PULPO CON PARMENTIER DE CHIRIVIA

PULPO CON PARMENTIER DE CHIRIVIA

PULPO CON PARMENTIER DE CHIRIVIA

Esta receta de pulpo con parmentier de chirivia la hemos preparado el grupo #pasion4cocinar para el directo que hemos realizado en el hotel Domaine de Riberach de Perpiñan.

La receta es un reinterpretación de la clásica receta que tengo en la web desde hace tiempo de pulpo con parmentier pero esta vez lo hemos acompañado de higos y remolacha cocida, ya que es la temporada de estos productos en Francia.

ingredientes:

  • 100 gr de mantequilla
  • 300 gr de chirivia
  • 1/2 cebolla
  • 2 patas de pulpo cocido
  • 1/2 remolacha cocida
  • 150 ml de nata de cocinar
  • Higos
  • Flor de sal para la decoración
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen
  • 12 vasito de agua

elaboración del pulpo con parmentier de chirivia:

Para empezar pela la chirivia y córtala en daditos. Pica también la media cebolla en dados y en una cacerola con el fuego medio, añade un chorrito de aceite y pocha la cebolla.

Añade la chirivia, el medio vasito de agua, salpimenta y deja que se vaya haciendo la chirivia. Veras que se hace pronto porque al estar todo muy picadito no tarda en cocer. Después de unos 5 minutos, cuando veas que el agua se ha reducido, añade la nata y deja que se cueza todo el conjunto (aproximadamente otros 5 minutos).

Mientras corta la remolacha cocida en rodajas y después córtala a daditos pequeños. Por otro lado, corta el pulpo muy fino, puedes hacerlo con un cortafiambres pero para que te queden perfectos tendrías que tener la pata de pulpo congelada. En este caso yo lo corte a cuchillo lo más finamente posible y respetando los tentáculos.

Finalizado el tiempo de cocción de la chirivia, retirar del fuego y poner lo de la cazuela en un vaso para triturar y con ayuda de la túrmix tritura hasta que te quede como una crema. Si ves que es necesario puedes añadirle más nata para que te quede más líquida.

Para emplatar pondremos una capa de la parmentier de chirivia, encima pondremos las rodajas de pulpo que habremos calentado en una sartén previamente.  Añadiremos los dados de la remolacha con ayuda de unas pinzas de emplatar.

Corta un par de higos en cuartos y ponlos en el centro de cada plato. Finalmente añadir algún brote fresco para decorar, unas escamas de flor de sal y un chorrito de aceite de oliva.

Servir caliente y a disfrutarlo.

Si te ha gustado esta receta de pulpo no puedes perderte la receta del marmitako de pulpo

 

REVUELTO DE MORCILLA DE BURGOS

REVUELTO DE MORCILLA DE BURGOS

REVUELTO DE MORCILLA DE BURGOS

Este revuelto de morcilla de Burgos es un plato ideal para compartir o para ponerlo como aperitivo en tostadas.

La morcilla es un embutido muy arraigado a nuestra cultura gastronómica y además tenemos un excelente producto en muchas provincias, pero esta vez usaremos la tradicional morcilla de Burgos. Este embutido se elabora con una base de sangre del cerdo al que se le añade cebolla o en según qué zonas le añaden arroz, acompañado de otras especias.

ingredientes:

  • 3 morcillas de burgos
  • 8 huevos medianos
  • 40 gr de nata de cocinar
  • 70 gr de aceite
  • Sal y pimienta
  • Cebollino

elaboración del revuelto de morcilla de burgos:

La receta es bien sencilla y rápida de preparar, así que para empezar quítale la piel a las morcillas. Puedes reservar algún trozo para decorar como en la foto.

Pica toda la morcilla con ayuda de un tenedor y pon una sartén al fuego con el aceite. Cuando el aceite esté caliente, añadir la cebolla, rehogar un poco y añadir la nata, la sal y la pimienta. Deja que se cocine el conjunto unos cinco minutos.

Bate los huevos y añádelos a la morcilla, verás que irán cuajando poco a poco, ves cortando la mezcla con la espátula para que no se te forme una tortilla.

Cuando los huevos ya estén cuajados, ponlos el resultado en un bol, pica un poco de cebollino y pónselo por encima.

En una sartén caliente, pon un par de rodajas de morcilla y deja cocinar hasta que quede crujiente. Poner una rodaja en cada plato o bol. Finalmente añade una tostada de pan para decorar y ya puedes servirlo, mejor hacerlo cuando esta caliente, pero si no puedes, reserva tapado con papel film en la nevera y después darle un golpe de micro.

