SUQUET DE RAPE CON GAMBAS

SUQUET DE RAPE CON GAMBAS

SUQUET DE RAPE CON GAMBAS

Esta receta de suquet de rape con gambas es una interpretación de la clásica receta de suquet de pescado, típico plato catalán, que los marineros elaboraban en el mar. Es una receta fácil de seguir y que siempre tiene éxito, eso sí para hacerla sin prisas para ganar en sabor y en intensidad.

Como todo buen guiso, el chup-chup y dejar que se hagan las cosas a su ritmo, va a tu favor en el resultado final.

Desde luego que va a ser un plato que se va a quedar en casa para repetir algunos domingos, como el de hoy, que para ser el día de la madre ha sido una receta que me puesto en el primer puesto del podium. En casa me pedían que hiciera hoy el arroz de rape  pero como no tenía algunos ingredientes, me he decantado por preparar el suquet de rape con gambas que tenía guardadas.

Y ahora ¿vamos con la receta? Si la haces y te gusta, me encantaría saberlo con un comentario o puntuando esta entrada al final.

ingredientes:

  • 3 colas de rape pequeñas limpias
  • 800 gr de caldo de pescado
  • 3 patatas grandes
  • 500 grs de tomates maduros
  • 1 pizca de Azúcar
  • 4 dientes de Ajo
  • 80 ml de vino blanco
  • 1 picada
  • 1 cucharadita Pimentón dulce
  • Perejil picado
  • Sal y Pimienta negra

elaboración:

Para empezar prepara los ingredientes, pela y trocea los dientes de ajo, reserva. Ralla los tomates y reserva.

En una sartén pequeña pon un poco de aceite de oliva y añade dos dientes de ajo (los otros dos los reservas) . Añade la picada, deja tostar, cuando veas que algo se ha tostado ves retirando, sino se te quemará, no se tuesta a la vez el pan, la almendra y la avellana, así que a medida que veas que se dora, retira y ponlo en el vaso de la túrmix o en un mortero si tienes. Una vez todo tostado, añade perejil picado y machaca o tritura el conjunto hasta que queden como granitos de arena. Reserva para luego.

Trocea las patatas, para ello has de chasquearlas para que así suelten el almidón y espese la salsa. Para ello has de clavar el cuchillo en el tubérculo y apretando hacia arriba desgarraras la patata, resérvalas también.

En una cazuela grande pon un chorrito de aceite de oliva virgen suave, saltea los otros dos dientes de ajos picados que teníamos reservados, deja que doren y añade el tomate rallado. Has de dejar que reduzca unos ocho minutos, ves removiendo de tanto en tanto. Mientras pon el caldo de pescado a calentar.

Agrega a la cazuela el pimentón y remueve rápidamente para evitar que se queme, a continuación añade el vino blanco y deja que se evapore el alcohol.

Añade las patatas y ves moviendo para se mezcle todo bien, pon el fumet de pescado en la cazuela también. Añade sal y pimienta y deja cocer el conjunto unos 15 minutos. Puedes añadir un poco de perejil picado.

Finalizado ese tiempo añade la picada a la cazuela y mezcla bien, deja que cueza un par de minutos.

Sazona el rape y añade a la cazuela junto con las gambas. Mueve la cazuela cogiéndola de las dos asas de un lado para el otro.

Prueba cómo está de sal, y si es necesario rectifica de sal y de pimienta. Vuelve a cortar un poco de perejil y añade por encima. Deja que reduzca el caldo aproximadamente 15 minutos y comprueba que la patata pinchándola con un tenedor, si está blanda, ya lo tienes listo. Si no, déjalo un poco más de tiempo.

Antes de servir deja reposar unos diez minutos y ¡ ya la tendrás lista!

 

BOGAVANTE CON ALMEJAS

BOGAVANTE CON ALMEJAS

BOGAVANTE CON ALMEJAS

Esta receta de bogavante con almejas es ideal para preparar cuando tienes invitados o para las fiestas Navideñas. Es una receta muy fácil de preparar y quedas muy bien, ya que el plato es muy gourmet y además es bajo en calorias.

