PIPAS DE CALABAZA AL CURRY

PIPAS DE CALABAZA AL CURRY

pipas de calabaza al curry

Estas pipas de calabaza al curry están deliciosas. Generalmente cuando compramos una calabaza, las solemos tirar pero puedes hacerte un delicioso y crujiente snack con ellas.

Las semillas o pipas de calabaza son especialmente ricas en propiedades emolientes, antiinflamatorias, cardiovasculares, antioxidantes y antiparasitarias.

Las pipas de calabaza son conocidas por sus beneficios para cuidar y proteger la próstata y la vejiga. Ricas en ácidos grasos insaturados y antioxidantes, son un gran aliado para prevenir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Otra de sus propiedades es que ayudan a regular el tránsito intestinal, por lo que su consumo en caso de estreñimiento es casi obligatorio.

Al ser un buen estimulante del páncreas, ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, por eso se aconseja en personas que padecen diabetes.

Ingredientes:

Elaboración:

Para empezar limpia bien las pipas de calabaza retirando toda la carne de la calabaza, para ello ponlas en un colador y bajo el grifo de agua, frótalas y retira todos los restos.

En una cazuela añade agua y sal cuando comience a hervir añade las pipas de calabaza. Tapa la cazuela y déjalas hervir durante 10 minutos.

Finalizado el tiempo, cuela las pepitas y sécalas con un papel de cocina para retirar el exceso de agua.

En una bandeja de horno, pon papel sulfurizado y extiende bien todas las semillas. Rocíalas con aceite (puedes poner el aceite en un difusor) añade el curry y la sal (también puedes ponerle otras especias que te gusten).

Coloca la bandeja en el horno y tuéstalas a 180º durante 15 minutos, hasta que queden doradas. Voltéalas cada 5 minutos para que se tuesten bien. Y finalmente extrae del horno, deja que se enfrien un poco y listas para su consumo.

CREMA DE CALABAZA Y ZANAHORIAS

CREMA DE CALABAZA Y ZANAHORIAS

CREMA DE CALABAZA Y ZANAHORIAS

Ahora que ya ha llegado el frío como apetece platos de cuchara como esta crema de calabaza y zanahorias ¿verdad?.

Es una de las cremas que más hago en el invierno porque lleva muchas propiedades y es muy sana.

Entre las propiedades de la zanahoria os puedo decir que es un alimento que estimula el apetito, digestiva y diurética. Además ayuda a regular el ciclo menstrual y activa el proceso del bronceado, alivia los problemas respiratorios y reduce la anemia. Combate el estreñimiento y disminuye el colesterol. Vamos que todo son beneficios y además si le añades la calabaza y sus propiedades todavía lo mejoras.

La calabaza contiene un 90% de agua y muy pocas calorías e hidratos de carbono. En cambio, tiene altos contenidos de fibra. Sus vitaminas son la A y la C principalmente además de las vitaminas E y las del grupo B. Es rica en potasio, calcio, magnesio, hierro y zinc, entre otros. Rica en ácidos linoleico, aspártico, oleigo y palmítico. Finalmente añadir que también es rica en aminoácidos.

Ingredientes:

  • 500 gr de calabaza
  • 300 gr de zanahoría
  • 100 gr de cebolla
  • 150 gr de patata
  • 800 ml de agua
  • 1/2 pastilla de caldo de pollo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso ricotta
  • Menta fresca
  • Pipas de calabaza
  • Semillas

Elaboración de la crema de calabaza:

Pela y corta las verduras en dados. Reserva las pepitas de calabaza para hacer un snack (buscar la receta de pipas de calabaza)

En una cacerola con un chorrito de aceite saltealas durante 10 minutos, añade sal y pimienta al gusto. Después de ese tiempo cúbrelas con el agua y la pastilla de caldo desmigada (si no tienes pastilla puedes ponerle directamente caldo de pollo y sin añadir el agua) tapa y deja cocer durante unos 60 minutos a fuego medio.

