MERMELADA DE PIMIENTOS ROJOS

MERMELADA DE PIMIENTOS ROJOS

MERMELADA DE PIMIENTOS ROJOS

Hacer una buena mermelada de pimientos rojos casera, es más fácil de lo que te puedes creer y el resultado es excelente, apúntate la receta y hazlo tú mismo en casa, ya verás como te animarás a prepararte tus mermeladas y no volverás a comprarlas.

Con esta receta te saldrán dos botes de 250 ml cada uno, si quieres más cantidad solamente has de doblar los ingredientes.

ingredientes:

  • 1/2 kg de pimiento rojo.
  • 200 gr de azúcar blanco
  • el zumo de 1/2 limón
  • 80 ml de agua

elaboración:

Para empezar lava el pimiento y córtalo por la mitad, retira las pepitas de su interior y el rabito. Corta el pimiento a dados y ponlos en un cazo junto con el azúcar, el zumo de medio limón y el agua.  Enciende el fuego a temperatura alta y cuando comience a hervir, baja a temperatura media, deja que vaya reduciendo durante 40 minutos, si ves que se te evapora mucho el agua puedes añadirle más cantidad.

A los 40 minutos saca del fuego y con ayuda de un túrmix tritura todo. Pon el resultado en unos tarros de cristal y deja que se enfríen totalmente antes de consumir.

Esta mermelada es ideal para acompañar a los quesos, al pescado o a la carne. También puedes preparar la receta que hago cada año por navidad de parmentier con pulpo y mermelada de pimientos .

conservación:

Si quieres hacer conserva de mermelada sigue los siguientes pasos.

  • Para esterilizar: En una cacerola amplia añade agua y pon el fuego fuerte. Cuando llegue a ebullición mete los tarros y las tapaderas vacíos y deja cocer durante unos 10 minutos. Pasado el tiempo deja secar completamente sobre un trapo limpio.
  • Rellenado y conserva: Rellena los tarros con la mermelada, cierra fuete las tapaderas y sumérgelos boca a bajo en el agua hirviendo durante 10 minutos. Pasado el tiempo extrae con cuidado de no quemarte, coloca de nuevo en el trapo pero con el tarro boca abajo y déjalo reposar durante 5 horas.
  • Almacenamiento: Guardar en lugar fresco y seco, podéis ponerle una etiqueta con la fecha y el tipo de mermelada que habéis usado. Cuando se abra el tarro ha de hacer un sonido de vacío, si no lo hace es que no se ha conservado bien y es mejor desecharlo.
PUERROS CON LACON Y SALSA ROUILLE

PUERROS CON LACON Y SALSA ROUILLE

PUERROS CON LACON Y SALSA ROUILLE

Los puerros con lacón pueden ser un primer plato o prepararlos como acompañamiento de otra comida.

Van acompañados de la salsa rouille que proviene de la Provenza Francesca y que se sirve el pan en la tradicional Bullabesa. Es un salsa muy sabrosa y picante cuya base es un clásico alioli al que se le añade pimiento rojo seco para darle color y pimentón picante.

Son ideales para preparar después de las fiestas navideñas y cuidar un poco nuestra dieta, en ese caso podemos suprimir la salsa si lo deseamos.

ingredientes:

  • 4 puerros grandes
  • 700 ml de agua
  • 8 lonchas de lacón
  • Un huevo
  • 3 dientes de ajo
  • 200 ml de aceite suave de oliva
  • Pimiento rojo seco
  • 2 cucharadas de caldo
  • Dos rebanadas de pan sin corteza
  • 1 patata pequeña cocida
  • Pimentón picante
  • Sal
  • Brotes
  • Esferas caviaroli

ELABORACIÓN:

Para empezar con esta sencilla receta, limpia los puerros retirar la parte más verde y cortar en dos la parte blanca. Pon los puerros sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado y añade una pizca de sal y aceite, ásalos a 180º hasta que estén tiernos, el tiempo dependerá de su tamaño, pero con 10-15 minutos con el horno precalentado previamente ha de ser suficiente. También puedes hacerlos al vapor.

Mientras vamos a preparar la salsa, para ello pon en vaso de la batidora el huevo, los ajos pelados sin el germen y una pizca de sal. Bate añadiendo un hilo de aceite, emulsionando hasta que te monte como si fuera un alioli.

Añade la patata cocida, pelada y a trozos, el pimiento choricero, el caldo, la miga de pan y pimentón picante. Tritura todo el conjunto.

Pon la salsa en un plato, envuelve los puerros en el lacón y finaliza decorando con algún brote fresco y unas esferas de caviaroli o si no tienes puedes ponerle unas huevas de pescado.