Lo puedes poner de primer plato o de segundo, todo depende del menú que elabores.

ingredientes:

  • 2 bogavantes crudos
  • 250 gr de almejas grandes
  • 1/2 cebolla y tres dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina normal
  • 1 copa de whisky
  • 3 hojas de laurel para la cocción del bogavante
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Pimienta negra y sal
  • Perejil fresco picado

elaboración:

Para empezar cuando compres las almejas, ponlas en agua y sal, nos interesa que escupan toda la arena que puedan tener dentro. Yo las suelo dejar 24 horas y les cambio un par de veces el agua, así me aseguro de que quedan bien limpias.

Al día siguiente lamina los ajos y la cebolla córtala en daditos. Lava los bogavantes y ponlos en una cacerola grande con agua, sal y las tres hojas de laurel. Ponlos a fuego fuerte a hervir durante 15 minutos. Una vez hervidos, retira del agua para que no sigan cociendo, córtalos por la mitad a lo largo, para ello, justo donde acaba la cabeza pon la punta del cuchillo y corta en vertical hacia la cola, luego gira el bogavante y corta del final de la cabeza hasta la punta. El agua de la cocción no la tires ya que la usaremos luego.

Calienta en una sartén un chorrito de aceite y un dado de mantequilla. Una vez caliente y deshecha la mantequilla, añade los ajos y la cebolla, saltea hasta que veas que la cebolla ha cambiado de color, es muy importante que no se te quemen los ajos. Añade la harina y remueve todo para que la harina se vaya cociendo y no quede cruda. Añade las almejas y remueve todo el conjunto.

Agrega la copita de whisky y deja que se vaya evaporando el alcohol, una vez evaporado añade los bogavantes y medio vasito del caldo de bogavante. Deja cocer durante 5 minutos a fuego medio,  salpimenta todo el conjunto, pica unas hojas de perejil y añade a la sartén. Una vez finalizado el tiempo ya lo tienes listo, para presentarlo pon en un plato medio bogavante y unas almejas, rocía todo el conjunto con la salsa verde.

Si te gustan las recetas con bogavantes no puedes perderte el arroz de bogavante que queda también espectacular

 

CANELONES DE BERENJENAS RELLENOS DE ESPINACAS

CANELONES DE BERENJENAS RELLENOS DE ESPINACAS

CANELONES DE BERENJENAS RELLENOS DE ESPINACAS

Estos canelones de berenjenas rellenos de espinacas es la última receta que he preparado esta semana y os aseguro que me he enamorado de ella. Me ha gustado tanto que he preparado dos bandejas y han sido vistas y no vistas.

Es una receta muy fácil de preparar que además puedes reinventar con otros ingredientes que tengas en casa.

Si te gustan las recetas con berenjenas has de hacerla, igual que la receta de berenjenas a la parmigiana.

ingredientes:

  • 2 berenjenas grandes
  • 200 gr de ricotta
  • 150 gr de mozzarella
  • 70 gr de queso parmesano rallado
  • 250 gr de espinacas congeladas (dejadas que se descongelen)
  • Sal y pimienta
  • 1 huevo duro
  • Tomate frito casero

ELABORACIÓN:

Para empezar precalienta el horno a 200ºC.

Lava las berenjenas, retira las puntas y córtalas en láminas finas por la parte alargada. En una bandeja de horno pon papel sulfurizado y rocía con aceite y sal.

Coloca en la bandeja las láminas de berenjenas, igual has de hacerlo en dos o tres veces ya que no caben todas. Rocía por encima con aceite de oliva y hornea durante 10 minutos.

Mientras se hornean las berenjenas vamos a preparar el relleno, para ello pon un huevo a hervir en agua caliente. Mientras escurre bien las espinacas para que suelten todo el agua, ponlas en un bol y añade el queso ricotta.

Corta la mozzarella a daditos y añade al bol, añade tres cucharadas de tomate frito, el queso parmesano, la sal y pimienta.

Pela el huevo cocido y córtalo a dados, añádelo al bol. Mezcla todos los ingredientes y reserva.

En una bandeja de horno pon una capa de tomate frito, a continuación coge una lámina de berenjena y por la parte más ancha añade una cucharada del relleno. Enrolla la berenjena para darle la forma de canelón. Dispón la berenjena con el cierre hacía abajo en la bandeja del horno.

Repite la operación con todas las láminas de berenjenas, por encima pon queso rallado. Hornea durante 45 minutos a 180º y cubre la bandeja con papel de aluminio, los últimos 15 minutos retira este papel y deja que se dore el queso.