Pasado ese tiempo, retira del fuego y tritura con ayuda de una túrmix.

Finalmente dispon en los platos de servir y decora con el queso ricotta, la menta cortada, las pipas de calabaza y las semillas.

 

 

BONIATO RELLENO DE SETAS Y CALABAZA

BONIATO RELLENO DE SETAS Y CALABAZA

BONIATO RELLENO DE SETAS Y CALABAZA

Esta receta de boniato relleno de setas y calabaza te va a encantar, es muy sencilla y deliciosa.

Hacía tiempo que tenía ganas de hacer boniatos, me recuerda a la niñez y a mi madre cuando los asaba en la chimenea de casa junto con las castañas.

Nunca se me había ocurrido poder hacer un plato con él ya que siempre lo he asociado a la parte dulce de una comida, pero después de ver en las redes varias fotos, me he animado ha hacerlo y el resultado ha sido delicioso. Una receta fácil, rápida y tremendamente rica, así que espero que os guste y cada uno se reinvente esta receta.

Ingredientes:

  • 1 boniato
  • 1 tarrina de queso Ricotta
  • Setas variadas al gusto, yo utilicé trompetas de la muerte y rebozuelos
  • Calabaza en dados
  • 1 cebolla
  • Caldo de verduras
  • Pistachos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

Primero asaremos el boniato, para ello lo pondremos en el horno a 200º C, envuelto en papel de plata. La cocción dependerá del tamaño del boniato  sí pesa hasta 300 gramos unos 50 minutos. Si el peso es entre 300 o 500 gramos como fue mi caso yo lo dejé 75 minutos y los de más peso contar unos 90 minutos.  Para comprobar que están bien asados, una vez finalizada la cocción abre la puerta del horno y con cuidado saca el boniato, ha de ceder a la presión, pero cuidado que quemará mucho.

Deja enfriarlo, si quieres puedes hacerlo el día de antes o a primera hora, ya que necesitamos que esté frío para que no deshaga el queso.

Cortaremos una rodaja de calabaza, le quitaremos la piel con cuidado ya que esta bastante dura y haremos dados con la pulpa.

En una cacerola pondremos la cebolla rallada y saltearemos con el aceite hasta que la cebolla quede transparente. Añadiremos las setas limpias, los dados de calabaza y cubriremos con el caldo de verduras. Dejaremos cocer hasta que quede la calabaza blanda y el caldo quede totalmente reducido.

Quitaremos a los pistachos las cáscaras y con ayuda de una mandolina, con mucho cuidado, haremos lascas de pistacho.

Ahora que ya esta todo listo solo falta montarlo. Abre el boniato por la mitad y pon una buena capa de queso Ricotta. Decoraremos con la mezcla de setas y calabaza y pondremos las lascas de pistacho por encima.

Listo para servir!!!

Si te ha gustado esta receta de boniato y quieres hacer alguna más con este ingrediente te dejo esta receta de crema de calabaza y boniato

CHEESECAKE DE CALABAZA Y CHOCOLATE

CHEESECAKE DE CALABAZA Y CHOCOLATE

CHEESECAKE DE CALABAZA Y CHOCOLATE

Esta cheesecake de calabaza y chocolate es espectacular y diferente a lo que has debido de ver hasta ahora. Hace poco he descubierto la combinación de las tartas de queso y las calabazas y me ha resultado una combinación súper interesante. Así que di un paso más y decidí mezclarlo con chocolate a ver que pasaba y me encantó.

Hoy os comparto esta cheesecake de calabaza y chocolate porque sé que no os va a dejar indiferentes. Aprovechar la calabaza en su estación que es cuando mejor esta en su momento dulce y todas sus propiedades.