Si te ha gustado esta receta con puerros sana y rápida no puedes perderte la vichyssoise tradicional

samosas con queso Burgo de Arias, tomates y pesto

SAMOSAS CON QUESO BURGO DE ARIAS, TOMATES Y PESTO

SAMOSAS CON QUESO BURGO DE ARIAS, TOMATES Y PESTO

Estas samosas con queso Burgo de Arias, tomates y pesto es una receta tan sencilla de preparar que vas a querer preparar más de una vez. Este plato es una fusión entre la cocina marroquí por las samosas y la forma de elaborarlas y la italiana por sus ingredientes que me recuerdan a la ensalada caprese.

ingredientes:

  • 1 tarrina (72 gr) de Queso Burgo de Arias Original
  • 2 tomates medianos
  • Un ramillete de albahaca fresca
  • 6 láminas de masa filo
  • 50 gr de mantequilla
  • Sésamo
  • Salsa pesto

Preparación:

– Corta el queso Burgo de Arias Original en daditos y la albahaca fresca en tiras.

–  Parte los tomates por la mitad, retira las pepitas y corta  en daditos

– Mezcla todos los ingredientes con cuatro cucharadas de salsa pesto

– Derrite la mantequilla.

– Extiende una lámina de masa filo y pincélala con la mantequilla, pon encima otra lámina de masa filo vuelve a pincelar y ponla tercera lámina encima. Dobla la masa por la mitad y corta con ayuda de unas tijeras, repite una vez más y te han de quedar cuatro tiras iguales. Repite este paso con las otras tres hojas de masa filo que te quedan.

– En una de las tiras pon en la esquina inferior de la derecha una cucharada del relleno, dobla la masa en sentido diagonal formando un triángulo y sigue hasta llegar al final de la tira.  Corta la masa sobrante y cierra el triángulo con un poco de mantequilla. Repite la operación con el resto de las hojas.

– Unta los triángulos con la mantequilla derretida y espolvorea el sésamo por encima.

– Finalmente hornea a 210º durante 10 minutos y ya tendrás tu plato listo para degustar.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas otra versión de estas samosas con los triángulos de remolacha

CROQUETAS DE CHORIZO Y QUESO

CROQUETAS DE CHORIZO Y QUESO

CROQUETAS DE CHORIZO Y QUESO

El 16 de enero es el día internacional de la croqueta y que mejor manera de celebrarlo que con estas croquetas de chorizo y queso que quitan el sentido. Os aseguro que quedan súper esponjosas y cremosas y como toda buena croqueta, cuanto mejor sea el producto que le añadas más buenas te van a salir.

Generalmente yo les hago un doble rebozado para que la capa exterior quede más crujiente, pero si quieres con una sola capa es suficiente.

Ten en cuenta que la masa necesita enfriarse para que puedas montar bien la forma de las croquetas, por lo que lo ideal es hacerlas por la mañana para montarlas por la tarde, o preparar la masa el día anterior.

ingredientes:

  • 150 gr de tacos de chorizo
  • 150 gr de queso brie o el que te guste
  • 75 gr de mantequilla
  • 1 cebolla pequeña
  • 150 gr de harina
  • 1 litro de leche semi desnatada o entera
  • Pan rallado
  • 3 Huevos
  • Aceite de oliva suave o de girasol
  • Sal, pimienta y nuez moscada (opcional)

ELABORACIÓN:

Empieza pelando y rallando la cebolla. Trocea el chorizo, retira la corteza del queso brie y trocéalo también.

En una sartén pon los tacos de chorizo y sin añadir nada de aceite, saltéalos y resérvalos.

Añade la mantequilla a la sartén y deja que se derrita, incorpora la cebolla rallada y saltea.

Incorpora la harina y tuesta junto a la cebolla, no dejes de removerla, evitaras que se queme.

Cuando ya tenga un color doradito, añade la leche poco a poco dejando que se absorba la leche la harina hasta que se forme la bechamel. Salpimenta y pon un poco de nuez moscada (es opcional). Te ha de quedar una masa brillante y sin grumos.

Retira la sartén del fuego e incorpora el chorizo y el queso, mezcla con una espátula para que se integren bien todos los ingredientes y sabores.

Guarda la masa en un plato hondo o un bol y tápalo con film de tal manera que el film toque la masa para evitar que se ponga dura. Has de dejar enfriar la masa, así que por la tarde puedes hacerlas o dejarlas en la nevera hasta el día siguiente. Mínimo unas 4 horas.

Una vez fría la masa, pon en un plato el pan rallado, en otro plato hondo bate los huevos.