Ya tienes tus berenjenas rellenas de espinacas listas para servir y disfrutar de ellas.

 

ARROZ DE SALMÓN Y GAMBAS ROJAS

ARROZ DE SALMÓN Y GAMBAS ROJAS

ARROZ DE SALMÓN Y GAMBAS ROJAS

Suelo aprovechar lo que tengo en casa para hacer nuevas recetas, vamos lo que se suele llamar recetas de aprovechamiento y este arroz de salmón y gambas rojas ha surgido así. Había comprado las gambas para hacerlas a la plancha y también tenía salmón que había preparado al papillote y que me había sobrado, así que con esto me decidí hacer un arroz que quedó espectacular.

ingredientes:

  • 300 gr de gambas rojas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate o tres cucharadas de tomate concentrado
  • 1 cebolla
  • 200 gr de arroz bomba
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azafrán
  • La melsa de una sepia
  • 600 ml de fumet de pescado
  • Perejil fresco

ELABORACIÓN:

Para empezar corta la cebolla y el ajo muy finos. Si tiene tomate natural rállalo y si no puedes usar tomate concentrado. También corta el salmón a dados pequeños y reserva.

En la cazuela pon un chorrito de aceite y marca un poco las gambas y el salmón después reserva. En la misma cazuela sofríe los ajos y después añade la cebolla. Cuando la cebolla tenga el color blanquecino, añade el tomate y deja reducir el conjunto. Cuando este reducido añade la melsa de la sepia, para ello ábrela y pon el líquido de su interior.

Mezcla todo lo que tienes en la sartén y añade el arroz bomba junto con la sal. Deja que se cocine un par de minutos y mientras pon el fumet a calentar en el microondas o en otro cazo hasta que comience a hervir o esté muy caliente.

Añade el fumet al arroz y espera que arranque el hervor. A partir de este momento deja cocer durante 18 minutos.

En los últimos 5 minutos añade el pescado y las gambas.

También pica el perejil y añádelo por encima.

Ya tienes listo el arroz, deja reposar un par de minutos y ya puedes servir.

Si te ha gustado este arroz no te pierdas el que hace mi madre Paella de marisco de la abuela Antonia

 

ARROZ CON BOGAVANTE

ARROZ CON BOGAVANTE

ARROZ CON BOGAVANTE

Esta receta de arroz con Bogavante es ideal para prepararla el fin de semana que es cuando disponemos de más tiempo. Como todo arroz, no es difícil de preparar, pero si te aconsejo que para darle un toque especial hagas el sofrito poco a poco, sin prisas, eso te ayudará a ganar en sabor.

Lo bueno que tiene este arroz y diferente a los otros que he preparado, es que no necesita de muchos ingredientes, por lo que te sale más económico de preparar.

Si no eres muy parco en arroces, te recomiendo que siempre compres el arroz bomba, porque te asegurarás que el arroz te va a salir bien.

ingredientes para el arroz con bogavante:

  • 2 bogavantes
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate o tres cucharadas de tomate concentrado
  • 1 cebolla
  • 200 gr de arroz bomba
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 30 gr de pulpa de ñora
  • 600 ml de fumet de pescado
  • Perejil fresco

elaboración:

Para empezar corta los bogavantes por la mitad, para ello quita las pinzas y resérvalas. Ahora coge el cuerpo del bogavante y con un cuchillo grande trocea la cola del bogavante, lo puedes hacer poniendo el cuchillo justo donde acaba la cabeza y cortar en vertical, después gira el bogavante y corta la cabeza en el mismo sentido.

Corta las mitades del bogavante en varios trozos, la cabeza antes de cortarla, quítale el coral (es una especie de sesos que tiene en la cabeza) y reserva.  Retira los intestinos y deséchalos.

Pon las ñoras en agua caliente durante 15 minutos, retira antes sus pepitas.

Corta la cebolla y el ajo muy finos y si tiene tomate natural rállalo y si lo quienes es concentrado de tomate, resérvalo.

En la cazuela pon un chorrito de aceite y marca el bogavante, después reserva. En la misma cazuela sofríe los ajos y después añade la cebolla. Cuando la cebolla tenga el color blanquecino, añade el tomate y deja reducir el conjunto. Cuando este reducido añade la pulpa de ñora. En una esquina con un poco de aceite añade el pimentón con cuidado que no se te queme.