Ingredientes para la tarta:

  • 500 g de queso Philadelphia
  • 500 gr de calabaza cocida
  • 70 g de harina
  • 100 g de azúcar
  • 100 ml leche evaporada
  • 2 huevos
  • 1/2 sobre de levadura
  • 1 cucharadita de café de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de café de nuez moscada en polvo
  • Cacao en polvo

Elaboración:

Para empezar asar la calabaza en el horno una vez pelada y limpia de pepitas. Triturar hasta obtener un puré y mientras precalienta el horno a 180º.

Bate los huevos junto con el azúcar hasta que quede una mezcla blanquecina, añade el queso y bate bien la mezcla. Añade el puré de calabaza, la leche evaporada, la canela y la nuez moscada. Mezcla todo bien hasta que quede todo bien integrado y una masa lisa.

Ahora tamiza la harina y la levadura sobre la masa y vuelve a mezclar.  Te ha de quedar una crema brillante y sin grumos. Pesa la masa y divide en tres partes, dejas 2/3 con la crema de calabaza y la otra 1/3  la preparas con el cacao en polvo tamizado hasta obtener el color deseado, piensa que luego sube un poquito el color con el horneado.

Pon en un molde los dos tercios de masa de calabaza y en el centro con ayuda de una cuchara pon una línea de masa de chocolate. Con ayuda de la punta de un cuchillo, con punta redonda, mezcla las dos masas haciendo dibujos, cuanto más mezclada quede más bonita se verá.

Finalmente lleva al horno durante 45 minutos a 180º, comprueba con un palillo que la masa esta en su punto. Si ves que sale el palillo manchado de masa déjalo un poquito más hasta que salga limpio.

Dejar enfriar sobre una rejilla y a disfrutarla con un buen café o un té.

Si quieres más recetas de calabaza en la web puedes encontrar varias: cookies de calabaza y chips de chocolate o este tiramisú de calabaza

Tampoco te puedes perder los buñuelos de calabaza o el boniato de setas y calabaza 

TARTA DE QUESO Y CALABAZA

TARTA DE QUESO Y CALABAZA

TARTA DE QUESO Y CALABAZA

Esta tarta de queso y calabaza queda deliciosa, es totalmente diferente a las que he probado hasta ahora. Ya sabéis que tengo pasión por las tartas de queso y no me cansaré de versionarlas.

Esta receta la tendrás que hacer en varios días o en todo un día, ya que lo primero es asar la calabaza y dejar que se enfríe. Después ya puedes montar la tarta y disfrutar de ella.

Ingredientes para la base:

  • 90 gr de galletas maria
  • 40 gr de mantequilla derretida

Ingredientes para la tarta:

  • 700 g de queso Philadelphia
  • 700 gr de calabaza cocida
  • 70 g de harina
  • 100 g de azúcar
  • 100 ml leche evaporada
  • 2 huevos
  • 1/2 sobre de levadura
  • 1 cucharadita de café de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de café de nuez moscada en polvo

Ingredientes para la cobertura:

  • 1 bote de crema agria
  • Azúcar al gusto
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Canela en polvo

Elaboración:

Esta receta la hice en varios días, para ello lo primero que has de hacer es asar la calabaza, después la pelas y la trituras. Deja enfriar completamente, yo la dejé toda la noche.

Para empezar precalienta el horno a 200º.

Mientras tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla derretida. Cubre con la masa resultante la base del molde que vayas a utilizar para la tarta y presiona ligeramente para que quede compacto. Introducir en el horno durante 10 minutos y reservar.

Mientras se enfría la base vamos a preparar la tarta de queso, para ello bate los huevos junto con el azúcar hasta que quede una mezcla blanquecina añade el queso y bate bien la mezcla. Añade la calabaza, la leche evaporada, la canela y la nuez moscada. Mezcla todo bien.

Ahora tamiza la harina y la levadura sobre la masa y vuelve a mezclar.  Te ha de quedar una crema brillante y sin grumos. Añade esta mezcla al molde que ya se habrá enfriado.

Lleva al horno durante una hora a 190º, te ha de quedar los bordes firmes y el centro se moverá un poco, pero no te preocupes que es correcto. Dejar enfriar sobre una rejilla y después a la nevera, yo la dejé toda la noche.