Con ayuda de dos cucharas coge una cucharada de la masa y boléala hasta que tenga la forma deseada, alargada o redonda. También puedes hacerlo con las manos.

Pasa la croqueta por el huevo batido y después por el pan rallado. Ves poniendo todas las croquetas rebozadas en otro plato hasta acabar la masa.

En una sartén con abundante aceite pon a freír las croquetas, ves dándoles la vuelta y cuando ya estén doradas por todos los lados pon en un plato cubierto con papel absorbente de esta manera irán expulsando el aceite sobrante.

Déjalas reposar unos minutos y ya están listas para degustar.

Si eres tan amante de las croquetas como yo, prueba también estas croquetas de calabaza y parmesano.

CORN DOGS AL ESTILO AMERICANO

CORN DOGS AL ESTILO AMERICANO

CORN DOGS AL ESTILO AMERICANO

Estos deliciosos Corn Dogs al estilo americano son deliciosos y la receta es muy fácil de hacer, en pocos minutos tendrás una parte de América en tu mesa. Te aseguro que si te gustan los frankfurts esta receta te va a parecer irresistible y los vas a preparar más de una vez.

Puedes acompañarlos de patatas fritas y de ketchup y mostaza para dipear, pero si prefieres una salsa más saludable puedes acompañarlos de guacamole o de un hummus.

ingredientes:

  • 12 frankfurts
  • 500 ml de leche
  • 1 huevo tamaño L
  • 1 cucharadita de miel
  • 150 gr de harina de trigo + un poco más de harina para rebozar
  • 150 gr de harina de maíz de color amarillo
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • Pimienta
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • Aceite de oliva suave para freír

elaboración:

Para empezar parte los frankfurts del tamaño que desees, te recomiendo que no lo hagas muy grandes para que puedas comerlos en dos bocados.

Rebózalos en harina de trigo y dale unos toquecitos para que suelte el exceso de harina que no necesita.

Inserta un pincho de madera en una de las extremidades de cada frankfurt, sin que llegue al final.

Mezcla en un bol los ingredientes secos : la harina de maíz y la harina de trigo (150 gr de cada una), el azúcar, la sal, la levadura y la pimienta, reserva.

Por otro lado mezcla los ingredientes húmedos: bate el huevo, añade la miel y la leche.  Junta esta mezcla de ingredientes húmedos con la de los ingredientes secos.

Vuelve a mezclar todo bien hasta obtener una masa homogénea.

Pon aceite en un cazo alto que no sea muy grande o enciende la freidora. Reboza los frankfurts en la masa, dale unos toquecitos para que elimine el exceso y fríe en el aceite caliente hasta que el rebozado tome un color dorado. Repite la operación hasta agotar los frankfurts.

Pon un plato con papel de cocina absorbente y deja que eliminen el exceso de aceite poniéndolos encima.

Sirve calientes acompañados de las salsas elegidas.

 

MEJILLONES TIGRES

MEJILLONES TIGRES

MEJILLONES TIGRES

Esta receta de mejillones tigres es la clásica que puedes encontrarte en los bares de toda la vida. No deja de ser otra cosa que unas croquetas que se presentan en la propia concha del mejillón. La receta es súper sencilla y no te a va a llevar mucho tiempo hacerla, así que te animo a que la hagas. Recuerda que como cualquier croqueta, has de dejar enfriar la masa, por lo que puedes hacerla un día y finalizar la receta al día siguiente.

Generalmente compro mejillones que estén más o menos limpios que sólo tenga que quitarles las barbas y que no me den mucho trabajo, en su contra este tipo de mejillones (muchas veces son los de roca) pueden ser mucho más pequeños pero para mí, más sabrosos.

Lo primero que has de hacer es limpiarlos y retirar todas las barbas e impurezas que tenga la concha, después ponerlos con un dedo de agua y sal a hervir hasta que se abran.

ingredientes para la masa:

  • 500 gr de mejillones con concha
  • 1 cebolla pequeña
  • 30 g de aceite de oliva
  • 20 g de mantequilla
  • 50 g de harina
  • 300 g de leche entera
  • 100 gr de nata de cocinar (opcional, sino sustituir por leche)
  • 1 pizca de cayena o picante
  • 1 cda. de salsa de tomate (facultativo)
  • Nuez moscada rallada al gusto
  • Sal al gusto

ingredientes para la fritura:

  • 2 huevos tamaño L
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

elaboración:

Para empezar como te he indicado antes has de limpiar bien los mejillones y ponerlos a cocer. Dejar enfriar un poco (no tiréis el agua, cuélalo y reserva) , saca la carne del mejillón, quítale el pie  y reserva una de las conchas por cada mejillón.

Pica o ralla la cebolla y reserva.