Mezcla todo lo que tienes en la sartén y añade el arroz, deja que se cocine un par de minutos y mientras pon el fumet a calentar en el microondas. Añade el fumet al arroz y espera que arranque el hervor. A partir de este momento deja cocer durante 18 minutos.

En los últimos 5 minutos, mezcla un poco de caldo con el coral que teníamos reservado y emulsiona. Añádelo al arroz.

Cuece las patas del bogavante. Pasados unos minutos, cortamos la cocción de las pinzas en agua fría con hielo y saca la carne. Cuando queden dos minutos de cocción del arroz, añade los trozos de bogavante y la carne que hemos sacado de las pinzas. También pica el perejil y añádelo por encima.

Ya tienes listo el arroz, deja reposar un par de minutos y ya puedes servir.

Si te ha gustado este arroz no te pierdas el que hace mi madre Paella de marisco de la abuela Antonia

 

SALMÓN CON ESPINACAS Y HOJALDRE

SALMÓN CON ESPINACAS Y HOJALDRE

SALMÓN CON ESPINACAS Y HOJALDRE

Esta receta de salmón con espinacas y hojaldre es una receta además de fácil de preparar, tremendamente deliciosa. Yo la he preparado en pleno mes de marzo, pero creo que es una receta ideal también para hacer en cualquier mes del año o incluso como receta de Navidad.

Además también deciros que puedes tener media receta elaborada preparando con antelación las espinacas salteadas, incluso puedes hacerlas el día de antes y al día siguiente solamente montar el rollito de hojaldre y al horno.

ingredientes:

  • 1 masa de hojaldre rectangular
  • 1 lomo de salmón fresco sin espinas y sin piel
  • Espinacas (puedes usar una bolsa congelada que ya están limpias o dos bolsas de las frescas)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 huevo para pintar el hojaldre
  • Sal, aceite y sésamo dorado

elaboración:

Para empezar pon una sartén en el fuego con un chorrito de aceite a calentar. Pela los dientes de ajo y lamina. Saltea los dientes de ajo y cuando ya empiecen a dorarse añade las espinacas. Añade un poco de sal y saltea todo el conjunto.

Repasa el lomo de salmón y comprueba que no quede ninguna espina por dentro, son bastante grandes y con ayuda de unas pinzas puedes sacarlas.

Extiende la lámina de hojaldre y pon en el centro el lomo de salmón, controla que te llega la lámina para cerrar el salmón, sino corta el sobrante y guárdalo para hacer un tartar de salmón.

Pon encima del salmón una capa gruesa de espinacas y cierra la masa de hojaldre por todos los lados. Hazle un pequeño trenzado en los extremos o ayúdate de los dientes de un tenedor para cerrarlo.

Bate un huevo y con ayuda de un pincel, pinta toda la superficie del hojaldre. Añade por encima un poco de sésamo dorado y hornea a 200º durante 25 minutos.

Ya tienes el salmón con espinacas y hojaldre listo, espera un poco que se enfríe y se asienten los jugos y ya puedes degustarlo.

salmón con espinacas y hojaldre
salmón con espinacas y hojaldre

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

HABITAS CON Chipirones Y MENTA

HABITAS CON CHIPIRONES Y MENTA

HABITAS CON Chipirones Y MENTA

Esta receta de habitas con chipirones y menta queda espectacular, además es una receta que tendrás preparada en un momento.  Mi madre solía hacer muchas veces esta receta, pero compraba calamares más grandes y los cortaba en rodajas.

Antes de seguir con la receta quería aclararos que los calamares y los chipirones son lo mismo. En el País Vasco se solía llamar txipirón al calamar de playa de tamaño pequeño, después se fue extendiendo por toda España ese nombre.  Ahora le llamamos chipirones cuando tienen un tamaño pequeño y calamares cuando el tamaño es grande.

Yo he usado habitas en aceite porque no es temporada de habas, pero si lo fuera te aconsejo que las compres frescas porque ganarás en sabor.

Y ahora vamos con esta rica receta que puedes preparar como segundo plato o para picotear como un entrante.

ingredientes:

  • 500 gr de chipirones frescos
  • 2 botes de habitas en aceite
  • 1 manojo de menta fresca
  • 1 cebolla
  • 1/2 vasito de vino tinto
  • Aceite, sal y pimienta

elaboración:

Para empezar limpia bien los chipirones, puedes pedirle a la pescatera que te lo haga o hacerlo tú para ello quita lo que hay dentro de la bolsa del chipirón, verás que salen las tripas. Después quita la pluma, asoma por la bolsa y es transparente. Una vez limpios, reserva.