Al día siguiente prepara la cobertura. Para ello mezcla la crema agria con el azúcar y el extracto de vainilla.

Ayúdate de una manga pastelera y una boquilla con el dibujo que le quieras dar a la tarta para decorarla. Esparce por encima la canela en polvo y lista para servir.

risotto de calabaza, menta y almendras

RISOTTO DE CALABAZA, MENTA Y ALMENDRAS

RISOTTO DE CALABAZA, MENTA Y ALMENDRAS

Este risotto de calabaza, menta y almendras es delicioso. Te recomiendo que lo prepares porque es un plato sencillo y el sabor es espectacular.

Ingredientes:

  • 300 gr de arroz carnaroli o arroz arborio
  • 1/2 calabaza
  • 50 gr de cebolla blanca
  • 10 cl de aceite de oliva
  • 900 ml de caldo de ave
  • 30 gr de queso parmesano
  • 15 gr de mantequilla
  • Pimienta y sal
  • Parmesano en lascas
  • Almendras filateadas
  • Menta fresca

Elaboración:

Para empezar corta la cebolla y la calabaza en dados pequeños. Mientras pon a calentar en una olla el caldo de ave a fuego medio.

Añade en una olla el aceite y saltea a fuego medio/alto la cebolla y la calabaza, aproximadamente unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Adereza con un poco de sal y de pimienta.

Añade el arroz en la olla, remueve y baja a fuego medio. Ves añadiendo el caldo de ave ya caliente con un cucharón al arroz. El proceso que has de realizar es remover constantemente el arroz mientras incorporas con el cucharón el caldo poco a poco. Cada vez que añadas el caldo has de esperar a que el arroz lo absorba antes de añadir el siguiente. Este proceso ha de durar unos 16 minutos para que el arroz esté al dente.

Pasados los 16 minutos, añade la mantequilla, el queso parmesano rallado y un poco de la menta cortada directamente con las manos, reservando algunas hojas para decorar. Mézclalo todo y apaga el fuego.

Corrige de sal y de pimienta si es necesario.

Sirve en los platos y decora con las lascas de parmesano, las almendras fileteadas y las hojas de menta reservadas.

En mi web también encontrarás otras recetas de Risotto verde con gambas y su salsa o Risotto de ceps, calabaza y parmesano las dos son deliciosas también.

MINI DONUTS DE CALABAZA Y GLASEADO DE QUESO

MINI DONUTS DE CALABAZA Y GLASEADO DE QUESO

MINI DONUTS DE CALABAZA Y GLASEADO DE QUESO

Si quieres probar un postre diferente no te pierdas estos mini donuts de calabaza y glaseado de queso que te van a encantar.

Ingredientes:

  • 200 gr de calabaza
  • 240 gr de harina
  • 3 cucharaditas de café de levadura Royal
  • 2 cucharaditas de café de canela
  • 80 gr de azúcar moreno
  • 2 huevos tamaño L
  • 35 ml de aceite de oliva suave

Ingredientes para el glaseado:

  • 50 gr de azúcar glass
  • 50 gr de queso Philadelphia
  • Leche
  • 50 gr de nata

Elaboración con el robot:

Para empezar has de asar la calabaza para eso la he puesto en una bandeja en el horno con un poco de aceite, a temperatura 200º hasta que quede tierna y totalmente asada.

Mientras en el robot de cocina con la cuchilla de mariposa bate los huevos a velocidad 5 junto con el azúcar hasta blanquearlos, aproximadamente 5 minutos. A los cuatro minutos añade el aceite por el bocal.

Cambia la cuchilla por la de amasar y añade la calabaza, la harina, la levadura y la canela tamizados a la mezcla anterior y programa a velocidad 10 durante 5 minutos. Te ha de quedar una masa homogénea y brillante.

Precalienta el horno a 180º.