En una sartén pon el aceite y la mantequilla, cuando se derrita la mantequilla añade la cebolla, ponlo a fuego suave para evitar que se te queme, cuando esté transparente añade la cayena o el picante que tengas.

A continuación añade la harina, remueve para que absorba todo el líquido y deja que cueza sin parar de remover un par de minutos, necesitamos que la harina se tueste para que no tenga sabor a crudo.

Añade poco a poco el caldo de los mejillones, hazlo en dos tandas para que la harina lo vaya absorbiendo. Mientras se reduce, mezcla la leche con la nata y calienta en el microondas. Una vez reducido el agua, añade la leche con la nata poco a poco, removiendo para que se forme la bechamel.

Añade sal y la nuez moscada y remueve hasta que la masa te quede ligada. Retira del fuego y reserva.

Pica finamente los mejillones y añádelos a la masa, remueve bien para que se integren. Ahora toca tener paciencia porque hemos de dejar enfriar la masa. Tapa con papel film, de manera que el film toque la masa para evitar que forme una costa y deja enfriar totalmente, yo la dejo sobre la encimera y finalmente la meto en la nevera.

formamos los mejillones tigres:

Una vez la masa fría, coge porciones con ayuda de una cuchara de la medida de cada concha, rellena las conchas hasta agotar la masa.

En un plato hondo batirás los dos huevos con una pizca de sal y en otro plato hondo pondrás el pan rallado.

Pasa cada mejillón por el plato del huevo y después por el del pan rallado. Ves reservando los mejillones hasta acabar de rebozar todos.

Calienta aceite en una sartén, has de poner bastante aceite para que los cubran, también puedes hacerlos en la freidora, pero yo no tengo. Ves introduciendo los mejillones y deja que se doren, una vez dorados ponlos sobre un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Ya tienes tus mejillones tigres listos para servir, yo le pongo un poco de cebollino por encima.

Si te ha gustado esta receta no puedes perderte las deliciosas croquetas de mi madre. 

TOMATES VERDES FRITOS

TOMATES VERDES FRITOS

TOMATES VERDES FRITOS

Esta receta de tomates verdes fritos se llama igual que la famosa y entrañable película. Este plato es típico del sur de Estados Unidos y se hizo famoso gracias a la gran pantalla.

Fannie Flagg escribió la novela inspirándose en una historia familiar. Su tía, Bess Fortenberry, había tenido un pequeño restaurante en Irondale (Alabama, EEUU) durante cuatro décadas en el que se servían sándwiches, pollo frito, okra, pan de maíz y los famosos tomates verdes fritos. El plato lo servían como guarnición o aperitivo.

La receta es bien sencilla y además económica, así que ya verás como te va a encantar.

ingredientes:

  • 3 tomates verdes
  • 250 gr de yogurt natural
  • 250 gr de leche
  • Harina de maíz
  • Pan rallado
  • Sal y aceite

elaboración:

Para empezar lava y corta en finas rodajas los tres tomates. Mezcla el yogurt con la leche en un bol, pon el pan rallado en un plato hondo, en otro palto hondo pon la harina de maíz.

Pon además una sartén con aceite a fuego medio y un plato con papel de cocina encima para que absorba el exceso de aceite. Añade una pizca de sal por encima de los tomates.

Coge una rodaja y remoja en la mezcla de yogurt, después pasa la rodaja por la harina, vuelve a pasar la rodaja por la mezcla de yogurt y finalmente reboza con el pan rallado.

Repite esta operación tantas veces como sea necesario y se gaste todo el tomate. Pon cada rodaja a freír en la sartén hasta que adquieran un color dorado por ambos lados. Después ponlas en el plato con el papel absorbente.

Después ponlos en el plato de presentación y ya estarán listos para servir. Este plato es ideal para acompañarlo con un buen guacamole, te dejo aquí la receta también: NACHOS CON GUACAMOLE Y PICO DE GALLO.

GALLETAS SALADAS DE PARMESANO

GALLETAS SALADAS DE PARMESANO

GALLETAS SALADAS DE PARMESANO

Estas galletas saladas de parmesano salieron espontáneamente al querer hacer otra receta y os aseguro que son unas galletas adictivas. Puedes usarlas como tentempié, como merienda o para acompañar a una tabla de embutidos. Quedan tan bonitas y presentables que hasta para ponerlo como parte del aperitivo de Navidad.

La receta de estas galletas es muy fácil y las tendrás listas en un momento, así que vamos a ella.

ingredientes:

  • 310 gr de harina de repostería
  • 80 gr de mantequilla
  • 250 ml de agua
  • 4 huevos tamaño L.
  • 180 gr de queso parmesano rallado
  • Orégano
  • 1/2 cucharita de sal
  • Nuez moscada

elaboración:

Para empezar en un cazo pon el agua a calentar junto con la mantequilla y la sal. Cuando esté caliente, sin llegar a ebullición, añade la harina tamizada y mezcla bien.