Si te ha gustado esta receta con morcilla y quieres alguna más, no puedes perderte los cigarrillos con morcilla y manzana, otro aperitivo que también triunfa siempre.

 

MOUSSE DE SALMÓN

MOUSSE DE SALMÓN

MOUSSE DE SALMÓN

Esta mousse de salmón es ideal para preparar este aperitivo en verano, es un plato fresquito y muy suave al paladar, por lo que con esta calor apetece muchísimo. También es un aperitivo que puedes prepararlo en Navidades o en una celebración, ya que esteticamente queda muy llamativo.

La receta tiene pocos ingredientes y además es muy sencilla de preparar, así que no hay excusa para no hacerla.

ingredientes para la mousse de salmón:

  • 120 gr de salmón ahumado
  • 180 gr de mascarpone
  • 200 ml de nata para montar (con el 35% de m.g.)
  • Cebollino picado
  • Una lima
  • La piel de un limón
  • Esferas de albahaca para decorar (opcional)
  • Pimienta rosa
  • Sal

elaboración:

Para empezar corta el salmón con un robot de cocina, añade el mascarpone y el zumo de una lima. Mezcla bien todos los ingredientes y reserva.

Monta con un robot de cocina la nata, para ello recuerda que tienes que tener los accesorios muy fríos y limpios de grasas. Uno de los trucos que yo uso es poner en el congelador un rato la nata y también el bol del robot y la cuchilla de montar la nata, de esta manera se monta en muy poco tiempo.

Cuando la montes vigila que no se te pase porque se puede convertir en mantequilla, es mejor que la vayas controlando y cuando veas que ha montado parar el robot.

Mezclar la nata montada con la preparación anterior reservada de salmón, hacerlo poco a poco con movimientos envolventes.

Pon la mezcla en una manga pastelera con una boquilla rizada y rellena los vasitos.

Pica el cebollino y corta la piel del limón en tiras muy finas. Decora los vasitos con el cebollino picado, la piel del limón, un poco de pimienta rosa y unas esferas de albahaca.

Guarda en la nevera una hora y ya los tendrás listos para servir.

Si buscas más aperitivos con salmón no te pierdas la receta de los raviolis de salmón .

 

CHAMPIÑONES RELLENOS DE ARROZ

CHAMPIÑONES RELLENOS DE ARROZ

CHAMPIÑONES RELLENOS DE ARROZ

Estos deliciosos champiñones rellenos de arroz es una receta de aprovechamiento, si haces el fin de semana arroz o paella y sobra, no lo tires y prepara esta receta, ya sabes que aquí no se tira nada de nada, así que vamos a intentar darle siempre una vuelta a los platos para no tirar nada a la basura.

La receta es la mar de sencilla, así que solo necesitáis muy pocos ingredientes y la elaboración todavía lo es más, así que no tenéis excusa para no preparar este plato. Además deciros que cuando lo preparé en casa me pusieron una cara rara cuando les dije que era arroz de paella, pero después les encantó, así que ya os digo que pienso volver a prepararlos o rellenar otras verduras con las sobras del arroz, y es que cuando preparo arroz siempre me gusta echarle un puñado de más por si alguien quiere repetir.

ingredientes:

  • Una bandeja de champiñones grandes
  • Las sobras de una paella o arroz
  • Queso rallado
  • Oregano
  • Pimienta y sal
  • Aceite de oliva

elaboración de los champiñones rellenos de arroz:

Para empezar limpia bien los champiñones para quitarles toda la tierra que llevan, corta la parte que esta en contacto con la tierra. Quítale el pie a los champiñones y quédate solo con la parte del sombrero. Pero no tires el pie, recuerda que aquí no se tira nada.

Con el pie tienes varias opciones, o lo picas pequeñito, lo salteas y lo mezclas con el arroz o si no quieres incorporarlos guárdalos para hacer una crema, un sofrito para macarrones o incluso puedes congelarlo para usarlo después con pizzas.

A continuación pon los champiñones en una bandeja de horno, salpimenta y ponles un poco de aceite de oliva. Hornea a 180º durante 20 minutos.

Finalizado el tiempo, rellena los champiñones con el arroz, si el arroz tiene marisco, puedes córtalo a trozos más pequeños para que te quepa mejor el relleno.

Finalmente añade queso rallado y un poco de orégano. Introduce en el horno hasta que el queso se derrita.