Rellena un molde para donuts con una cuchara y hornea durante 15 minutos.

Mientras prepara el glaseado. Lava la máquina y con la cuchilla mariposa pon todos los ingredientes menos la leche y bate a velocidad 5 durante 4 minutos, al minuto añade un poco de leche y sigue batiendo. Al siguiente minuto mirar la consistencia, no ha de quedar demasiado líquida ni demasiado espesa. Bajar los restos con una espátula y seguir batiendo y rectificando el glaseado con la leche. Si te pasas poniendo demasiada leche te chorrearan los donuts, por lo que rectifica con un poco de queso.

Cuando los donuts estén fríos, sumérgelos hasta la mitad en el glaseado y déjalos sobre una rejilla que terminen de enfriar.

¡Ya tienes listos tus mini donuts de calabaza y glaseado de queso, ahora toca disfrutarlos!

Elaboración sin robot:

Para empezar asa la calabaza, ponla en una bandeja en el horno con un poco de aceite, a temperatura 200º hasta que quede tierna y totalmente asada.

Tamiza los ingredientes secos.

En un bol bate los huevos y el azúcar con unas barillas hasta blanquear los huevos. Añade el aceite y sigue batiendo.

Añade los ingredientes secos y la calabaza triturada (puedes triturarla con la túrmix), mezcla todo bien, ha de quedar una masa homogénea y brillante.

Rellena un molde para donuts con una cuchara y hornea durante 15 minutos.

Mientras prepara el glaseado, para ello tamiza el azúcar y añádelo al queso y la nata. Mezcla hasta que quede una crema lisa, ir añadiendo la leche poco a poco hasta conseguir una consistencia deseada. No ha de quedar demasiado líquida ni demasiado espesa. Si te pasas poniendo demasiada leche te chorrearan los donuts, por lo que rectifica con un poco de queso.

Cuando los donuts estén fríos, sumérgelos hasta la mitad de la masa del donut, en el glaseado y deja sobre una rejilla que terminen de enfriar.

Ya tienes listos tus mini donuts de calabaza y glaseado de queso. ¡¡¡Y ahora toca disfrutarlos!!!

PANACOTTA DE CALABAZA CON GELATINA DE PEDRO XIMÉNEZ

PANACOTTA DE CALABAZA CON GELATINA DE PEDRO XIMÉNEZ

PANACOTTA DE CALABAZA CON GELATINA DE PEDRO XIMÉNEZ

Esta panacotta de calabaza con gelatina de Pedro Ximénez es ideal para hacerla en otoño, un postre diferente, fácil y rápido de elaborar.

La pannacotta es un postre típico de la región italiana del Piamonte (Valle d’Aosta), elaborado a partir de crema de leche, azúcar y también gelatificantes.

El Pedro Ximénez es un vino generoso dulce propio de las regiones vinícolas andaluzas del Marco de Jerez, Montilla-Moriles y Málaga. Está hecho con uva Pedro Ximénez y se realiza a partir de pasas de uvas Pedro Ximénez que han sido secadas al sol.

La combinación de hacer un postre frío, con calabaza que le aporta suavidad y sabor y finalmente el toque de Pedro Ximenez, la hacen única.

Ingredientes:

  • 1 kg de calabaza
  • ½ cebolla
  • 200 ml de nata de cocinar
  • 200 ml de leche
  • 7 hojas de gelatina
  • Medio vaso de Pedro Ximénez
  • Aceite y sal
  • 1 cucharadita de café de canela
  • Agua

Elaboración con robot:

Para empezar corta la cebolla en juliana. Pon en el robot un chorrito de aceite y programa P1 de cocción a 130º, durante 10 minutos.

Añade la calabaza pelada y cortada a dados. Cubre de agua y programa P1 de cocción, 130º, durante 15 minutos.

Retira el agua, pon la sal y la canela. Tritura a velocidad 10 y durante 1 minuto.  Añade la nata y la leche y programa P1 a 130º durante 5 minutos.

