TARTA DE QUESO Y FRAMBUESAS

TARTA DE QUESO Y FRAMBUESAS

TARTA DE QUESO Y FRAMBUESAS

Esta tarta de queso y frambuesas es deliciosa. Me encanta el sabor que tiene y la combinación de los dos ingredientes principales. Ya sabéis que tengo verdadera pasión por las tartas de queso y aún no la había probado así. Creo que es de las tartas que más he hecho y más he versionado. Por eso no podía faltar una tarta de queso y frambuesas en mi web.

Nunca os había hablado de la frambuesa y estoy segura que os va a interesar todas las propiedades que tiene.

Para empezar explicaros que la frambuesa es una fruta que aporta una cantidad importante de fibra, ideal para  el tránsito intestinal. Constituye una buena fuente de vitamina C, ácido cítrico, ácido elágico, flavonoides y folatos. Además también aporta minerales como el potasio, el magnesio y el calcio. La vitamina C tiene acción antioxidante y dicha vitamina interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.

Ingredientes para la tarta:

  • 750 g de queso Philadelphia
  • 75 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 200 ml nata de cocina
  • 2 huevos
  • 1/2  sobre de levadura
  • 1 bandeja de frambuesas
  • Mermelada de frambuesas (también puedes hacerla tú)
  • 1 bote de queso mascarpone

Elaboración:

Para empezar bate los huevos junto con el azúcar hasta que quede una mezcla blanquecina, añade el queso y bate bien la mezcla. Ahora tamiza la harina y la levadura sobre la masa, añade la nata de cocina y vuelve a mezclar.  Te ha de quedar una crema brillante y sin grumos.

Reserva alguna frambuesa para decorar y con el resto tritura en la túrmix. Añade a la mezcla el bote de queso mascarpone.

Precalienta el horno a 180º y mientras vamos a preparar la tarta haciendo varias capas de masa.

En el molde de la tarta pon una base de la crema de queso y encima extiende una capa de la crema de frambuesa. De nuevo una capa de crema de queso y encima otra de frambuesa. Repetir hasta agotar una de las dos masas pero siempre acabando con la capa de crema de queso.

Hornear durante 45 minutos a 180º y dejar enfriar sin desmoldar, reservar en la nevera.

Finalmente antes de servir extender sobre la tarta una capa de mermelada de frambuesa y decorar.

 

HELADOS CREMOSOS DE FRAMBUESAS

HELADOS CREMOSOS DE FRAMBUESAS

HELADOS CREMOSOS DE FRAMBUESAS

Estos helados cremosos de frambuesas son deliciosos y fáciles de hacer. Si no tienes fruta fresca en casa, esta es una buena manera de hacerlos y sin complicaciones. Hoy en día tienes en los supermercados pasta pura de varias frutas, así que esta receta de helados cremosos los puedes hacer de diversos sabores.

No sé si a vosotros os pasa pero a mi en verano me apetece el helado después de cenar, es algo curioso porque me apetece mucho más que para merendar.

Y ahora un poco de historia…

El origen del helado se considera incierto, ya que el concepto del producto ha sufrido modificaciones en consonancia con el avance tecnológico, la generalización de su consumo y las exigencias de los consumidores. Pese a ello, se puede fijar como origen probable del helado la presencia de bebidas heladas o enfriadas con nieve o hielo traídas generalmente por los esclavos en las cortes babilónicas, antes de la era cristiana.

Ingredientes:

  • 15 g de pasta pura de frambuesas.
  • Una pizca de sal.
  • 250 ml de leche.
  • 180 g de azúcar blanquilla.
  • 5 ml de extracto de vainilla.
  • 250 ml de nata para montar.
  • 4 g de estabilizante procrema frío.
  • frambuesas

Elaboración:

Para empezar bate la pasta pura de frambuesas, el azúcar, el extracto de vainilla, la sal y la mitad de la nata para montar hasta que todos los ingredientes formen una crema. Añade el resto de la nata y la leche y sigue batiendo hasta que todo quede integrado.

Corta unas frambuesas a trocitos y ponlas en la base de los moldes de helados. Añade la mezcla anterior y al congelador hasta que estén totalmente congelados.