Ya tienes listos tus champiñones rellenos de arroz y si quieres más recetas de aprovechamiento te traigo otras ideas como este arroz de salmón  o las croquetas de bacalao .

 

ALMEJAS A LA MARINERA

ALMEJAS A LA MARINERA

ALMEJAS A LA MARINERA

Hoy os enseño a preparar una clásica receta en casa con almejas a la marinera. No sabría decirte cuantos años hace que la preparo pero sí, que es uno de los aperitivos más resultones que hay, ya que la receta es muy fácil de preparar y no necesitas muchos ingredientes.

Es importante que cuando compres las almejas las pongas en agua y sal durante por lo menos un día, yo suelo dejarlas un par de días, cambiando el agua por lo menos dos veces al día. Nos interesa que toda la tierra que pueda tener la almeja la vaya soltando.

Yo suelo usar almejas grandes porque me gustan mucho, pero esta misma receta puedes usarla para cualquier otro molusco.

ingredientes:

  • Almejas
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla grande
  • Perejil
  • 1 cucharada de pan rallado
  • Aceite
  • 1 copa de vino blanco
  • Zumo de medio limón
  • Caldo de pescado (opcional)

elaboracióN:

Para empezar limpia las almejas entrechocándolas entre sí para que suelten lo que pueda quedar de arena.

Pon en una sartén con medio vaso de agua las almejas y deja que se abran a fuego vivo. A medida que se vayan abriendo, trasládalas a una cazuela de barro. Vierte encima el líquido que han soltado durante la cocción, colándolo para que no caigan impurezas.

En otra sartén echar dos o tres cucharadas de aceite. Rallar la cebolla y cortar el ajo a daditos. Añadirlos a la sartén y dejar que se pochen. Cuando ya cambien de color, añadir el perejil muy picado.

Incorpora una cucharadas de pan rallado, remueve y deja que se tuesten ligeramente.

Añade la copa de vino blanco junto con el zumo de medio limón, dar un ligero hervor y añadir un poco de agua o de caldo de pescado si es necesario, o si ves que queda muy espesa la salsa.

Finalmente vierte la salsa sobre las almejas, deja que hierva todo el conjunto y si es necesario añade un poco más de caldo.

Ya tienes tu plato de almejas a la marinera preparado, puedes añadirle por encima un poco de perejil picado.

Si quieres más recetas para preparar un rico aperitivo no te pierdas las cigalitas encebolladas y el buey de mar gratinado

 

HIGOS, QUESO BRIE Y JAMÓN IBÉRICO

HIGOS, QUESO BRIE Y JAMÓN IBÉRICO

HIGOS, QUESO BRIE Y JAMÓN IBÉRICO

Hoy os enseño una fácil y deliciosa receta de higos, queso brie y jamón ibérico. En si la receta no tiene nada de especial solamente montarlo y al horno, pero el resultado es delicioso. Yo soy muy amante de los higos, por lo que siempre me va bien ponerlo en una receta de postre o en este caso combinando el dulce y el salado.

Los higos me traen recuerdos de mi infancia, ya que mis padres tenían una casa en el campo y tenían una gran higuera. En esta época, ayudábamos a mi padre a recoger los higos maduros y tal cual como los cogíamos, nos los íbamos comiendo. Imaginaros lo dulces que eran, solo de pensarlo ya se me hace la boca agua.

Para hacer esta receta, intentar coger higos que no estén muy maduros, para que te aguanten bien a la hora de pelarlos y la horneada.

Y ahora vamos con la receta, que estoy segura que os va a gustar.

INGREDIENTES:

  • 1 bandeja de higos o brevas
  • Queso brie
  • Jamón ibérico
  • Miel
  • Hojas de menta

elaboración de la receta de higos, queso brie y jamón:

Para empezar con la receta, vas a quitarle la piel a los higos, hazlo con cuidado porque si están muy maduros se te romperá la carne.

Hazles una cruz pero sin llegar a la parte inferior del higo y estira un poco de cada punta del higo para que te quede la forma como de una flor y te deje espacio en su interior.

Quítale al queso brie la corteza exterior y quédate solamente con el interior. Este punto lo has de hacer cuando el queso esté frío del frigorífico, así podrás manipularlo mejor. Corta tantas rodajas como higos tengas y ponlas en el interior.

Finalmente rodea cada higo con un par de lonchas de jamón.

Por encima ponle un poquito de miel y hornea a 180º unos quince minutos. Procura que no se queme el jamón y que el queso quede derretido.

