOS

CREMA DE LANGOSTINOS

CREMA DE LANGOSTINOS

Esta crema de langostinos es ideal para preparar en días especiales o días festivos de Navidad. Su sabor es espectacular a marisco, te va a encantar y vas a quedar genial con tus invitados.

Puedes usar langostinos congelados, no es necesario que sean frescos, así que aprovecha cuando los precios sean más bajos y congélalos para cuando quieras hacer la crema.

Ingredientes:

  • 800 gre de langostinos
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • 200 ml de nata
  • Perejil
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 zanahorias
  • 2 cebollas medianas
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de brandy
  • 1 litro de caldo de pescado
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Cebollino

elaboración:

Pela los langostinos y reserva por un lado las cáscaras con las cabezas, y por otro la carne.

Limpia y corta en juliana las zanahorias y la cebolla. Pela y pica el ajo fino. Reservar.

En una cazuela, añade un chorrito de aceite y saltea los langostinos pelados a fuego alto durante 1 minuto, sin dejar de remover. Retira los langostinos y reserva.

En la misma sartén calienta otras 2 cucharadas de aceite de oliva y sofríe las cebollas, añade una pizca de sal y saltea hasta que empiece a cambiar de color.

Añade las zanahorias, el ajo y pon fuego medio.

Cuando el sofrito esté blando, añade las cáscaras y cabezas de los langostinos (puedes apretar el interior de las cabezas para sacar los jugos). Saltea a fuego medio durante aproximadamente 2 minutos, removiendo.

Añade dos cucharadas de harina y remueve todo el conjunto.

Rocia con el brandy, agrega la salsa de tomate y el caldo de pescado caliente. Deja cocer durante 20-25 minutos.

Finalizado el tiempo tritura todos los ingredientes con un robot de cocina o la túrmix.

Cuela la crema, aplastando bien para que suelte todos los jugos.

Vuelve a poner la crema en la olla limpia, añade la nata y los langostinos reservados, excepto los que se necesiten para decorar los platos. Sazona con sal y pimienta, deja cocer un par de minutos.

Sirve caliente en un plato hondo, pon unos langostinos en el centro y espolvorea por encima un poco de cebollino picado.

Si te han sobrado langostinos puedes preparar un ceviche.