Mientras hidratamos seis hojas de gelatina y la que sobra la reservamos. Finalizado el tiempo ponemos las seis hojas de gelatina escurrida en el robot y programa velocidad 5 durante 1 minuto.

Elaboración sin robot:

Para empezar corta la cebolla en juliana y sofríe con un chorrito de aceite. Añade la calabaza pelada y cortada y remueve. Después cubre con agua y déjala cocer unos 15 minutos hasta que veas que la calabaza esta tierna. Escurre el agua, salpimenta y añade la canela. Tritura con la túrmix hasta que te quede una crema y sin grumos.

Añade la nata y la leche y deja que hierva. Mientras hidratamos seis hojas de gelatina y la que sobra la reservamos. Finalizado el tiempo ponemos las seis hojas de gelatina en la crema y con una espátula mezcla bien hasta que se deshaga la gelatina.

Continuación de la receta en los dos casos:

Rellena los vasos y déjalos enfriar en la nevera durante unas 3 horas mínimo.

Hidrata la hoja de gelatina que tenías reservada y cuando la panacotta ya este fría, calienta en el microondas el medio vaso de Pedro Ximénez y añade la hoja de gelatina escurrida. Remueve bien y ahora incorpora la mezcla a los vasitos de panacotta. Finalmente reserva en la nevera hasta la hora de servirlos.

Sugerencias de presentación:

Yo he utilizado los vasos Thermic Glass de Luigi Bormioli, son ideales porque mantienen muy bien el calor o el frío y me funcionan muy bien en cualquier temporada del año. Los puedes encontrar en Gadgets Cocina.

Después los he decorado con crispis de queso y frutos secos, aunque también puedes ponerle alguna hierba aromática y daditos de pan tostado.

 

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE

BIZCOCHO DE CALABAZA Y CHOCOLATE

Este bizcocho de calabaza y chocolate queda realmente bueno, es una combinación de sabores que se complementan muy bien. Ahora que estamos en época de calabazas es el mejor momento para hacerlo y si celebráis el día de Todos los santos o Halloween es una buena opción para la merienda.

Ingredientes para el bizcocho de calabaza:

  • 200 gr de mantequilla pomada
  • 200 gr de azúcar
  • 6 huevos
  • 250 gr de puré de calabaza
  • 300 gr de harina de repostería
  • 20 gr de levadura química
  • Azúcar glass

Ingredientes para el bizcocho de chocolate:

  • 200 gr de chocolate negro para postres
  • 5 huevos
  • 200 gr de azúcar
  • 100 gr de harina de fuerza
  • 250 gr de mantequilla
  • ½ bolsa de levadura Royal

Elaboración del bizcocho de chocolate

Para empezar batiremos los huevos y el azúcar hasta blanquearlos. Derretimos en el microondas la mantequilla con el chocolate negro y se lo añadimos a los huevos. Una vez integrado le añadiremos la harina y la levadura tamizadas. Seguiremos batiendo hasta conseguir una textura brillante, lisa y sin grumos.

Vierte la mezcla en un molde y hornea durante 45 minutos a 180ºC.

Una vez frío el bizcocho, cortaremos el bizcocho en rebanadas gruesas y con ayuda de un cortapastas cortaremos el bizcocho con la forma de pequeñas calabazas. Has de cortar las suficientes como para llenar el molde de plum cake de aproximadamente 26 cms. Los restos que te queden del bizcocho no los tires, siempre puedes hacer unos cake pops o utilizarlos para hacer algún otro tipo de postre.

elaboración del bizcocho de calabaza:

Para empezar limpiaremos la calabaza de las pepitas y la piel y la asaremos o en el horno o en el microondas. Una vez asada, la trituramos en un túrmix y la dejamos enfriar.

Mientras se enfría la calabaza, vamos a poner los bizcochos ya cortados con forma en un molde para Plum Cake a lo largo lo más rectos posible y en el centro.