A continuación bate los 4 huevos y añádelos a la masa, vuelve a mezclar hasta que estén totalmente integrados.

Ralla el queso parmesano y añádelo a la masa junto con la nuez moscada. Mezcla de nuevo todo bien y el resultado ponlo en una manga pastelera con una boquilla rizada.

Precalienta el horno a 180º

En la bandeja de horno pon el papel sulfurizado y a continuación pon la manga pastelera con la boquilla verticalmente a la bandeja y haz una espiral con la masa acabando en el centro. Has de dejar espacio entre ellas porque las galletas se expanden y crecen un poquito.

Te llegará la masa para hacer dos bandejas de galletas.

Espolvorea por encima de cada galleta un poco de queso parmesano recién rallado, una pizca de orégano y unos granitos de sal del Himalaya, si no tienes de esta sal puedes ponerle la que tengas por casa o no ponerle.

Hornea durante 20 minutos o hasta que veas que cogen ese color dorado tan bonito. Saca del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla.

Vuelve a repetir la operación hasta agotar la masa totalmente.

Las galletas puedes guardarlas en una caja metálica fuera de las corrientes de aire.

Si te han gustado estas galletas para compartir, te dejo aquí las crackers especiadas que también te gustarán.

GOUGÈRES DE QUESO COMTÉ

GOUGÈRES DE QUESO COMTÉ

GOUGÈRES DE QUESO COMTÉ

Estos gougères de queso comté son espectaculares, es una especialidad gastronómica de la región francesa de Borgoña. Es una mezcla de queso en dados que se ralla y se agrega a la pasta choux caliente. La masa choux es la que se hace para los profiteroles o éclairs.

Son un aperitivo o snack delicioso que te va a enganchar y lo más importante es usar un buen queso, así que como era una receta francesa pensé en el queso comté que me encanta. Ya lo había usado antes en el pan de queso comté y beicon  y entonces ya me conquistó, así que esta es una buena receta para volverlo a utilizar.

ingredientes:

  • 300 ml de leche
  • 140 gr de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 140 gr de harina de repostería
  • 4 huevos de tamaño L
  • 200 gr de queso comté rallado más el que usarás para rallar por encima
  • Orégano

ELABORACIÓN:

Para empezar ralla el queso comté y divide en 130 gr para el interior de los gougères y el resto para espolvorear por encima.

En un cazo pon la leche, la mantequilla y la cucharadita de sal y ponlo a fuego medio, hasta que llegue a ebullición, en ese punto retira del fuego.

Echa de golpe la harina y remueve vigorosamente hasta que la masa se haga una bola y se despegue de las paredes del cazo.

Deja templar unos cinco minutos la masa y después ves añadiendo los huevos de uno en uno, removiendo bien entre uno y otro hasta que la masa los vaya absorbiendo.

A continuación añade el queso rallado y vuelve a mezclar bien.

Pon la masa en una manga pastelera, puedes ponerle una boquilla redonda pero a mí no me hizo falta. Dejé la masa una media hora en la nevera para que la masa estuviera más compacta, pero si no tienes tiempo pruébala a hacerlo directamente.

Precalienta el horno a 180ºC.

Pon en la bandeja de horno el papel sulfurizado, pon la boquilla de la manga a 1 cm de la bandeja y pon una bolita de masa, deja un espacio y vuelve a repetir la operación. Verás que te saldrán unas dos o tres bandejas, dependiendo del tamaño que las hagas.

Una vez que tengas la primera bandeja, pon por encima el queso rallado y un poco de orégano. Hornea durante 25 minutos, después saca del horno y déjalas enfriar encima de una rejilla y sigue con la segunda tanda de gougères.

Ya tienes tu aperitivo perfecto, puedes conservarlos en una caja de galletas.

TARTAR DE ATÚN CON KAKI PERSIMON

TARTAR DE ATÚN CON KAKI PERSIMON

TARTAR DE ATÚN CON KAKI PERSIMON

Este plato es de lo más otoñal aprovechando el producto de temporada como es el kaki, he preparado este tartar de atún con kaki Persimon.

Hace unos días recibí una caja maravillosa de un seguidor @albertochichin que desde la Cooperativa Carlet me hacían llegar a casa. La Cooperativa es una empresa líder en la producción de fruta y kaki en la Comunitat Valenciana.