Y ya tendrás tu receta lista para servir, añade unas hojitas de menta y a disfrutar.

consejos:

  • He usado queso brie pero podéis usar cualquier queso que se pueda fundir y que os guste. Lo mismo digo con el jamón ibérico, si prefieres puedes ponerle beicon que también le queda muy bien.
  • Si te gustan las recetas con higos no te pierdas estas otras recetas de galette de higos y queso de cabra o la ensalada de calabacín con higos

 

ZAMBURIÑAS A LA GALLEGA

ZAMBURIÑAS A LA GALLEGA

ZAMBURIÑAS A LA GALLEGA

Esta receta de zamburiñas a la gallega generalmente se hace con vieiras pero yo lo he querido cambiar un poco por estas zamburiñas que tenían frescas en la pescadería. Puedes comprarlas también congeladas tanto las zamburiñas como las vieiras y prepararlas de igual manera.

Este plato lo puedes preparar en verano como hice yo o sino puedes hacerlo en Navidades, que estoy segura que va a triunfar.

ingredientes:

  • 6 vieiras
  • Virutas de jamón
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Pan rallado
  • Un par de cucharas de tomate concentrado
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva

elaboracióN:

Para empezar comprueba que las vieiras estén limpias y no tengan tierra, generalmente en la pescadería te las venden ya limpias, pero sino ponlas en agua y sal una hora y ves cambiando el agua para que suelten la arena, si es que tuvieran.

Pela y trocea el ajo y la cebolla. En una sartén con un chorrito de aceite añade el ajo y la cebolla y a fuego bajo ves rehogando, añade el vino blanco y deja que reduzca el alcochol.

Después añade el tomate concentrado y deja que se integre toda la mezcla. Finalmente añade el jamón y deja que todo se integre. En ese punto pon las vieiras en la sartén con la carne tocando todo el sofrito, deja que se cocine un minuto y después les das la vuelta y otro minuto.

Saca las vieiras y ponlas en una fuente de horno. Precalienta el horno a 180º.

Añade el sofrito encima de las vieiras con ayuda de una cuchara. Encima añade una capa de pan rallado y ya puedes hornearnas. Déjalas unos 12 minutos y comprueba si el pan rallado ha quedado dorado y crujiente.

Sácalas del horno y por encima ponle un poco de perejil picado.

Ya tienes tus vieiras a la gallega listas para consumir.

Si te ha gustado este plato para el aperitivo, te dejo estas navajas en vinagreta que también quedan espectaculares.

 

GALETTE DE VERDURAS

GALETTE DE VERDURAS

GALETTE DE VERDURAS

Esta galette de verduras es un plato súper fácil de preparar y que te permite aprovechar aquellas verduras que ya empiezan a estar un poco pochas y quieres darles salida.

Yo he usado lo que tenía por casa, pero tú puedes variarlo con lo que tengas en la despensa o con las verduras que a ti te gusten.

ingredientes:

  • 1 masa brisa
  • Tomates cherrys
  • 1 calabacín
  • Cebolla
  • Azúcar moreno
  • Piñones
  • Aceite, sal y sésamo dorado
  • 1 huevo

elaboración:

Para empezara con ayuda de una mandolina corta la cebolla, ponla en la sartén con un poco de aceite y sofríela. Cuando empiece a cambiar de color añade una cucharada de azúcar moreno y deja que a fuego lento vaya caramelizando, para ello ves moviendo de vez en cuando para evitar que se te queme.

Por otro lado corta el calabacín con la mandolina en finas rodajas y reserva. Corta los tomates cherrys por la mitad y reserva.

Precalienta el horno a 180ºC y pon los piñones en un vaso con agua.

Saca la masa brisa de la nevera y ponla en una bandeja de horno, ahora pon una capa de calabacín tal y como ves en la foto, dejando espacio por los bordes para luego poder cerrarlo.

A continuación pon encima la cebolla caramelizada y distribuye. Encima de la cebolla pon los tomates cortados. Añade por encima sal y pimienta recién molida.

Saca los piñones del agua y distribuye por encima de la galette. Cierra la galette hacia dentro y que cubra los extremos de la verduras.

Bate un huevo y con ayuda de un pincel pinta la masa. Añade por encima de la masa un poco de sésamo dorado y ya la tienes lista para meter en el horno.

Hornea durante 25 minutos o hasta que veas que la masa ha quedado dorada.