Pica la cebolla en brunoise (daditos) y pon una sartén con un chorrito de aceite. Dora la cebolla en la sartén, cuando veas que empieza a transparentar añade el vino y los chipirones. Deja que reduzca el vino y se evapore el alcohol.

Mientras pica la menta fresca y reserva. Una vez reducido el vino, añade las habitas que habrás colado previamente para quitar el aceite. Salpimenta el conjunto y añade la menta picada.

Deja que cocine todo el conjunto cinco minutos y ya lo tienes listo para servir.

Si te gusta la recetas con chipirones también puedes probar los chipirones rellenos de pisto.

 

RISOTTO CON BUTIFARRA DE HUEVO Y CALABACÍN

RISOTTO CON BUTIFARRA DE HUEVO Y CALABACÍN

RISOTTO CON BUTIFARRA DE HUEVO Y CALABACÍN

Este risotto con butifarra de huevo y calabacín he de deciros que queda realmente espectacular. La melosidad del arroz con el contraste de la butifarra y el calabacín lo hacen un bocado único.

INGREDIENTES:

  • 300 gr de arroz carnaroli o arborio
  • 1 butifarra de huevo y calabacín Salgot
  • 80 gr de queso parmesano
  • 3 dientes de ajo y una cebolla grande
  • 1 calabacín
  • 1 L de caldo de pollo
  • 250 ml de vino blanco
  • Sal, pimienta y aceite de oliva
  • Cebollino para decorar

ELABORACIÓN:

Para empezar pela la cebolla y los ajos. Pica los ajos y la cebolla rállala. Pon en una cacerola un buen chorrito de aceite de oliva y añade los ajos. Al minuto añade la cebolla y deja que poche todo y se vaya dorando a fuego medio. En otra cacerola mientras, pon el caldo de pollo a calentar.

Mientras corta el calabacín y la butifarra a daditos (guarda algunas rodajas para decorar). Cuando la cebolla y el ajo comiencen a dorarse, agrega el calabacín para que se vayan haciendo poco a poco. Añade un poco de sal y pimienta. Cuando todo coja un tono dorado, añade el arroz y que cueza 3 o 4 minutos sin dejar de remover. A continuación añade el vino blanco y remueve bien el arroz con el resto de ingredientes. Deja que se consuma el alcohol y sigue moviendo.

Cuando reduzca el vino, añade la butifarra cortada y un par de cucharones del caldo caliente. No pares de mover el arroz, porque lo que nos interesa es que suelte todo el almidón. Vas a ir añadiendo el caldo como te he explicado antes, osea un par de cucharones y mover hasta que se consuma, así hasta agotar el caldo.

En este punto pruébalo y comprueba que el arroz esté en el punto exacto de cocción, si ves que te ha quedado duro y ya no te queda caldo, pon a calentar rápidamente un poco de agua y haz el proceso anterior. Retira el arroz del fuego y ralla por encima el queso parmesano, removiendo bien para que se mezcle con el resto de ingredientes y se funda con el calor.

Ya es el momento de servir y si quieres puedes ponerle por encima a cada plato, unas rodajas de butifarra, un poco de cebollino y un poco de parmesano.

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

PINCHITOS MORUNOS

PINCHITOS MORUNOS

PINCHITOS MORUNOS

Si quieres saber como se hacen los verdaderos pinchitos morunos en mi casa no puedes perderte esta receta. Si me seguís en instagram ya debéis de saber que esta receta ha pasado de mi abuela  a mi madre y ahora a mi. Es un clásico en mi familia, recuerdo desde bien pequeña ver a mis abuelos preparar esta deliciosa carne y después se ponían mis tías y mi madre a poner la carne en pinchos de acero.

Cuando ya caía la noche, mi abuelo encendía la barbacoa con carbón en el patio de su casa y poníamos las sillas alrededor del fuego. Mi abuelo o mi tío era el encargado de poner los pinchos y controlar que no se quemaran y después los distribuía para el que ya se había acabo el pincho anterior.

En verano era un clásico hacerlo y la bebida pues self-service cada uno entraba en la cocina y se servía lo que le apetecía. Nos juntábamos entre treinta a cuarenta personas, a veces pienso que éramos más porque además de la familia se venían algunos vecinos.