Trabajamos la mantequilla hasta que nos quede cremosa y le añadimos el azúcar. Batimos hasta que se integren bien los dos ingredientes y después le agregamos un huevo y lo batimos hasta que se integre (este proceso lo has de ir haciendo con todos los huevos).

Agregamos el puré de calabaza y seguimos batiendo hasta que se integre con la masa anterior. Añadimos la harina y la levadura tamizada y seguimos batiendo la masa.

Con cuidado vamos a verter esta masa dentro de molde del Plum Cake y por encima de las figuras que ya habíamos colocado, de manera que han de quedar totalmente cubiertas y teniendo la precaución que el bizcocho crecerá y por lo tanto no llenar el molde hasta arriba.

Introducir en el horno a 180ºC y tiempo unos 50 minutos.

Dejamos enfriar y desmoldamos con cuidado. Termina de enfriar sobre una rejilla y espolvorea por encima azúcar glass.

P.D.: Esta receta de bizcocho de calabaza y chocolate la vi de Ettore Ciocca y no pude evitar hacerla. En internet hay muchas versiones de como hacer este tipo de bizcocho, con diferentes sabores y texturas, pero yo hoy es presento esta que la encontré deliciosa.

CREMA DE CALABAZA CON LIMA Y VIEIRAS

CREMA DE CALABAZA CON LIMA Y VIEIRAS

CREMA DE CALABAZA CON LIMA Y VIEIRAS

Esta crema de calabaza con lima y vieiras queda deliciosa. Es un plato que lo preparo para Navidades y siempre tiene éxito entre los invitados.

Ahora que llega la temporada de las calabazas, es ideal prepararla y además es muy sencilla de elaborar. Las vieiras las puedes encontrar en el mercado y sino en establecimientos de comida congelada también las venden.

Es un plato que recomiendo comer caliente, aunque en verano también puedes elaborarlo.  Además incluso puedes hacer raciones más pequeñas y ponerlo como aperitivo. También puedes preparar la crema con antelación y dejar para el último momento pasar la vieira por la plancha.

Y me voy ya a explicaros la receta que estoy segura que os encantará.

ingredientes:

  • 800 gr de calabaza
  • 1 puerro
  • ½ litro de caldo de verduras o de pollo
  • 125 gr de mantequilla
  • 200 ml de nata de cocina
  • 1 piel de lima
  • 1 trocito de jengibre fresco
  • 16 vieiras pequeñas u 8 grandes
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN con robot:

Para empezar pelamos las verduras y las cortamos en dados. Ponemos el puerro y programamos vel. 12, 20 segundos. Incorporamos la mantequilla y programamos cocción P1, 130 grados, 5 minutos. Añadimos la calabaza, un trocito de jengibre pelado, el caldo, la sal y pimienta. Programa de sopa P1 a temperatura 100º y durante 45 minutos

ELABORACIÓN sin robot:

Para empezar pelamos las verduras y las cortamos en dados. En una olla pon la mantequilla a fuego medio, añade el puerro y la calabaza. Sofríe un poco y añade un trocito de jengibre pelado, el caldo hasta cubrir las verduras, la sal y pimienta. Deja que se cueza todo junto hasta que la calabaza quede tierna, si es necesario añade un poco más de caldo.

EN AMBOS CASOS:

Mientras infusionamos la nata con la piel de la lima en un cazo, llevamos a ebullición y bajamos el fuego al mínimo (aproximadamente a 90º) y lo dejamos reposar durante 15 minutos. Lo retiramos del fuego pasado el tiempo y dejamos infusionar. Colamos y reservamos.

Limpiamos las vieiras y las pasamos por una sartén con un chorrito de aceite. Cuando la verdura ya esté casi cocida, añadimos la nata ya colada a las verduras y dejamos durante 10 minutos más que se cueza.

Emplatamos poniendo la crema, en el centro las vieiras, unas láminas de piel de lima y unos brotes verdes.