Ya tienes tu galette de verduras lista para servir.

Si te ha gustado la galette, no te pierdas la versión dulce con esta galette de higos y queso de cabra.

ENSALADA DE HIGOS Y CALABACÍN

ENSALADA DE HIGOS Y CALABACÍN

ENSALADA DE HIGOS Y CALABACÍN

Ahora que ya empieza a hacer calor apetecen platos como esta ensalada de higos y calabacín, una receta fácil que además te permitirá hacer en un momento y con una presentación la mar de bonita.

Puedes añadirle todos los ingredientes que te apetezcan a esta ensalada ya que da mucho juego, así que aprovecha lo que tengas en la despensa para hacer tu propia versión.

ingredientes:

  • 1 calabacín
  • Brotes de lechuga variados
  • Tomates cherrys
  • Higos maduros
  • Piñones
  • Queso parmesano
  • Aceite, sal, miel y vinagre

ELABORACIÓN DE LA ENSALADA DE HIGOS Y CALABACÍN:

Para empezar prepara la vinagreta de miel, para ello pon en un cuenco miel, una pizca de sal y un chorrito del vinagre, ves añadiendo el aceite y moviendo con unas varillas hasta emulsionar la mezcla.

Por otro lado, corta el calabacín a lo largo con ayuda de una mandolina, añádeles un poco de sal, por ambos lados, pon un par de láminas dentro de un aro de emplatar, presiona un poco las puntas o si quieres puedes poner unos puntos de miel para pegar las puntas (la idea es que cuando quites el aro no se te desmorone todo).

En un bol pon los brotes de lechuga variados, los tomates cherrys cortados por la mitad, un puñado de piñones, una de las láminas de calabacín cortado a dados y haz lascas de queso parmesano. Mezcla todo bien y ponlo en el centro del aro de emplatar.

Retira el aro de emplatar con cuidado para que no se desmonte todo.

Corta los higos en cuartos y ponlos por encima para decorar o en el lado.  Ahora ya solo te queda añadirle la vinagreta que hemos preparado por encima y ya puedes servirlo.

Si te ha gustado este plato sano y delicioso, puedes preparar también una de las clásicas recetas catalanas, la ensalada de xató.

 

CROQUETAS DE JAMÓN

CROQUETAS DE JAMÓN

CROQUETAS DE JAMÓN

Estas croquetas de jamón has de tener que probarlas, te aseguro que quedan espectaculares, un aperitivo ideal para preparar de manera sencilla.

Es una receta tradicional en casa, las hace mi madre y yo he aprovechado para prepararlas con ella.

INGREDIENTES para las croquetas de jamón:

  • 250 gr de jamón
  • 1 cebolla
  • 6 0 7 cucharas soperas de harina
  • Leche entera
  • Pan rallado
  • Huevos
  • Aceite de oliva suave o de girasol
  • Sal

ELABORACIÓN:

Empieza pelando y rallando la cebolla. En una sartén pon la cebolla y sofríe.

Añade la harina y tuesta junto a la cebolla, no dejes de moverla, evitaras que se queme.

Cuando ya tenga un color doradito, añade la leche hasta que la pasta este dura.

Ahora añade el jamón que lo cortaras en daditos, mezcla todo el conjunto.

Guarda la masa en un plato hondo o un bol y tápalo con film de tal manera que el film toque la masa para evitar que se ponga dura. Has de dejar enfriar la masa, así que por la tarde puedes hacerlas o dejarlas en la nevera hasta el día siguiente.

Una vez fría la masa, pon en un plato el pan rallado, en otro plato hondo bate el huevo.

Con ayuda de dos cucharas coge una cucharada de la masa y boléala hasta que tenga la forma deseada, alargada o redonda. También puedes hacerlo con las manos.

Pasa la croqueta por el huevo batido y después por el pan rallado. Ves poniendo todas las croquetas rebozadas en otro plato hasta acabar la masa.

En una sartén con abundante aceite pon a freír las croquetas, ves dándoles la vuelta y cuando ya estén doradas por todos los lados.

Finalmente pon en un plato cubierto con papel absorbente las croquetas ya doradas, de esta manera irán expulsando el aceite sobrante.

CONSEJOS:

Si haces muchas no hagas una pila con ellas, ponlas en diferentes platos porque necesitan expulsar el aceite que te comentaba antes.

Déjalas reposar un par de minutos para que la masa se asiente y comer calientes.

Ponles una lámina pequeña de jamón encima y pínchalas con un palillo.