Si la cosa estaba muy animada, sobretodo entre los más jóvenes, acababa la noche con una guerra de merengues, no os podéis imaginar como nos lo pasábamos.

Ahora todo eso quedó atrás y por suerte he podido recuperar esta receta, que aunque sencilla, para mi es muy significativa, es parte de mi historia y la de mi familia y no quería dejar de compartirla con todos vosotros.

Hoy por primera vez y con esta receta haré un directo en Instagram junto a mi madre, no podéis imaginaros la ilusión que me hace y a ella también, así que si podéis no os lo perdáis a las 19.00 h.

Y sin más os explico ya la receta

ingredientes:

  • Carne de pierna de cordero deshuesado y a trozos (si no tienes cordero puedes usar cerdo
  • Especias morunas, si no las encuentras en el mercado, puedes buscarlas en tiendas árabes o mezclar: comino, cúrcuma, pimienta negra, jengibre en polvo, pimentón dulce o picante.
  • 1 limón
  • Azafrán, ajo y perejil
  • Aceite

elaboración:

Para empezar machaca con el mortero dos ajos pelados. Dispón la carne en una fuente, añade el  perejil y los dos dientes de ajo machacados. Mezcla todo el conjunto, añade la sal (no pongas mucha ya que los condimentos ya tienen sal).

Añade la pimienta y el azafrán,  además agrega como tres cucharadas o cuatro soperas. Mezcla todo el conjunto, abre el limón por la mitad, extrae su zumo y añádelo a la carne. Haz de mezclar de nuevo todo el conjunto hasta que todo esté bien integrado.

Deja reposar la carne durante cinco o seis horas, también puedes dejarlo para el día siguiente guardado en un tupper en la nevera.

Al día siguiente con ayuda de unos pinchos de madera si vas a hacerlos a la plancha, pincha la carne por el lado más largo y deja tres o cuatro trozos por pincho, si lo vas a hacer en barbacoa usa pinchos de alambre.

Si no te gusta el cordero puedes usar carne de cerdo, tiene que ser de la parte del lomo o de la parte de jamón.

Espero que os gusten, y si quieres hacer alguna otra receta de mi madre no te pierdas las croquetas de mi madre.

PINCHITOS MORUNOS

CALAMARES AL AJILLO

CALAMARES AL AJILLO

CALAMARES AL AJILLO

Estos calamares al ajillo puedes prepararlos para hacer una tapa o como plato principal. Uno de los motivos por los que quería preparar los calamares con ajo, es por todas las propiedades que tiene éste. Se le otorgan un poder prácticamente medicinal: compuestos azufrados y otras sustancias que al combinarse, protegen la salud, especialmente los sistemas cardiovascular, respiratorio, digestivo y urinario. Consumir diariamente de uno a cuatro dientes al día, preferiblemente crudos o ligeramente cocidos, permite beneficiarse de sus propiedades tanto para prevenir como para aliviar determinados problemas de salud.

Y ahora ya vamos con la receta:

ingredientes:

  • 500 gr de calamares
  • 6 patatas pequeñas
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de caldo de pescado
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Perejil picado, aceite de oliva, sal y pimienta

elaboración:

Para empezar lava las patatas y cuécelas en agua salda a fuego lento durante unos 25 minutos. Finalizado el tiempo, escurre, deja que se enfríen y trocea.

Limpia los calamares o pide en la pescadería que te lo hagan, retira las plumas interiores y lávalos bien. Corta los calamares en anillas, dejando las patas enteras. Dora las patatas en una sartén con un poquito de aceite y reserva. Pela y trocea el diente de ajo y en esa misma sartén, saltea un poquito y cuando coja color añade el vaso de caldo, el medio vaso de vino blanco y los calamares. Deja reducir el conjunto unos 15 minutos. Finalmente salpimenta, añade perejil picado y las patatas y deja que cueza todo el conjunto tres o cuatro minutos más.

Ya lo tienes listo para servir, mejor servirlo en caliente y a disfrutar de este delicioso plato.

Si te gusta este tipo de plato con calamares, no puedes perderte esta otra receta de calamares a la cerveza. Las dos recetas estoy segura que triunfarán y me encantará saber cual ha sido tu experiencia, así que anímate a dejarme algún comentario si los preparas.