 También puedes ponerlo en un tupper grande y congelarlo, después puedes usarlo para acompañar postres, sacando bolas a medida que los necesita. Además otra idea es comprar cucuruchos de galleta y  rellenarlos con estos helados. 

COOKIES DE CHOCOLATE BLANCO Y FRAMBUESAS

COOKIES DE CHOCOLATE BLANCO Y FRAMBUESAS

COOKIES DE CHOCOLATE BLANCO Y FRAMBUESAS

Estas cookies de chocolate blanco y frambuesas son deliciosas os lo aseguro. Me gustan muchísimo y me encanta poder compartir con vosotros esta receta.

Estas galletas son ideales para merendar y para el desayuno, así que solo puedo animarte para que las prepares.

Ingredientes:

  • 350 gr de harina de repostería
  • 160 gr de azúcar moreno
  • 240 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de levadura Royal
  • 2 huevos talla M
  • 180 gr de perlas de chocolate blanco
  • 100 gr de frambuesas
  • 1 cucharadita de café de esencia de vainilla

Elaboración con robot:

Para empezar precalienta el horno a 180ºC.

Pon todos los ingredientes en el robot con el accesorio de amasar/triturar durante 2 minutos y a velocidad 7.

En una bandeja de horno con papel sulfurizado y con ayuda de una cuchara, ves poniendo montoncitos de masa no muy grandes. Al hornearse se expanden bastante y por ese mismo motivo separa bastante las unas de las otras, sino se te quedaran pegadas entre ellas.

Finalmente hornea durante 20 minutos. Verás al finalizar el tiempo que están blandas, pero las has de dejar enfriar sobre una rejilla y se endurecerán.

Elaboración sin robot:

Para empezar precalienta el horno a 180ºC.

Mezcla el azúcar con la mantequilla hasta conseguir una textura cremosa y lisa, ayúdate con unas varillas. Añade los huevos y la vainilla, sigue incorporando. Tamiza la harina y la levadura sobre la mezcla anterior e integra hasta conseguir una masa lisa y homogénea.

Añade las perlas de chocolate blanco, las frambuesas limpias y mezcla bien.

En una bandeja de horno con papel sulfurizado y con ayuda de una cuchara, ves poniendo montoncitos de masa no muy grandes. Al hornearse se expanden bastante y por ese mismo motivo separa bastante las unas de las otras, sino se te quedaran pegadas entre ellas.

Finalmente hornea durante 20 minutos. Verás al finalizar el tiempo que están blandas, pero las has de dejar enfriar sobre una rejilla y se endurecerán.

ESFERIFICACIÓN INVERSA DE YOGURT DE COCO SOBRE SALSA DE FRAMBUESAS

ESFERIFICACIÓN INVERSA DE YOGURT DE COCO SOBRE SALSA DE FRAMBUESAS

ESFERIFICACIÓN INVERSA DE YOGURT DE COCO SOBRE SALSA DE FRAMBUESAS

Este postre de esferificación inversa de yogurt de coco sobre salsa de frambuesas además de llamativo, queda realmente delicioso.

La esferificación es una técnica culinaria utilizada grandes cocineros (ver mi artículo Bodega 1900) .

Su presentación es en forma de esferas y tiene una textura blanda por fuera y líquida por dentro. La esfera queda recubierta con una gelatina creada por la reacción de dos compuestos, normalmente alginato sódico (que es un espesante natural procedente de las algas) y una solución rica en calcio (que es la que lleva el alimento).

La sensación cuando lo pones en boca es muy curiosa y sorprendente. Al introducirlas en ella y presionas las esferas, éstas explotan llenando la boca de todo su sabor.

En la esferificación inversa el alginato se le añade al baño en el que se va a introducir el alimento. En este caso, es el yogurt el que contiene un alto contenido en calcio y por ello no tendremos que añadir sales de calcio. Así podéis hacer esta receta con cualquier producto que se os ocurra que lleve calcio como queso, leche, aceitunas y brócoli….

Este postre de esferificación inversa de yogurt de coco sobre salsa de frambuesas ha gustado tanto que he tenido que elaborarlo en casa varias veces. No es una receta complicada, sólo con un poco de paciencia y templanza tendrás unas esferas perfectas.