El calendario de este fruto va desde septiembre hasta febrero y aunque la fruta no se puede comer recién recolectada por su astringencia, ellos te la envían cuando está lista para comer, consiguiendo un fruto dulce, terso y con una sensación muy agradable en boca.

Los caquis tienen una gran cantidad de hidratos de carbono, poseen una elevada concentración de calorías respecto a otras frutas, son ricos en fibra por lo que ayudan a combatir el estreñimiento, ayudan a mantener la piel sana, refuerzan los huesos por su alto contenido en calcio, ayudan a la formación de colágeno por sus niveles de concentración de vitamina C…

Generalmente esta fruta solemos verla en postres o platos dulces, pero yo he querido darle una vuelta e integrarlo en una receta salada. Espero que os guste tanto como me ha gustado a mí.

ingredientes:

  • 400 gr de atún
  • 1/2 aguacate
  • 1 kaki Persimon
  • Salsa de soja
  • Jengibre en pasta
  • 1/2 lima
  • Cilantro
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

elaboración:

Cómo ya os he explicado en otras ocasiones lo primero que teneís que hacer es congelar el pescado entre 24 a 48 horas para evitar el dichoso bichito del anisaki.

Primero de todo, corta a daditos pequeños el atún con ayuda de un cuchillo. Luego, pon a macerarlo con el resto de ingredientes y deja que repose como mínimo media hora, cuanto más tiempo más sabroso te quedará.

Por otro lado corta el aguacate por la mitad, extrae el hueso y con ayuda de una cuchara, ponla entre la cáscara y la carne del aguacate y gira por todo el entorno. Así conseguirás pelarlo con facilidad, a continuación córtalo en daditos y ponlos con el atún.

Pela el kaki Persión y córtalo en dados también y lo integras con el resto de ingredientes.

Deja reposar todo media hora como mínimo tapado con papel film para que no se oxide y en la nevera.

Después usa un aro de emplatar redondo y pon los ingredientes dentro presionando un poquito con una cuchara para que al desmoldar quede la forma deseada.

Y ya lo tendrás listo para servir, os aseguro que os va a encantar.

Si te ha gustado esta receta con atún, te aconsejo que pruebes también el atún con sanfaina

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

CREMA DE ROQUEFORT Y PERAS

CREMA DE ROQUEFORT Y PERAS

CREMA DE ROQUEFORT Y PERAS

Esta receta de crema de roquefort y peras es el aperitivo ideal para preparar en las fiestas de Navidad, ya que tiene el frescor que le aporta la pera y la suavidad de la crema de roquefort, además queda muy bonita la presentación. La elaboración es tan sencilla que no necesitarás de muchos trucos ni aparatos para hacerlo y además son pocos los ingredientes que lleva.

Así que anímate a prepararla sobretodo si te gustan sus ingredientes principales, y si no te gustan ya sabes que puedes sustituirlos por otro similar, por ejemplo si el roquefort no te gusta busca un queso manchego o incluso un queso brie que le aportará más suavidad aún. Lo mismo te digo con la pera, si no te gusta puedes cambiarlo por manzana, melón (en verano) o incluso con los caquis persimon.

INGREDIENTES:

  • 2 peras
  • 150 gr de roquefort
  • 180 gr de queso ricotta
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • Nueces

elaboración:

Para empezar pela una pera y córtala en daditos, un truquito para que no se ponga negra la pera es pasar los daditos por un poco de zumo de limón. Reparte los daditos en el fondo de los vasos de cristal donde vayas a servir el aperitivo.

Pon 120 gr del queso roquefort, el queso ricotta y la nata líquida en un vaso de la túrmix y tritura hasta que quede una crema homogénea. Reparte la crema por los vasitos.

Lava la otra pera y córtala a rodajas finas y después por la mitad, decora cada vasito con tres rodajas de pera. Corta el resto del queso roquefort en dados pequeños y también pica las nueces, decora los vasitos con todo ello.

Guarda en la nevera hasta la hora de servirlo y saca del frigorífico quince minutos antes para que pierda un poco el frío.

Si te ha gustado este aperitivo navideño no puedes perderte pulpo con parmentier 

CREMA DE PATATA CON AJO NEGRO CON SETAS Y SALSA DE HUEVO FRITO

CREMA DE AJO NEGRO CON SETAS Y SALSA DE HUEVO FRITO

CREMA DE AJO NEGRO CON SETAS Y SALSA DE HUEVO FRITO

Si tienes invitados en tu casa y los quieres sorprender, esta crema de ajo negro con setas y salsa de huevo frito te va a hacer triunfar.

Generalmente es una receta que cuando viene a visitarme la familia en Navidades suelo hacer, también algún sábado de aperitivo para los amigos, porque esta receta siempre triunfa.