Ingredientes para la esferificación:

  • 1 yogurt de coco o el sabor que más te guste
  • 150 ml de agua
  • 5 g de Alginato de sodio

Ingredientes para la salsa:

  • 1 bandeja de frambuesas
  • Azúcar (al gusto)

Elaboración:

Primero preparamos el baño para la esferificación inversa, para ello mezclamos el agua con el alginato con una batidora o eléctrica y lo batimos durante 2 minutos. Quedará una mezcla gelatinosa.

Dejamos reposar la mezcla en la nevera una media hora.

Preparamos dos boles anchos, en uno pondremos agua limpia y en el otro pondremos la mezcla anterior de alginato.

Con ayuda de una cuchara de café vamos añadiendo el yogurt en la mezcla de alginato y con ayuda de la cuchara perforada vamos recubriendo cada esfera con la mezcla de alginato. Dejamos actuar unos segundos y retiramos una esfera y la ponemos en el bol de agua limpia, y así sucesivamente hasta gastar todo el yogurt.

Preparamos la salsa de frambuesas. Trituramos las frambuesas junto con el azúcar, no he puesto cantidad de azúcar porque la frambuesa es ácida y hay quien le gusta más o menos dulce. Ponemos la salsa en un colador para retirar las pepitas de las frambuesas y nos quedará una fina salsa.

Para la presentación podemos utilizar cucharas individuales o vasitos individuales. Pondremos la base con la salsa y encima la esferificación. Al comerlas notarás como el yogurt explota en tu boca y te llenará de sabor toda la boca.

HOJALDRE RELLENO DE QUESO CAMEMBERT, NUECES Y MERMELADA DE FRAMBUESAS

HOJALDRE RELLENO DE QUESO CAMEMBERT, NUECES Y MERMELADA DE FRAMBUESAS

HOJALDRE RELLENO DE QUESO CAMEMBERT, NUECES Y MERMELADA DE FRAMBUESAS

Este hojaldre relleno de queso camembert, nueces y mermelada de frambuesas os va a dejar impresionados y es que además de ser una receta fácil y deliciosa, la tendrás acabada en un plis-plas.

Para empezar os diré que teniendo en cuenta la forma de hacerlo, puedes rellenarlo de tantas cosas como se te ocurra, yo hice un hojaldre relleno de setas y jamón en otra versión. Apetecible también ¿verdad?

Y sin más dilación os explico esta deliciosa receta:

Ingredientes:

Para la mermelada:

  • 600 gr de frambuesas
  • 400 gr de azúcar
  • 5 cl zumo de limón 1 cucharada de gelatina (2 g)

Para el hojaldre:

  • 1 lámina de hojaldre (también se puede hacer el hojaldre pero yo en esta ocasión no lo hice)
  • Queso Camembert
  • 1 puñado de nueces picadas
  • Semillas de sésamo
  • 1 huevo batido para pintar

Cuchilla de amasar-triturar

Elaboración:

Comenzamos haciendo la  mermelada: Pon todos los ingredientes en el robot de cocina con la cuchilla de amasar-triturar y mezcla a velocidad 7 durante 10 segundos.

Inicia el programa de postres a velocidad 5 a 105º durante 40 minutos, con el tapón en el ajuste de vapor alto.

Deja enfriar y mientras precalienta el horno a 190º.

Extiende la lámina de hojaldre. Corta el queso por la mitad, dejando dos círculos. Sobre uno de los círculos (ha de ser como si hiciéramos un bocadillo) pon unas cucharadas de la mermelada hasta cubrirlo y unas nueces picadas. Cubre con la otra mitad del queso.

Coloca el queso en el centro de la masa de hojaldre y pinchamos la masa con un tenedor para evitar que suba.

Envuelve el queso con el hojaldre, haciendo pequeñas dobleces hacia el centro del queso y en la última doblez, corta el sobrante que nos servirá para decorar.

Acaba de cerrar y dale la vuelta para que el cierre quede debajo y que con su peso haga presión.

Pon papel sulfurizado en la bandeja del horno y el hojaldre encima.

Bate el huevo y pincela el hojaldre. Con la masa sobrante puedes hacer dibujos para decorarlo y también los has de pincelar  con huevo.

Espolvorea por encima del hojaldre las semillas de sésamo.

Hornea unos 20 – 25 minutos o hasta que adquiera el color dorado que desees. Yo lo he puesto a 200º.