Los ingredientes son económicos y ¿a quién no les gusta la patata y un huevo frito? Pues si además le añades las setas y el ajo negro ya el sabor se multiplica por diez.

Este plato además te aporta diferentes texturas y sabores, yo creo por eso siempre tiene éxito. La cremosidad de la patata con el toque de ajo, la textura de las setas y la suavidad de la crema de huevo frito, si para finalizar le añades un toque crujiente con algún fruto seco (en mi caso pipas de calabaza) te aseguro que el plato no pasará desapercibido.

INGREDIENTES:

  • 3 patatas (medio kilo aprox.)
  • 1/2 cabeza de ajo negro
  • 100 ml. de leche
  • 60 gramos de mantequilla
  • 1 bote de boletus
  • Aceite de oliva virgen extra
  • huevos
  • Un chorrito de nata liquida
  • Frutos secos, una ramita de tomillo y sal

ELABORACIÓN:

Para comenzar pela y trocea las patatas, ponlas  en el cesto de vapor y programa P1 durante 10 minutos. Si no tienes robot puedes hervir las patatas con la piel en agua salada.

Vacía el agua y pon la cuchilla amasadora con las patatas dentro, añade la mantequilla, la leche y el ajo negro. Tritura y sala si hace falta.

Trocea los boletus y saltéalos en aceite de oliva virgen extra con un poquito de sal.

Para hacer la salsa de huevo frito, fríe dos huevos en abundante aceite, tritúralos con un chorrito de nata, un pelín del aceite de freír el huevo y sal.

Para finalizar pon en vasitos la crema de patata, encima las setas salteadas y la última capa con la crema de huevo frito. Añade pipas de calabaza o frutos secos y unas ramitas de romero.

GALLETAS DE PARMESANO Y NUECES

GALLETAS DE PARMESANO Y NUECES

GALLETAS DE PARMESANO Y NUECES

Estas galletas de parmesano y nueces son ideales para ponerlas en un aperitivo, para acompañar a unos embutidos o como galletas saladas para merendar o a media mañana.

Son de aquellas galletas que no puedes comer solo una, te sabe a poco y necesitas comer una segunda o una tercera, en fin que te voy a contar, lo mejor es que las pruebes y me cuentes que te han parecido.

ingredientes:

  • 80 gr de nueces peladas
  • 80 gr de queso parmesano
  • 200 gr de harina de repostería
  • 100 gr de mantequilla fría troceada
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 huevo
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Orégano

elaboración:

La preparación de esta receta es muy sencilla, para empezar pica las nueces con un robot de cocina, si no tuvieras puedes meterlas en una bolsa de congelar y con ayuda de un rodillo, golpearlas hasta que queden trozos pequeños.

Rallar el queso parmesano y mezclar con las nueces. A continuación cortar la mantequilla en daditos y añadir el resto de ingredientes a la mezcla. Mezclar bien hasta conseguir una especie de tierra granulosa.

Guardar la masa resultante en papel film durante 20 minutos en la nevera. Mientras prelacentar el horno a 180º y poner en la bandeja de horno un papel sulfurizado.

Sacar la masa de la nevera, estirarla y dejarla de un grosor de medio dedo aproximadamente. Con un corta galletas, ves cortando la masa hasta que ya no te quede masa. Puedes ir juntando los retales, volver a estirar y volver a cortar la forma de las galletas. Si ves que la masa te cuesta de manejar porque se te ha calentado, puedes meterla unos minutos en la nevera.

Una vez cortada toda la mesa con la forma deseada, poner en la bandeja de horno, añadir por encima un pelín de sal gruesa y un poco de orégano.

Hornear 15 minutos a 180º, sacar cuando estén un poco doradas, dejar enfriar y servir.

Si te ha gustado esta receta no te pierdas la receta de las crackers especiadas.

SAMOSAS DE CARNE Y VERDURAS

SAMOSAS DE CARNE Y VERDURAS

SAMOSAS DE CARNE Y VERDURAS

Estas samosas de carne y verduras es el entrante ideal para hacer si tienes invitados. Además quiero aprovechar para hablaros de la carne de vacuno y la campaña @haztevaquero y @fansdelvacuno.

En casa suelo cocinar con carne con vacuno ya que me aporta energía en el día a día y me ayuda en el desarrollo mental y físico. Cabe destacar su aporte de vitaminas del grupo B, minerales, como el hierro o el zinc, y proteínas de alta calidad, esenciales para alcanzar una dieta variada y equilibrada.

Además con su consumo ayudo a la explotación de vacuno en un entorno rural, donde además de generar muchos puestos de trabajo, colaboro con el desarrollo sostenible y ayudo a mitigar la despoblación en las áreas rurales.

Otro de los motivos por los que uso esta carne es porque es muy versátil y me permite hacer múltiples recetas, y si sobra ya sabéis reaprovecharla para hacer otra receta, en casa no se tira nunca nada.

Y ahora vamos ya con esta maravillosa receta de samosas de carne y verduras.

ingredientes:

  • 300 gr de carne picada de vacuno
  • 250 gr de zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 5 cl de aceite de oliva
  • 1 cucharada de pimienta molida
  • 10 cl de caldo casero
  • 6 láminas de masa filo
  • Sal
  • 25 gr de mantequilla
  • Sésamo dorado

elaboración:

Para empezar pela las zanahorias, el ajo y la cebolla y cortarlos en dados pequeños. En una sartén pon el aceite a calentar, añade el ajo y la cebolla y deja pochar hasta que la cebolla cambie de color y se vuelva blanquecina.

Añade la carne picada, la sal, la pimienta y el caldo, dejar reducir todo el conjunto 15 minutos y deja enfriar.

Derrite la mantequilla en el microondas. Desenrolla la masa filo, coge una hoja de la masa y pincela con la mantequilla, pon otra hoja de masa filo encima. Corta en cuatro las hojas, hazlo por el lado más largo para que te queden unas tiras alargadas.

Pon en una esquina una cucharada de la mezcla de carne. De la esquina derecha, dobla en sentido diagonal hacia la izquierda, de modo que se encierra el relleno en un triángulo. Dobla de nuevo a lo largo del pliegue superior del triángulo y sigue doblando hasta llegar al final de la tira. Cierra el triángulo con un poco de mantequilla. Si te sobra un poco de pasta, córtala.

Repite la operación con el resto de las hojas de masa filo hasta acabarlas y formar todos los triángulos. Unta los triángulos con mantequilla y espolvorea el sésamo dorado por encima.

Hornea a 200º durante 15 minutos o hasta que veas que se quedan doradas y crujientes.

 

 

 

PULPO CON PARMENTIER DE CHIRIVIA

PULPO CON PARMENTIER DE CHIRIVIA

PULPO CON PARMENTIER DE CHIRIVIA

Esta receta de pulpo con parmentier de chirivia la hemos preparado el grupo #pasion4cocinar para el directo que hemos realizado en el hotel Domaine de Riberach de Perpiñan.

La receta es un reinterpretación de la clásica receta que tengo en la web desde hace tiempo de pulpo con parmentier pero esta vez lo hemos acompañado de higos y remolacha cocida, ya que es la temporada de estos productos en Francia.

ingredientes:

  • 100 gr de mantequilla
  • 300 gr de chirivia
  • 1/2 cebolla
  • 2 patas de pulpo cocido
  • 1/2 remolacha cocida
  • 150 ml de nata de cocinar
  • Higos
  • Flor de sal para la decoración
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen
  • 12 vasito de agua

elaboración del pulpo con parmentier de chirivia:

Para empezar pela la chirivia y córtala en daditos. Pica también la media cebolla en dados y en una cacerola con el fuego medio, añade un chorrito de aceite y pocha la cebolla.

Añade la chirivia, el medio vasito de agua, salpimenta y deja que se vaya haciendo la chirivia. Veras que se hace pronto porque al estar todo muy picadito no tarda en cocer. Después de unos 5 minutos, cuando veas que el agua se ha reducido, añade la nata y deja que se cueza todo el conjunto (aproximadamente otros 5 minutos).

Mientras corta la remolacha cocida en rodajas y después córtala a daditos pequeños. Por otro lado, corta el pulpo muy fino, puedes hacerlo con un cortafiambres pero para que te queden perfectos tendrías que tener la pata de pulpo congelada. En este caso yo lo corte a cuchillo lo más finamente posible y respetando los tentáculos.

Finalizado el tiempo de cocción de la chirivia, retirar del fuego y poner lo de la cazuela en un vaso para triturar y con ayuda de la túrmix tritura hasta que te quede como una crema. Si ves que es necesario puedes añadirle más nata para que te quede más líquida.

Para emplatar pondremos una capa de la parmentier de chirivia, encima pondremos las rodajas de pulpo que habremos calentado en una sartén previamente.  Añadiremos los dados de la remolacha con ayuda de unas pinzas de emplatar.

Corta un par de higos en cuartos y ponlos en el centro de cada plato. Finalmente añadir algún brote fresco para decorar, unas escamas de flor de sal y un chorrito de aceite de oliva.

Servir caliente y a disfrutarlo.

Si te ha gustado esta receta de pulpo no puedes perderte la receta del marmitako de pulpo